Guadalajara y su renuncia a las áreas verdes

Si el gobierno federal actuara como el de Guadalajara, en el caso de la determinación de los usos de suelo, las áreas naturales protegidas no podrían existir más que en los escasos terrenos nacionales o de uso público que existen en las zonas montañosas que resguardan la mayor riqueza biológica del país. Y la preservación de esta sería más un relato de fantasía que los fantasmas de Pedro Páramo.

Afortunadamente no es así. El bosque La Primavera, por ejemplo, solamente tiene alrededor de 5,736 hectáreas de propiedad pública, pero el decreto protector del presidente José López Portillo se extiende sobre 30,500 ha, y eso afecta a otros 420 propietarios privados y de tenencia social. Éstos no pueden argüir sus derechos de propiedad para evitar que estén cancelados los usos comerciales, fundamentalmente inmobiliarios. El artículo 27 constitucional señala que la Nación establece modalidades en el uso de suelo cuando se trata del bien público. Y los servicios ambientales que provee La Primavera son más importantes que los derechos de un particular a abrir un fraccionamiento. Lógicamente, la imposición de esta política de protección abate usos de suelo especulativos, lo que baja el valor comercial de las tierras del bosque.

En el caso de parques y predios de uso público heredados sobre espacios privados o disputados por intereses particulares, el proceder del Ayuntamiento de Guadalajara en la administración de Enrique Alfaro fue opuesto: la justificación de cancelar usos de suelo  fijados antes, por ejemplo, de área verde o de equipamiento, fue que se ubicaban en predios de tenencia privada o que en los hechos habían tenido usos distintos.

Es el caso de decenas de equipamientos institucionales cancelados en los planes parciales en el distrito uno, que abarca el centro de la ciudad y la zona de Chapultepec, pero también, del famoso predio de El Deán, contiguo al parque homónimo y establecido desde hace años como área verde, que fue cambiada para cederle la zona a un viejo “socio” de la ciudad, la recolectora de basura Caabsa Eagle; o los predios públicos cedidos a Puerta Guadalajara, hoy Iconia, en el norte de la ciudad, en los que se intentó revertir una concesión y después se prefirió negociar con los empresarios; sin olvidar el asunto recientemente más polémico del bosque urbano de Arboledas del Sur, en la frontera del Cerro Santa María, pegado a Tlaquepaque, cercenado en 35 por ciento de su superficie, porque judicialmente se habría perdido la propiedad por negligencia de anteriores gobiernos municipales.

Vale la pena detenerse en el caso de Arboledas Sur porque reúne un historial sorprendente de corrupción que fue detectado por las instituciones desde el lejano 1994, y que involucra a gobiernos del PAN, del PRI y ahora del PMC en su “legalización”. Pero independientemente de que sea verdad que legalmente los gobiernos de Fernando Garza (2001-2004) y de Ramiro Hernández (2013-2015) hubieran hecho actos u omisiones tendientes a legitimar una escritura de origen espurio, la famosa Cuyucuata, la administración de Enrique Alfaro opta por la vía civil para recuperar el terreno de casi 7.5 hectáreas (los predios públicos “de dominio público”, un legalismo interesante, jamás prescriben y no pueden ser vendidos ni embargados) pero decide no ir al fondo, pues se convence de que no lo ganará, justamente por los antecedentes de Garza y Hernández. Entonces hace la negociación, y “le saca” a los constructores casi 65 por ciento del terreno, más 24 millones de pesos para mejorar la zona pública.

Los vecinos están molestos y deciden impedir las alteraciones de su bosque. Y les ayuda un actor coetáneo, también de vida azarosa: la comunidad indígena “de hecho” de Santa María Tequepexpan, que acaba de obtener, a través de una queja ante el tercer Tribunal Colegiado de Distrito, una “suspensión de plano” para impedir la culminación de la privatización de alrededor de 2.5 ha donde se quieren sembrar, para variar, miles de casas, fruto de la “densificación urbana” que es doctrina de la actual administración pública (queja 185/2018 derivada del amparo 1545/2018). Esto detiene el proceso privatizador, de momento.

¿Guadalajara tenía en estos casos caminos distintos? Sin duda: pudo mantener el uso de suelo de área verde o de equipamiento, pues es atribución del cabildo fijarlos o modificarlos, y de este modo, inducir a la conservación, tal como hace el gobierno federal en el caso de La Primavera. Los vecinos de Arboledas del Sur piensan que el cambio de uso de suelo revela la contribución de la actual administración a los negocios inmobiliarios, como prioridad, por encima de los intereses de la ciudad.

 

Agustín del Castillo/https://numerocero.mx/guadalajara-y-su-renuncia-a-las-areas-verdes/

Anuncios

Guadalajara, la ciudad de Tadeo

 

https://numerocero.mx/guadalajara-la-ciudad-de-tadeo/

El lunes 21 de mayo de 2018, en medio del caos de una ciudad sitiada por la violencia, mientras un grupo de madres y padres de familia que han sido víctimas de feminicidio marchaban hacia el parque Revolución o parque Rojo,  a fin de instalar el memorial por las víctimas de feminicidio en el Estado de Jalisco, el aparato de seguridad del Estado se volcaba en proteger a Luis Carlos, un funcionario que sufrió un atentado y fue protegido de inmediato por su equipo de seguridad de sus atacantes, por eso pudo salvar la vida y salir con una leve lesión en su mano.

