“Temacapulín necesita plan de contingencia”

“Temacapulín necesita plan de contingencia” | La Crónica de Hoy - Jalisco

RIESGO. Sus habitantes corren el riesgo de que a futuro, la presa se desborde, advierte académica. Foto: Especial

Luego de que las autoridades han aceptado las determinaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y dejar la cortina de la Presa El Zapotillo en 80 metros, tal cual era el proyecto original, y que no será necesario la inundación de los poblados de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, ahora se deberá hacer un plan de contingencia y riesgo para los habitantes, pues a pesar de esto, los riesgos de un desborde los sigue dejando en estado de vulnerabilidad, advirtió Raquel Gutiérrez Nájera, Presidenta del Instituto de Derecho Ambiental.

Sigue leyendo ““Temacapulín necesita plan de contingencia””

Anuncios

PRONUNCIAMIENTO:   EN RESPUESTA A CONAGUA, AUTORIDADES Y CANDIDAT@S

Temacapulín, Jalisco. 11 de abril de 2018

Las comunidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo hemos sido acusadas como “opositoras al progreso” por el Gobierno Federal y los Gobiernos Estatales de Jalisco y Guanajuato por nuestra lucha contra la Presa El Zapotillo – Acueducto Zapotillo-León. Somos comunidades que hemos resistido durante trece años a los embates de los tres niveles de gobierno demostrando nuestra capacidad de organización por la defensa del territorio y gracias a esto hemos evitado que los gobiernos traidores del PRI y del PAN de Jalisco y Guanajuato dejaran sin AGUA a los Altos de Jalisco y desaparecieran nuestras comunidades.

Gracias a que nos “opusimos al progreso” el agua de la cuenca del Río Verde sigue en Jalisco y seguimos demostrando lo obsoleto de este proyecto de muerte, las afectaciones sociales, ambientales y económicas que el proyecto El Zapotillo ha generado, que son cuantiosas y van en aumento, pérdida de casas, desplazamientos forzosos, más de 3000 hectáreas de tierra cultivable, corrupción y derroche de dinero público, violación a nuestros derechos humanos, 6,000 familias productoras de Los Altos que verían afectadas su fuente de trabajo, pérdida de biodiversidad, daño al abastecimiento de agua subterránea, entre otros.

Por una parte, los gobiernos privatizan el agua, vendiéndola al mejor postor, y por otra han permitido un ECOCIDIO en el Río Verde, debido al saqueo ilimitado por parte de areneros, con concesiones otorgadas por CONAGUA hasta por 30 años que no cuentan con permiso de la PROFEPA, Licencia Municipal, Manifestación de Impacto Ambiental y, a pesar de esto, ninguna autoridad municipal, estatal y federal han hecho nada para detenerlos.

La defensa de Temacapulín, Acasico y Palmarejo inició hace 13 años junto con aliados de todo el mundo, organizaciones, movimientos sociales y especialistas en el tema, dando por resultado el inicio de la REVOLUCIÓN DEL AGUA, donde apostamos por un manejo integral del vital líquido.

El Gobierno Federal y el Gobierno de Jalisco no han tenido la capacidad, ni la voluntad política de realizar programas para la sustentabilidad del agua, como: la captación de agua de lluvia; programas de reparaciones de tuberías; verificar la eficiencia de las plantas tratadoras; cuidado de zonas de recarga; monitoreo y medición en tiempo real del agua – elementos fundamentales para una buena GESTIÓN INTEGRAL DEL AGUA.

Durante estos 13 años de lucha nuestras comunidades han sido testigos de la imposición y de las CONTRADICCIONES TÉCNICAS Y POLÍTICAS de las autoridades. Del discurso y de la defensa de un proyecto original de presa con una cortina a 80 metros de altura acompañado de dos grandes diques para la protección de la comunidad de Temacapulín, sustentado por estudios de nuestros “brillantes” ingenieros de la CONAGUA. Tiempo después, para imponer el proyecto a una altura de cortina a 105 metros estos mismos ingenieros que defendían su proyecto de diques a capa y espada, ahora dudan y lo cuestionan.

Hemos sido testigos de las mentiras de la CONAGUA y de las promesas incumplidas de los gobernadores de Jalisco. Recordamos que el Gobernador Emilio González Márquez se desbordó en promesas para imponer la presa, ofreció casas, escuelas, deportivos, un centro de salud, ante los habitantes de Temacapulín, quienes se opusieron a ceder sus tierras para la construcción del Zapotillo. Sin embargo, el mandatario aceptó: “Si ustedes no quieren la presa, no se hace”. Y agregó: “No voy a ser yo quien incendie Los Altos”.

