Posts etiquetados ‘Organizaciones Ciudadanas’

Reparten juguetes como superhéroes

Publicado: diciembre 26, 2018 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:

  • Osvaldo Sánchez Ávila (como Black Panther) y Juan Jiménez Ochoa (como El Chapulín) repartieron juguetes en el Centro. Foto: Raúl Méndez
Grupo REFORMA/Mural

Guadalajara, México (26 diciembre 2018).- Vestidos de los personajes de Black Panther y el Chapulín Colorado, el día de ayer, dos integrantes de Henry’s Runners, se dedicaron a hacer felices a niños del Centro Histórico.

Con el propósito de que los pequeños de escasos recursos pasarán una Navidad agradable, Osvaldo Sánchez Ávila y Juan Jiménez Ochoa, quienes forman parte de un grupo de corredores que se distinguen por caracterizarse como superhéroes, repartieron juguetes.

El iniciador de la causa, Osvaldo Sánchez, trabajador y estudiante, vestido de Black Panther, expresó que la idea de entregar juguetes a los niños nació de identificar que hay infantes que no tienen las mismas oportunidades que otros, y fue por eso que se animó a sacar el disfraz, juntar juguetes y regalarlos.

“Decidimos salir a las calles y regalarles un poco de lo que tenemos” expresó.

Juan Jiménez, mensajero, de 52 años, indicó que él fue invitado, por su compañero, y que la idea de su disfraz surgió a partir de que sus conocidos le decían que tenía cara de Chapulín, razón por la que con el traje puesto, deleitó y les sacó una sonrisa a los pequeños.

Juntos, recorrieron zonas como Avenida Juárez, Paseo Alcalde, la explanada de la Catedral de Guadalajara y Plaza Liberación para repartir los presentes a niños que encontraban adosados en el suelo, en compañía de sus padres, o a quienes a los transeúntes les pedían una moneda.

Algunos niños, tuvieron la oportunidad de escoger el regalo que deseaban y otros esperaban que los superhéroes decidieran por ellos.

Al final de la experiencia Black Panther, expresó que al cumplir con la entrega sentía muchos sentimientos encontrados al ver a los niños felices.

“Me quedo con eso, con sus caritas felices, con sus sonrisas”, enfatizó.

Anuncios

El párroco de los marginados

Publicado: diciembre 24, 2018 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:

Luis Herrera/reporteindigo.com

En el corazón de una de las colonias con mayores problemas sociales de la metrópoli de Guadalajara, el padre Alberto Ruiz Pérez encabeza el templo El Refugio, donde ayuda a migrantes, niños y ancianos en pobreza


Alberto Ruiz Pérez es un sacerdote diocesano que trabaja en una de las zonas de mayor marginalidad de la metrópoli de Guadalajara: el Cerro del Cuatro, y cuya labor social lo hace pertenecer a esa ala de la Iglesia Católica que ha hecho de la vocación por los pobres su razón de ser.

Antes de que el fenómeno migrante adquiriera la visibilidad que ahora tiene, particularmente a causa de las últimas caravanas de grandes dimensiones, el padre Alberto fundó en 2011 la Casa del Migrante El Refugio, en la colonia Cerro del Cuatro, en Tlaquepaque, un lugar donde todos los días se atiende a decenas de personas que transitan por la ciudad sin nada para comer ni un lugar donde pasar la noche

Anteriormente, el albergue estaba concentrado en la atención de jóvenes consumidores de drogas; sin embargo, la problemática social imperante en la zona cambió hacia el fenómeno migrante, lo que hizo cuestionarse seriamente al padre Alberto sobre cuál debía ser la misión central del lugar.

“En esa ocasión había aquí ya mucha gente, muchos migrantes y drogadictos en rehabilitación, chavos, y entonces me llegó una familia cuando ya terminé la bendición, ya iba a cerrar el templo, sube las escalinatas del templo una familia, un señor, me acuerdo, con un hijo en su mano izquierda, un niño como de unos tres, cuatro años, y la mamá con un niño como de un año, o menos, en los brazos.

7 años tiene el padre Alberto apoyando a los migrantes “Yo había estado predicando eso, y dije ‘¿cómo voy a dejarlos aquí?’, y pues para mí fue un signo, una señal de Dios que me dijo ‘dedícate a ellos’. En ese momento ya no fui a mi casa, ya no fui a darles el abrazo ni a cenar, y se convirtieron prácticamente en mi familia los migrantes, dije, ‘pues aquí nace la Casa del Migrante’”, relata el sacerdote.