De inmediato, el gobierno comandado por Aristóteles Sandoval convirtió a la ciudad en un campo de batalla, cuidaron y protegieron a Luis Carlos, lo llevaron a buen resguardo, le atendieron su manita desconchavadita y desplegaron una persecución policíaca para encontrar a quien atentó contra el funcionario estatal. En las persecuciones por toda la ciudad, sembraron el terror y la inseguridad al disparar sin precaución y al no tener protección ni cuidado por la ciudadanía.

Los grupos delincuenciales hicieron su parte, incendiaron vehículos y bloquearon distintos puntos de la ciudad.  En uno de los Autobuses incendiados, viajaba Tadeo y su mamá, ella no sabía que su hijo de ocho meses nació en la ciudad equivocada, no sabía que solo viviría doscientos cuarenta y tres días porque en Guadalajara todos los días corres el riesgo de estar en el lugar y momento equivocado. A Tadeo nadie lo protegió, no hubo una movilización estatal para buscar de inmediato a quienes incendiaron el autobús en que viajaba, vamos, ni siquiera estuvieron los bomberos a tiempo, el camión se apagó solo.

Javier murió por una bala perdida, una de esas que en medio de la guerra desatada este lunes 21 de mayo en la ciudad, poco importaba de cuál arma se disparó. No importaba, porque quien la disparaba no le importaba tampoco la seguridad del ciudadano común, solo la seguridad y el bienestar de Luis Carlos, el flamante Secretario. Seguramente Aristóteles dirá que la culpa es de Javier, porque estaba en el lugar y el momento equivocado. También Javier se equivocó de ciudad.

Se equivocaron también las niñas vendedoras de dulces lesionadas por las balas dirigidas al Secretario. Ellas, sin guardaespaldas, no tuvieron la suerte de identificar a los sicarios y resguardarse a tiempo; ellas son de la otra Guadalajara y del otro Jalisco, del Estado impune y fallido que permite que se asesine a las niñas y mujeres y los crímenes queden impunes. Ojalá el Estado hubiese respondido con esa misma fuerza para brindar seguridad a todas esas niñas y mujeres que no tuvieron la suerte de ser protegidas por el gobierno estatal. Las víctimas de feminicidios nacieron también en la ciudad y el Estado equivocado.

El recuento de los daños al día de hoy, son tres muertos y 10 lesionados, todos ellos porque se encontraban en el lugar y momento equivocado, es decir en la ciudad equivocada. Pero no se preocupen, Aristóteles y Luis Carlos salieron en rueda de prensa a anunciar que afortunadamente Luis Carlos se encuentra bien, solo con su manita desconchavadita, en  la otra ciudad de Guadalajara, la de ellos, tan alejados de la ciudadanía.

 

Guadalupe Ramos Ponce

Insostenible el modelo de movilidad en la ZMG

  • Académico del CUTonalá llama a los candidatos a cargos de elección popular a firmar compromisos en pro de la movilidad urbana sostenible

http://www.udg.mx/es/noticia/insostenible-modelo-movilidad-zmg

Mientras que la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) siga con una política “bipolar”, esta urbe será igual de insostenible que la Ciudad de México, advirtieron profesores y estudiantes de la maestría y el doctorado en Movilidad Urbana, Transporte y Territorio, del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá) de la UdeG.

Datos de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), revelan que en 2018 el número de vehículos en la ciudad ha alcanzado un millón 570 mil; es decir, la tasa de motorización es de 315 automotores por cada mil habitantes, una de las más altas en Latinoamérica, a la par de ciudades como Sao Paulo, Brasil y Buenos Aires, Argentina. Sigue leyendo “Insostenible el modelo de movilidad en la ZMG”

Generan shock a la ciudadanía

  • En casos resueltos, la autoridad guarda silencio sobre los motivos y provocan dudas. Foto: Archivo
Julio Pérez/Mural

Guadalajara, México (18 mayo 2018).- Las desapariciones en Jalisco impactan no sólo en el ánimo de los familiares, sino también en el de la ciudadanía, y aun en casos que sí se resuelven, las autoridades guardan silencio sobre los motivos de las ausencias.

“Trastocan la armonía social y se deteriora el tejido social cada vez que se toca a un ciudadano de esta manera (desapariciones)”, indicó Francisco Jiménez Reynoso, profesor investigador de la Universidad de Guadalajara. Sigue leyendo “Generan shock a la ciudadanía”

Marchas ayudan a madres de desaparecidos.- especialista

  • Flavio Melendez Zermeño (izq), especialista en salud mental, de la UdeG. Foto: Jonathan Bañuelos
Jonathan Bañuelos/Mural

Guadalajara, México (14 mayo 2018).- Las marchas, lejos de perjudicar a las madres de personas desaparecidas, son el sostén subjetivo que les permite vivir en medio de ese sufrimiento más atroz, afirmó el especialista en salud mental de la UdeG, Flavio Meléndez Zermeño.

“El dolor de estas madres, por momentos se torna en rabia, y eso les permite protestar colectivamente, buscar a sus hijos, convertirse en investigadoras, activistas, aprender de leyes, antropología forense, a negociar con las autoridades”, expresó. Sigue leyendo “Marchas ayudan a madres de desaparecidos.- especialista”

Continúa urbanización de los cerros del Cuatro, del Tesoro y El Colli, esto provoca más inundaciones

Guadalajara, Jalisco.

Ante el crecimiento de la ciudad, cada año, aumenta el número de puntos de inundaciones, informó Luis Valdivia Ornelas, geógrafo y especialista de la Universidad de Guadalajara (UdeG), quien dijo que las autoridades municipales y la estatal, no toman medidas metropolitanas y sólo lo hacen en forma aislada.

Sigue leyendo “Continúa urbanización de los cerros del Cuatro, del Tesoro y El Colli, esto provoca más inundaciones”