Qué decir del Gobernador actual que en nuestras comunidades se ganó el apodo de ARISRAJON, el cual prometióLo reitero: Jalisco debe ser el principal beneficiado de las decisiones y no el que las padezca. No vamos a inundar Temacapulín”. Aristóteles Sandoval no solo incumplió su promesa, sino que avaló en todo momento el proyecto con cortina a 105 metros de altura de la CONAGUA. El 29 de junio de 2017 lo defendía, diciendo: “Salvar Temacapulín ya no es una variable asequible”, respaldado por el deficiente y cuestionado estudio de la UNOPS-ONU que nos costó 90 millones de peso.

A menos de un año, al Gobernador se le olvidó el estudio de la UNOPS y, actualmente, respalda y acompaña al Director de la CONAGUA, Roberto Ramírez de la Parra, en su reciente declaración en Jalisco el pasado 27 de marzo sobre el proyecto Zapotillo, en donde el titular de la CONAGUA declaró: “En este momento el tema judicial nos impide llevarlo más allá de 80 metros, tenemos un tema judicial que no nos permite ir más allá”, declaración que no modifica o aporta nada nuevo, pues, somos nosotros, las comunidades, con nuestra lucha quienes tenemos detenida la Presa El Zapotillo, nos asiste la razón, nos asiste el derecho y, frente a eso, la CONAGUA no ha podido continuar con su presa de la muerte.

El discurso demagógico de “salvación a las comunidades” lo escuchamos cada vez que viene el año electoral, han transcurrido los gobiernos de Ramírez Acuña (PAN), Emilio González Márquez (PAN) y Aristóteles Sandoval (PRI), quienes hicieron sendas promesas de protección y respeto a los pueblos y que, finalmente, traicionaron sin más. Ahora, nuevamente en tiempos electorales, volvemos a escuchar las mismas promesas por parte de todos los CANDIDAT@S, y les decimos que ya NO LES CREEMOS, el agua no es un botín político, no es panfleto de campaña.

A todos CANDIDAT@S les decimos que NO vamos a entrar en debates y discusiones sobre la ALTURA DE LA CORTINA, queremos que cambie el paradigma de gestión del agua en el país y en Jalisco. Queremos un nuevo modelo, políticas y programas de gestión integral del agua; que se respeten nuestros derechos humanos; que se reparen integralmente los daños ocasionados; que se audite el proyecto y se finquen responsabilidades.

Queremos que el Río Verde siga corriendo libre. EXIGIMOS EL DESMANTELAMIENTO DE LA PRESA EL ZAPOTILLO. Queremos alternativas sostenibles, que garanticen AGUA PARA TOD@S y AGUA PARA SIEMPRE.

Ya basta de promesas incumplidas, de oportunismo político, pedimos respeto a nuestras comunidades. EXIGIMOS LA CANCELACIÓN DEL ZAPOTILLO, presa de la corrupción, del derroche y de la vergüenza, monumento a la HIDROMAFIA de México.

En estos 13 años de lucha, de resistencia y de propuestas por un nuevo modelo de gestión integral del agua, muchas personas de nuestras comunidades han muerto, llevándose el dolor y la angustia en sus corazones del desprecio de los gobiernos, del despojo e intento de inundación de nuestros pueblos. El pasado 7 de abril falleció nuestra compañera la señora Zenaida Sánchez de 97 años, quien junto con su familia resistió y trabajó por una nueva gestión del agua. Doña Zenaida decía: “No me saldré de mi Temacapulín y si llega el agua allá al pirul, mi árbol, yo sé nadar”. Zenaida se nos adelantó, pero la lucha contra la Presa El Zapotillo sigue viva, antes de morir Doña Zenaida dijo a su familia: “No vendan mis casas”. ¡VIVA DOÑA ZENAIDA, VIVA TEMACAPULÍN!

