Boletín Foro Desaparición Forzada

 BOLETÍN DE PRENSA
Foro “frente a la Desaparición Forzada y la Desaparición por particulares en Jalisco: La lucha por la Verdad y la Justicia”
Organizado: El Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo, A.C. (Cepad) junto con el ITESO Universidad Jesuita de Guadalajara, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), la Red Todos los derechos para todas y todos (TDT), Fundación Mac Arthur, Enfoque DH y USAID
Durante esta primera jornada del foro los expertos invitados externaron la importancia de reconocer la grave dimensión de la desaparición de personas y la importancia de trabajar de la mano entre dependencias, organizaciones de la sociedad civil y familiares de las personas desaparecidas, en respeto y sensibilidad a las víctimas y familiares, siendo este problema una signatura pendiente en México y en Jalisco y es una deuda con las familias.
Los testimonios de los familiares de desaparecidos ponen en evidencia la deficiente respuesta de las autoridades ante las denuncias de desaparición de sus familiares como el caso de la Sra. Areli Fregoso que después de confiar en las autoridades, después de algunas semanas de buscar el expediente de su hermano, encontró que estaba en la caja de“asuntos sin importancia”. Lamentablemente también para la autoridades nuestros desaparecidos son una estadística, pero nuestros desaparecidos no son una cifra, mi hermano no es el 1404, mi hermano tiene nombre, se llama Marcos Fregoso.
Mañana continuarán las actividades del foro en el ITESO y en la Universidad Marista.
09:05 – 10:20 Mesa de análisis: Las experiencias y retos en el acceso a la justicia. Desde la mirada de la Sociedad Civil.
10:20 – 10:45 Conferencia Magistral. Acceso a la justicia y obligaciones del Estado en torno a la Ley General de Desaparición Forzada y por Particulares.
11:00 – 12:05 Conversatorio: Proceso de alaboración e implementación de la Ley General de Desaparición Forzada y por Particulares
12:15 – 13:40 Mecanismos de búsqueda de personas desaparecidas en México: experiencias de búsqueda en vida y forense
17:00 – 20:30 Proyección de la película Retratos de una búsqueda. La mesa de Desaparición de mujeres en un contexto de violencia de género e impunidad. (Universidad Marista)
Dejamos disponible el enlace web donde encontrarán el programa y el podrán descargar el Informe presentado:
También les compartimos los enlaces de los videos del livestream de las mesas del día de hoy.
Bienvenida
Entrevista
César Octavio Pérez Verónica. Director Ejecutivo del Cepad.
Entrevista / testimonio.
Sra, Rosario Cervantes Ávila
Presentación del informe
Frente a la Desaparición Forzada y por Particulares en Jalisco. La lucha por la verdad y la justicia.
Conversatorio:
La desaparición forzada y desaparición por particulares: una mirada de análisis y reflexión sobre la responsabiliad del estado mexicano en el derecho internacional de los derechos humanos.
Hashtag que será utilizado para el evento: #JaliscoDóndeEstán
Anuncios

Incongruentes, cifras de la Fiscalía sobre desaparecidos: Cepad

Según el RNPED en Jalisco hay dos mil 782 casos de desaparecidos‘Las entidades que alimentan las bases de datos a lo mejor no las alimentan como corresponde’, señala María Teresa Medina. EL INFORMADOR /

  • Autoridades admiten que la información está ‘desperdigada’

Según el RNPED en Jalisco hay dos mil 782 casos de desaparecidos

El Informador

GUADALAJARA, JALISCO (22/SEP/2017).- Existe una polémica entre las autoridades y organizaciones civiles enfocadas en desapariciones de personas sobre las cifras reales de desaparecidos, pues la Fiscalía reporta menos casos que los que al parecer han sido denunciados, recordó Ana Elizabeth Cabral Pacheco, integrante del Área de Defensa del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad). Continúa leyendo Incongruentes, cifras de la Fiscalía sobre desaparecidos: Cepad

FORO – La Desaparición Forzada de Personas en México y Jalisco.

Frente a la Desaparición Forzada y la Desaparición por particulares en Jalisco: La lucha por la Verdad y la Justicia

21 y 22 de septiembre de 9:00 a 14:00 horas.
Auditorio Pedro Arrupe S.J. | ITESO
Manuel Gómez Morín, 8585
Tlaquepaque, Jalisco.

El Cepad y el ITESO organizamos este Foro con la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (OACNUDH), la Red Todos los derechos para todas y todos (TDT), Fundación Mac Arthur, Enfoque DH y USAID.

Se contará con la presencia de expertas y expertos en materia de desaparición de personas, organizaciones de la sociedad civil y colectivos de familiares de personas desaparecidas de diversos estados del país, con la finalidad de abrir un espacio de visibilización y sensibilización sobre la grave situación de las desapariciones forzadas y por particulares en México y en Jalisco. Asimismo, en el marco de este foro será presentado el Informe “Frente a la Desaparición Forzada y la Desaparición de personas por particulares en Jalisco: La lucha por la Verdad y la Justicia”.

