Represión y lucha social

f1a41fd420c5b63498c015fd5dc1b76d_XLOLEP, KAOS.- Lo que todo socialista debe saber sobre la represión. Cuando se habla de represión, normalmente se piensa en golpizas de la policía antimotines contra manifestantes o bien, en detenciones arbitrarias masivas. Sin embargo los mecanismos de represión son más variados y tocan casi todos los ámbitos de la vida política. En las siguientes líneas trataremos de hacer una descripción de algunos de los mecanismos de represión política.

Primero, hay que tener claro que es el Estado quien ejerce la represión, aquellos que controlan la estructura de poder político y económico son los que tienen la capacidad de reprimir. Entender esto nos permitirá no sólo identificar al enemigo inmediato, sino también estar preparados ante una inminente escalada de represión. El Estado es, en última instancia, un grupo especial de personas cuya principal tarea es contener y reprimir al movimiento popular, para perpetuar la explotación y la miseria de todos nosotros, quienes somos la base de esta sociedad, la clase trabajadora. Continúa leyendo Represión y lucha social

Mamá, si desaparezco, ¿adónde voy?

a222116

Mamá, si desaparezco, ¿adónde voy?
Por Marcela Ibarra Mateos

No lo sé, hijo.

Solo sé que si desaparecieras te buscaría entre la tierra y debajo de ella.

Tocaría en cada puerta de cada casa.

Preguntaría a todas y a cada una de las personas que encontrara en mi camino.

Exigiría, todos y cada uno de los días, a cada instancia obligada a buscarte que lo hiciera hasta encontrarte.

Y querría, hijo, que no tuvieras miedo, porque te estoy buscando.

Y si no me escucharan, hijo;

la voz se me haría fuerte y gritaría tu nombre por las calles.

Rompería vidrios y tiraría puertas para buscarte.

Incendiaría edificios para que todos supieran cuánto te quiero y cuánto quiero que regreses.

Pintaría muros con tu nombre y no querría que nadie te olvidara.

Buscaría a otros y a otras que también buscan a sus hijos para que juntos te encontráramos a ti y a ellos.

Y querría, hijo, que no tuvieras miedo, porque muchos te buscamos.

Si no desaparecieras, hijo, como así deseo y quiero.

Gritaría los nombres de todos aquellos que sí han desaparecido.

Escribiría sus nombres en los muros.

Abrazaría en la distancia y en la cercanía a todos aquellos padres y madres; hermanas y hermanos que buscan a sus desaparecidos.

Caminaría del brazo de ellos por las calles.

Y no permitiría que sus nombres fueran olvidados.

Y querría, hijo, que todos ellos no tuvieran miedo, porque todos los buscamos.

El país que no se ha rendido

presa-de-los-reyes4Viva el país que no se ha rendido.

Vivan sus playas públicas. Viva su mar soberano. Viva su atmósfera libre. Vivan las tierras que no serán convertidas en negocio aeroportuario.

Vivan los bosques que no ceden al golpe de la motosierra. Viva el filón de mineral defendido por sus legítimos dueños. Viva el río que absorbe la descarga tóxica y no envenena a los sedientos. Vivan los lagos cómplices de los pescadores.

Vivan los pescadores, los comuneros, los ejidatarios, que resisten los proyectos depredadores. Vivan quienes difunden las luchas contra el acueducto, la hidroeléctrica, el teleférico, el parque de diversiones, el campo de golf, la mina a cielo abierto, la supercarretera, la perforación destructiva, la construcción devastadora.

Vivan los caminos libres que comunican sin lucrar, las represas que iluminan sin destruir el entorno, las canteras que entregan su materia para construir escuelas y hospitales.

Vivan las cosechas sin transgénico.

Vivan los campesinos que no sienten vergüenza de su condición. Vivan los trabajadores que no aspiran a ser potentados. Vivan las profesionistas que defienden la dignidad de su trabajo.

Vivan los burócratas que se consagran a servir a la sociedad antes que a sus jefes. Vivan los políticos que no traicionan a sus representados.

Vivan los barrios. Vivan las vecindades. Vivan los multifamiliares. Vivan los caseríos. Vivan los mercados. Vivan los centros de salud y los planteles escolares, los parques y las plazas públicas.

Viva la palabra verdadera. Viva el discurso que esclarece. Viva el libro que rescata la memoria. Vivan quienes difunden el antídoto de la verdad contra la intoxicación televisiva y la propaganda mentirosa. Viva la oración de la esperanza y la maldición pronunciada ante toda injusticia.

Vivan las indignadas, los escépticos, las que se organizan, los manifestantes, las que informan, quienes siguen buscando a sus desaparecidos, los que no olvidan a sus muertos, quienes no han matado a nadie, las que dan vida, los que le cierran los ojos al cadáver de un desconocido.

Vivan las que bordan en pañuelos los nombres de las víctimas, quienes se aferran a la vida aunque cada año pongan nuevas fotos en su altar de muertos.