ATENTAMENTE,

Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo

            Comité de Hijos Ausentes en Guadalajara

Comité de Hijos Ausentes en San Juan Cósala

Comité de Hijos Ausentes en Monterrey

Comité de Hijos Ausentes en EEUU

Colectivo de Abogad@S

Instituto Mexicano Para el Desarrollo Comunitario (IMDEC)

 

Más información en: imdec.comunica@gmail.comQ

Libraría inundación sólo Temacapulín

  • La Conagua anunció recientemente que la cortina de la presa el Zapotillo se dejaría a 80 metros. Foto: Raúl Méndez
  • Batería de presas. El Zapotillo y el Purgatorio obtendría agua del Río Verde. Foto: Especial
Martín Aquino/Mural

Guadalajara, México (30 marzo 2018).- 
Aunque la cortina de la presa El Zapotillo se deje a 80 metros, como anunció la Comisión Nacional del Agua (Conagua), no todos los pueblos en riesgo de inundación podrían estar a salvo.

El 27 de marzo el director general de Conagua, Roberto Ramírez de la Parra, dijo que ante el proceso judicial que enfrenta el proyecto que pretende surtir de agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara y León, Guanajuato, la cortina de la presa quedaría en un tamaño de 80 metros, en lugar de los 105 que se pretendían.
Sigue leyendo “Libraría inundación sólo Temacapulín”

Quieren que se suspenda presa

Seguirán. La pelea jurídica se mantendrá durante la próxima administración. (Foto: Grisel Pajarito)

Los habitantes de Temacapulín, Acasico y Palmarejo no sólo quieren que la cortina de la Presa El Zapotillo se mantenga en 80 metros, sino que el proyecto se suspenda. El abogado Guadalupe Espinoza Sauceda aseguró que mantendrán la lucha jurídica en la siguiente administración estatal.

Sigue leyendo “Quieren que se suspenda presa”

Exigen integridad para el río Verde

Reclamo. Activista exigen que el estado proteja los ríos que corren por la entidad. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Que se detenga la persecución de ciudadanos defensores del agua en Temacapulín recientemente citados por la Fiscalía General del Estado (FGE) al detener la constante extracción de arena del río Verde, se cancele el desplazamiento de personas y se desmantele la presa El Zapotillo fueron las demandas de colectivos activistas a propósito del Día Internacional de Acción en Defensa de los Ríos.

Sigue leyendo “Exigen integridad para el río Verde”

¡Declaración de los Pueblos de Jalisco por Ríos Libres, Limpios y Vivos!

En el primer Encuentro Internacional de Afectados por las Represas, en marzo de 1997 en Curitiba (Brasil), representantes de 20 países declararon el 14 de marzo como el Día de Acción contra la Presas y a Favor de los Ríos, el Agua y la Vida. Con el objetivo de elevar las voces para exigir ríos libres, limpios y vivos en el planeta, y la cancelación de todos los megaproyectos de construcción de presas para generación de energía, riego o abastecimiento de agua que destruyen la naturaleza, que vulneran los derechos de los pueblos, que inundan tierras fértiles, que desalojan y despojan a las comunidades de sus territorios.

En Jalisco, México, celebramos este día desde el año 2004, en oposición a la construcción de la Presa San Nicolás y la Presa de Arcediano – proyectos cancelados – y, actualmente, en rechazo a la Presa El Zapotillo – Acueducto Zapotillo León.