El Foro es abierto a familiares, amigas y amigos de personas desaparecidas, organizaciones de la sociedad civil, autoridades de los tres niveles de gobierno, académicos y estudiantes universitarios, así como público en general.

Carta a Alfaro por la no discriminación en Registro Civil, CEPAD

Asunto: Ordene al Director del Registro Civil número 1 de

Guadalajara, Jalisco que no niegue ni restrinja el derecho de madres y

padres a decidir el orden de los apellidos de sus hijas/os.

C. Enrique Alfaro Ramírez

Presidente municipal del H. Ayuntamiento de Guadalajara

Presente.

El Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo, A.C. (CEPAD), es un organismo de la sociedad civil con sede en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, autónomo, independiente y profesional, que a través de un proceso de exigibilidad y justiciabilidad, apoya la defensa de casos paradigmáticos de violaciones de derechos humanos individuales y colectivos con vinculación e interacción con grupos y organizaciones de la sociedad civil, labor que junto con miles de hombres y mujeres han inspirado la Declaración de las Naciones Unidas sobre el Derecho y el Deber de los Individuos, los Grupos y las instituciones de Promover y Proteger los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales Universalmente reconocidos, la cual fue aprobada por la Resolución 53/144 de su Asamblea General de la ONU el 9 de diciembre de 1998.

En su calidad de Presidente Municipal de Guadalajara, al igual que el resto de las autoridades del país, tiene la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, esto de conformidad con lo dispuesto en los artículos 1° de la Constitución General de la República, 4° de la Constitución Política del estado de Jalisco, y aquellos contenidos en los Instrumentos Internacionales de los que el Estado mexicano es parte. Asimismo, tiene al igual que todas las autoridades de la nación, el deber de prevenir las violaciones a los derechos humanos, y para el caso que nos ocupa, los de las mujeres a la igualdad y a la no discriminación, reconocidos en los artículos 1,2, 17.4 y 24 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos; los artículos 2.7 y 16.1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos; los artículos 2.1, 2.2, 3, 23.4 y 26 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y los artículos 2 y 16 de la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer.

Resulta importante recordarle que además de las obligaciones y deberes constitucionales y convencionales referidos anteriormente, usted suscribió un Convenio de Colaboración con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), cuyo objetivo es establecer lazos de cooperación en la prevención y eliminación de la problemática que origina la discriminación, así como desarrollar con su apoyo el Programa Municipal de Guadalajara para la Igualdad y la No Discriminación

Sin embargo, en el municipio de Guadalajara, la práctica discriminatoria hacia las mujeres persiste y se traduce en la falta de reconocimiento a ser tratadas de forma igual que los hombres, así como de participar activamente y en igualdad de condiciones en los diferentes aspectos de la vida en sociedad y familiar.

El caso que nos ocupa tiene como antecedente un hecho ocurrido el siete de julio de 2016, en el que una madre y un padre deseaban ejercer un derecho y cumplir al mismo tiempo con una obligación como fue presentar a su hija recién nacida ante el Oficial del Registro Civil número 1 de Guadalajara, para efecto de su registro y obtención de su respectiva acta de nacimiento. Para tal efecto, la pareja solicitó que en el acta de nacimiento se asentara el apellido materno de la madre en primer lugar, seguido del apellido materno del padre. La respuesta del Oficial del Registro Civil y al mismo tiempo Jefe del Departamento de Registro de Nacimientos de la Oficialía del Registro Civil número 01 (uno) de Guadalajara, fue negarles el derecho a la pareja, alegando que la legislación le prohibía realizar el registro en el orden de los apellidos solicitados. Además, les indicó que si pensaban demandar vía amparo, que le hicieran la solicitud por escrito, pues de otra forma no reconocería los hechos. La pareja presentó la solicitud de registro por escrito el 18 de julio siguiente.

Por lo anterior, la pareja por su propio derecho y el de su recién nacida, tuvo que acudir ante un Juez Federal a demandar la inconstitucionalidad e inconvencionalidad de la negativa a registrar a la pequeña por considerar que se trataba de un acto discriminatorio. Fue hasta el veinte de diciembre de 2016, que el Juez Quinto de Distrito en materia Civil de Jalisco, resolvió amparar y proteger a la pareja y a la bebé, ordenando al Oficial del Registro Civil que llevara a cabo el registro de la menor en los términos que la madre y el padre solicitaron.

Sin embargo, fue hasta casi un año después, el 29 de junio de 2017, que la autoridad cumplió de manera definitiva, es decir, transcurrieron 11 meses y medio para que la bebé tuviera su acta de nacimiento. Entre los argumentos vertidos en la sentencia del juicio de amparo indirecto XXX, el Juez reconocía que la negativa constituía una violación del derecho a la igualdad y no discriminación, así como del derecho que tienen la madre y el padre a elegir el orden de los apellidos de sus hijos, y del derecho a la identidad.