Vivan los jubilados y las viudas a quienes les robaron la pensión; los asalariados a los que no les alcanza el salario; los causantes a los que el Fisco les arrebata el ingreso; los productores sin mercado; los comerciantes que se quedaron sin clientela; los jóvenes que no tienen escuela; los pacientes sin cama; los campesinos despojados de sus tierras; los científicos sin laboratorio; los escritores sin computadora; los plomeros sin herramienta; las costureras sin tela; los cocineros sin comida; los pintores sin pintura; los obreros traicionados por sus dirigentes sindicales; los que son tratados como delincuentes porque combatieron a la delincuencia; los que no pierden la claridad aunque no tengan para pagar la luz.

Vivan las comunidades zapatistas. Vivan los yaquis que defienden el agua. Viva Temacapulín. Vivan los resistentes de Cholula. Viva Wirikuta. Viva San Salvador Atenco. Vivan las policías comunitarias. Vivan Las Patronas. Vivan los defensores de derechos humanos. Viva el SME. Vivan los trabajadores de Mexicana. Vivan los sindicatos universitarios.

Vivan las universidades y los hospitales públicos. Vivan los caminos públicos. Vivan los medios públicos.

Viva la América Latina soberana que espera nuestro regreso a sus filas.

Viva Cuauhtémoc. Viva Gonzalo Guerrero. Viva Bartolomé de las Casas. Viva Francisco Tenamaztle. Viva Jacinto Canek. Viva Vasco de Quiroga. Viva Gaspar Yanga. Viva Gabriel Teporaca. Viva fray Servando Teresa de Mier. Viva Francisco Primo de Verdad. Viva Miguel Hidalgo. Viva Josefa Ortiz de Domínguez. Viva José María Morelos. Viva Leona Vicario. Viva Epigmenio González. Viva Francisco Xavier Mina. Viva Vicente Guerrero. Viva el Batallón de San Patricio. Viva Benito Juárez. Viva Guillermo Prieto. Viva Ignacio Zaragoza. Viva José Santos Degollado. Viva Melchor Ocampo. Viva Mariano Escobedo. Viva Vicente Riva Palacio. Viva Ignacio Manuel Altamirano. Vivan Ricardo y Enrique Flores Magón. Viva Juana Belén. Viva Emiliano Zapata. Viva María Arias Bernal. Viva Aquiles Serdán. Viva Belisario Domínguez. Viva Francisco Villa. Viva Elisa Acuña. Viva Antonio Díaz Soto y Gama. Viva María Talavera. Viva Elisa Griensen. Viva Felipe Carrillo Puerto. Viva Lázaro Cárdenas. Viva Francisco J. Múgica. Viva Heriberto Jara. Viva Rubén Jaramillo. Viva Benita Galeana. Viva Valentín Campa. Viva Demetrio Vallejo. Vivan Frida Kahlo y Diego Rivera. Viva José Revueltas. Viva Sergio Méndez Arceo. Viva Heberto Castillo. Viva Carlos Montemayor. Viva Carlos Monsiváis. Viva Bety Cariño. Viva Samuel Ruiz. Viva Carlos Fuentes. Viva Arnoldo Martínez Verdugo. Viva José María Pérez Gay. Viva Daniel Cazés. Viva José Emilio Pacheco. Viva Arnaldo Córdoba.

Vivan la imaginación y el amor. Vivan la dignidad y la honestidad. Vivan la congruencia y la persistencia. Viva la vida.

Viva México.

Viva México.

Viva México.

¿Es posible funcionar sin gobiernos?

9905a167850ea85c86d28c36e976a731_XLKaos.-… Si llamamos “gobierno” a este conjunto de intereses [del poder jerárquico y autoritario] y a la manipulación de la “voluntad popular”, no creo que muchas personas en su sano juicio pudieran decir que no podemos prescindir de ellos. ¿Acaso no tenemos derecho, como pueblo, ahora sí soberano, a plantearnos un cambio en el modelo de Estado?

No nos lo concede la ley, efectivamente, pero ese derecho es inalienable y no puede ser otorgado ni sustraido por ninguna ley. ¿No podemos aspirar a otro sistema económico? ¿A otra “constitución”? Continúa leyendo ¿Es posible funcionar sin gobiernos?

Arto Bizarra 4, ya en la calle y en la red

dfe0119c461630b60bbd0e3ab5c87ac5_XLKAOS.- Arto Bizarra es el boletín informativo de la plataforma Vasca de solidaridad con Chiapas.

Enlace para ver el boletín Destacado en este número: ¿Qué es el paramilitarismo?  “Los malos gobiernos piensan y quieren que nos matemos entre indígenas” SCI Moisés, CCRI-CG EZLN El paramilitarismo es una estrategia del Estado para fragmentar los procesos organizativos de lucha. Creando mercenarios entrenados por el ejército y/ó la policía para que ataquen comunidades indígenas.

El pasado 24 de mayo, en el homenaje al compañero Galeano (asesinado por paramilitares el 2 de mayo de 2014 en La Realidad, Chiapas), en voz del Subcomandante Insurgente Moisés, se leyó un comunicado de parte de la Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional que citaba algunos de los varios ataques paramilitares que han sufrido los últimos meses por parte de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos Histórica (CIOAC-H), organización campesina que fue contratada por el mal gobierno y por las y los poderosos para atacar a las comunidades zapatistas. Continúa leyendo Arto Bizarra 4, ya en la calle y en la red