El padre Alberto se considera en su perfil social como un producto de tres grandes experiencias en su vida: la educación como arquitecto tomada en la Universidad de Guadalajara, orientada, dice, a hacer algo por los otros; la formación sacerdotal en el Seminario de Guadalajara, auspiciada por su padre; y el aprendizaje con monseñor Rafael Uribe, quien lleva 50 años trabajando de igual forma por los más necesitados del Cerro del Cuatro, una zona con actividad industrial que la hace destacar por la contaminación atmosférica.

“Nunca pidió (el monseñor) que lo cambiaran a otro lugar, él dijo ‘yo me quedo con los pobres, para atender a los pobres, y viviendo con los pobres’, que es lo más importante, porque uno podría decir yo me voy, vivo en tal parte y vengo y atiendo.

“Si Cristo vino al mundo y se encarnó y se hizo uno igual que nosotros, también el sacerdote tiene que estar aquí, respirar la contaminación, comer lo que se come aquí en el entorno, porque aquí estamos para eso, estamos enfocados y estamos asignados a un lugar para atenderlos, para vivir con ellos, y es lo que trato de hacer”

– Alberto Ruíz Pérez

Sacerdote diocesano

El padre Alberto, hoy de 53 años, nació en Guadalajara pero vivió toda su infancia en Sonora, en lugares como Empalme, donde los migrantes se bajaban de los trenes para pedir comida en los hogares vecinos.

“Nunca se les negó un taco, siempre se les dio comida, yo eso lo aprendí de mi familia desde niño, por eso no veo al migrante como un peligro, porque yo desde niño conviví con los migrantes”, asegura.

La iglesia El Refugio, de la que es párroco el padre Alberto, opera tanto el albergue como un comedor para niños y ancianos en pobreza de la zona, en el que atiende todos los días a cerca de 40 migrantes, el segundo alimenta a 120 personas diariamente, todo con base en donaciones y el voluntariado de familias de la misma área, sin ningún apoyo gubernamental; así también salió avante ante las recientes caravanas en las que llegó a auxiliar a más de 700 individuos en un solo día.

“Estemos abiertos a ayudar al necesitado, en el ancianito, en el enfermo, en el niño de la calle, en la prostituta, en el drogadicto, en el borracho, en quien sea; a que estemos abiertos, siempre dispuestos a mirar con compasión a estas personas”

– Alberto Ruíz Pérez

Sacerdote diocesano

“Yo creo que hay muchas personas que nos necesitan y si Dios nos da la oportunidad a veces de tener salud, de tener una carrera, algún empresario de tener una empresa, recordar que lo que somos y tenemos no es nuestro, somos administradores, un día nos vamos a ir y no nos vamos a llevar nada, así que la invitación es ésa: abrirnos a esas personas necesitadas”, reflexiona.

El transporte contiene más de 22 toneladas de apoyo como ropa, cobijas y alimentos.
Manuel Baeza/Milenio

Lleno con cobijas, ropa y alimentos, partió rumbo a Chihuahua el tráiler que lleva los donativos de los tapatíos para ser entregados en la comunidad Sisoguichi, en la Sierra Tarahumara.

El transporte contiene más de 22 toneladas de apoyo donados por jaliscienses como parte de la iniciativa Challenge Tarahumara, coordinada por Javier Cañedo, y que busca hacer más llevadero el invierno en esa comunidad rural donde las temperaturas bajan de manera drástica a lo largo de casi cuatro meses.

Al decir de los organizadores de la colecta, se espera desembarcar la ayuda en la sierra el domingo 23 por la mañana.

Además de la ropa, cobijas y alimentos, los voluntarios y donadores aportaron dinero en efectivo para costear el viaje del tráiler a Chihuahua, algo que los organizadores calificaron como “el último estirón” del esfuerzo colectivo.

De acuerdo con datos publicados en la página de Facebook de la campaña viajan rumbo a Chihuahua más de 22 toneladas, siendo despensas y cobijas lo más pesado.

Corresponderá a Héctor Hernández Martínez, párroco de Sisoguichi, Chihuahua, recibir y repartir lo recolectado a los más de mil habitantes del pueblo dedicado a la fabricación de artesanías y muebles de madera.