Nuestros ríos representan la sangre y las venas del planeta, reciclan nutrientes, purifican el agua, reabastecen los suelos, controlan inundaciones y son el hábitat del 40% de las especies de peces del mundo. En su trayectoria permiten – entre otros beneficios ambientales – la irrigación natural de valles e infiltración para alimentar acuíferos, fenómenos geohidrológicos del ciclo del agua que llegan a formar flujos de agua subterránea. En algunos casos afloran en manantiales y como fuentes naturales de agua son aprovechados para abastecimiento a poblaciones humanas. En este sentido logran construirse sistemas hidráulicos de captación, conducción y bombeo, como es el caso también de pozos y norias. Así también la formación de lagos y lagunas constituyen un prodigio de la naturaleza que como ecosistemas acuáticos nos ofrecen una riqueza incalculable de biodiversidad.
Sin embargo, las presas han fragmentado y transformado al 60% de los ríos del planeta y ocasionado que el agua, la vida, YA NO FLUYA. La construcción de presas en el mundo ha significado una catástrofe socio-ambiental. En el año 2000 según la Comisión Mundial de Represas existían en el mundo 47,000 grandes presas construidas, es decir, más de la mitad de los ríos del planeta se encontraban represados, provocando el desplazamiento de 80 millones de personas. En México, según el Informe Presas, Derechos de los Pueblos e Impunidad, se han construido más de 4,200 proyectos de presas, provocando el desplazamiento y desalojo forzoso de más de 185 mil personas de todo el país. Estas obras responden a un modelo añejo y obsoleto de manejo y gestión del agua, las presas en el mundo son tecnología obsoleta, en Estados Unidos y Europa, por ejemplo, se están desmantelando y reconstruyendo los cauces de los ríos.
En el estado de Jalisco existen 30 ríos, lamentablemente estos se encuentran:
Contaminados o envenados como el río Lerma, el río Santiago, el río Azul por las sustancias tóxicas que descargan miles de empresas sin regulación ambiental, ocasionando una catástrofe ambiental, enfermedad y muerte en las personas.
Entubados como el río San Juan de Diós debido a las deficientes políticas de gestión del agua impulsadas por las autoridades quienes han borrado la huella y memoria de nuestros ríos.
Impactados por la urbanización desordenada y salvaje como el río Atemajac que desde su cuenca alta peligrosamente urbanizada y en su cuenca media le han entubado para construcción de la plaza comercial Patria (década 70s) y canalizado a cielo abierto hasta verter sus aguas a la barranca del río Santiago.
O corren el riesgo de ser silenciados y represados como el río Verde que se encuentra amenazado por el proyecto Presa El Zapotillo – Acueducto Zapotillo León, presa que pretende llevarse su agua para los empresarios, a costa del despojo e inundación de pueblos y tierras fértiles y sí acaso le llega a la ciudadanía sería a costos muy elevados, es decir se privatizaría.

La lucha por el agua y por la vida de los ríos en Jalisco ha  significado amenazas y criminalización a las y los defensores comunitarios,  como es el caso  de nuestros compañerxs que luchan por el derecho a la salud y el saneamiento integral del río Santiago y las mujeres de Temacapulín en su defensa del río Verde para impedir la extracción de arena, quienes fueron llamadas a declarar de manera ilegal parte de la Fiscalía del Estado de Jalisco, el pasado 6 de marzo sin que estuvieran en el expediente de investigación.

La lucha  por los ríos y contra las presas en Jalisco ha destruido comunidades, identidades, y culturas como el caso de la Presa de Arcediano, en donde a más de 10 años del desplazamiento forzoso no existe justicia y  reparación integral de los daños a la defensora Lupita Lara.
Con la amenaza de la Presa El Zapotillo se incrementó la extracción de materiales del río Verde. Hoy el pueblo de Temacapulín no sólo resiste a la continuidad de ese proyecto de corrupción, sino que se organiza para la defensa socio-ambiental del río Verde y dice no a la explotación salvaje, al saqueo de materiales (arena y piedra) y  a la devastación de la ribera del río.
Exigimos a las autoridades municipales, estatales y federales que clausuren las máquinas que se encuentran actualmente en el río Verde, pues no cuentan con licencias municipales para la extracción de materiales, y obliguen a los areneros a restaurar el daño ocasionado.
Aún con todo este escenario caótico y depredador nuestra apuesta es por la vida, es por el cuidado y preservación de nuestra agua y ríos, muestra de ello es el trabajo que realiza el Colectivo Ciudadano Pro Bosque Pedagógico del Agua quienes trabajan en el cuidado y conservación del agua y el bosque de la ciudad llamado Colomos III, uno de los más grandes manantiales del sistema Los Colomos.

Rechazamos la construcción de más presas en Jalisco como proyectos de solución para la gestión del agua como la Presa El Purgatorio, Los Naranjos, El Naranjo II (Cihuatlán), Presa los Panales, (Cabo Corrientes).

Exigimos el desmantelamiento de la Presa El Zapotillo – Acueducto Zapotillo León por ser una obra plagada de irrregulariades, violación a los derechos humanos y corrupción. ¡Queremos que el río Verde corra libre!

¡Queremos que nuestros ríos Lerma, Santiago, Azul y todos los ríos contaminados corran limpios, vivos y sanos!

Guadalajara, Jalisco. 14 de Marzo de 2018

Declaración de los Pueblos por Ríos Libres, Limpios y Vivos

¡Río para la Vida, No Para la Muerte!

¡Ríos Libres, Pueblos Vivos y Felices!

¡No al Presa El Zapotillo – Acueducto Zapotillo León!