La página de Facebook de la campaña, donde se dan a conocer detalles del acopio y viaje, es la siguiente: facebook.com/ColectaTarahumara/

GPE

Organizado por Genera Alternativas
  • 22 de dic., 19:00 – 23 de dic., 10:00
  • Genera Alternativas

    Manuel Acuña #469, col. Centro, Guadalajara

 

Reventamos en celebración y alegría este cierre de año en Genera Alternativas, en gratitud a las y los compas nuevos, por la chamba y los proyectos en crecimiento, por quienes se suman y entretejen ideas y sueños a este esfuerzo colectivo y por todas las personas que nos han acompañado a lo largo de este año.

Les invitamos este sábado 22 de diciembre desde las 7:00 p.m. para disfrutar y compartir buena vibra, música, baile y comida rica. Esta fiesta está dedicada a la alegre convivencia y nos ayudará a reunir recursos destinados a diversos proyectos sociales y dar mantenimiento a nuestro espacio.

Estaremos ofreciendo comida vegana, ponche, pulque, chela y antojitos bara bara (lleven cubiertos, plato y vaso).

Además contaremos con juegos, sorpresas, y música en vivo.

Si les late quedarse toda la noche son bienvenides. Habrá espacios para dormir, para ello les sugerimos traer cobijas y/o sleeping.

Nos llenará el corazón contar con su presencia, su buena vibra, hartos ánimos de bailar y el apoyo solidario para continuar con los proyectos. ¡Esperamos que disfruten de esta pachanga en compañía del equipo de Genera Alternativas!

¡No falten!

NO HABRÁ COVER.
NO ESTÁ PERMITIDA LA ENTRADA CON BEBIDAS ALCOHÓLICAS.

Vestirán a niños esta temporada

Publicado: diciembre 20, 2018 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:

  • Uno de los lugares en donde repartirán ropa y juguetes es el vertedero sanitario de Matatlán. Foto: Archivo
Fernanda Carapia/Mural

Guadalajara, México (20 diciembre 2018).- La Fundación Kemeri quiere en esta Navidad más sonrisas y menos frío.

En este organismo la harán de “Reyes Magos” para llevar juguetes, zapatos, ropa y abrigo a niños en situación de calle, y por ello están organizando una colecta.

“Tenemos un número de cuenta o llevar artículos, estamos recibiendo toda clases de cosas, ropa, zapatos, juguetes en buenas condiciones, no meramente artículos caros, pero sí en buenas condiciones que se le puedan poner a su hijo, pero que ya no le quede, que esté en buen estado”, dijo Lorena Carrillo, presidenta de la fundación.

Agregó que han detectado necesidades en menores de todas las edades, por lo que piden artículos para bebés y hasta para adolescentes.

“Lo que nos está faltando más son suéteres, chamarras, tenemos pantalones y unos que otros zapatos, pero lo que más, más se requieren son zapatos y chamarras”, explicó.

Carrillo señaló que si bien hay carencias en toda la zona metropolitana, este año destinarán lo recaudado a menores de Tonalá, principalmente a quienes viven en las inmediaciones del vertedero sanitario de Matatlán.

“Queremos manejarlo en Tonalá y algunas zonas de Guadalajara, como el área de los basureros, que son zonas que están abandonados, hay familias enteras que viven ahí y son personas que queremos proteger”, subrayó.

Kemeri se dedica regularmente a la atención y apoyo de niños con cáncer, sin embargo, relató Carrillo, en su labor se han dado cuenta de la problemática que enfrentan los menores en situación de calle.

“A donde quiera que tú te gires hay necesidad, y como sociedad hay mucho abandono y los niños son los más frágiles, los más vulnerables”, apuntó.

“En esta temporada todo mundo está llevando a los niños en hospitales o casas, pero es de manera interna; en lo externo, hay que darle más valor a abrigarlos”.

No hay una fecha límite para entregar los donativos, pero se busca que sea antes del 6 de enero, pues ese día buscan ir a las comunidades a entregar los juguetes y la ropa como regalo de Reyes.

Para ayudar

Si deseas apoyar a la Fundación Kemeri para vestir a un niño o darle un juguete puedes hacer tu donativo a la cuenta de Banamex 4766840303186196, clabe interbancaria 20173560049152044.

También puedes comunicarte al teléfono 04433-6059-3821.