Pese al precedente sentado en el caso anterior, al parecer la primera sentencia dictada en ese sentido en alguna de las entidades federativas, con excepción del Distrito Federal (ahora Ciudad de México), el pasado 21 de junio de 2017, el Oficial del Registro Civil número 1 de Guadalajara, le negó el derecho de la pareja el registro de su hijo recién nacido, que solicitaba se asentara en primer lugar el apellido materno del padre, seguido del apellido paterno de la madre. También se le sugirió a la pareja solicitar el registro por escrito. La negativa del Director del Registro Civil de Guadalajara, Enrique Cardenas Huezo fue bajo los argumentos -a diferencia del anterior caso- un asunto de “costumbre” y bajo el falso cuidado del “orden social”. Además, dicho funcionario realiza una limitada lectura de una tesis aislada de la segunda sala de la SCJN, lo que evidencia su desconocimiento de los alcances de sus facultades para implementar la interpretación conforme referida en la Constitución del país (artículo 1° párrafo segundo), y del principio pro persona.

Sin lugar a dudas, negar el derecho que tiene la pareja a determinar el orden de los apellidos con argumentos de que así es la “costumbre”, no se sostiene jurídicamente ni en ninguna instancia jurisdicional, tal como quedó acreditado con el antecedente referido como el primer en un Estado de la República. En el fondo la negativa de la autoridad siguen siendo los argumentos misóginos, pues si bien es un hecho que en México ha perdurado la tradición de transmitir a los hijos el apellido paterno, cabe señalar que esta costumbre conlleva un fuerte significado que ubica al hombre como propietario de los integrantes de su familia, y por tanto, que posee mayor jerarquía no solo familiar, lo cual constituye una violación de lo establecido en el artículo 4° constitucional, que en su párrafo primero se establece que “El varón y la mujer son iguales ante la ley”sino social que la mujer. Por ello, tal situación es un acto de discriminación y una falta de perspectiva género y de respeto a los derechos humanos de las mujeres.

Por lo anterior, le solicitamos que:

Primero.- Gire los oficios que correspondan al Director del Registro Civil número 1 de Guadalajara, y a todos los Oficiales del Registro Civil del municipio, para que cesen la negativa a reconocer el derecho que tienen las madres y padres a elegir el orden de los apellidos que llevarán sus hijas e hijos.

Segundo.- Determine procedente de manera inmediata la solicitud de una pareja cuyo derecho le fue negado por el Director del Registro Civil de Guadalajara, mediante oficio DRC/425/2017, y evitarle la molestia de promover una demanda de protección de sus derecho humanos y de su bebé.

Tercero.- Publique en la Gaceta Municipal las instrucciones para que el Director del Registro Número 1 y todos los oficiales del Registro Civil del municipio de Guadalajara, eviten negarle el derecho a los padres y madres de determinar el orden de los apellidos de sus hijos, so pena de incurrir en responsabilidades legal de los servidores públicos.

Cuarto.- Señalamos el domicilio para recibir notificaciones el ubicado en: Guadalajara, Jalisco.

Guadalajara, Jalisco a 25 de julio de 2017

César Octavio Pérez Verónica

Director Ejecutivo

C.c.p: C. María Guadalupe Morfin Otero.

Regidora del Cabildo de Guadalajara, Jalisco.

Comunicado de prensa CEPAD 13 de enero 2017

COMUNICADO DE PRENSA

  • JUEZ FEDERAL ORDENA AL REGISTRO CIVIL NÚM. 1 DE GUADALAJARA RECONOCER EL DERECHO QUE TIENE LA MADRE Y EL PADRE DE ELEGIR EL ORDEN DE LOS APELLIDOS DE SU RECIÉN NACIDA.

  • SE REGISTRARÁ PRIMERAMENTE EL APELLIDO MATERNO DE LA MADRE Y DESPUÉS, EL APELLIDO MATERNO DEL PADRE.

El pasado 7 de julio, la madre y el padre de una menor recién nacida, acudieron ante el Registro de Nacimientos en la Oficialía número 1 del municipio de Guadalajara, Jalisco, con el propósito de lograr el documento que certificara su nacimiento y garantizara su identidad, así como los elementos probatorios de la maternidad, solicitando al Oficial de Registro Civil de Guadalajara, Jalisco, y encargado del Departamento de Registro de Nacimientos de la Oficialía número 1, José Enrique Bañuelos Pérez, que se asentara en el Acta de Nacimiento en primer lugar el apellido materno de la madre, seguido del apellido materno del padre, en virtud del derecho que tienen como madre y padre a elegir el nombre y el orden de los apellidos que llevará su hija.

La respuesta del Oficial de Registro Civil y encargado del Departamento de Registro de Nacimientos, fue negar los derechos constitucionales y humanos de la pareja y su bebé como son a la igualdad y a la no discriminación y a la identidad personal, bajo supuestos impedimentos legales contenidos en el Código Civil del estado de Jalisco, invocando de manera infundada el artículo 61. La madre y el padre, acompañados por el director ejecutivo del Centro de Justicias para la Paz y el Desarrollo, A.C. (CEPAD), le explicaron que la norma no establecía el orden en que deberían asentarse los apellidos, sino que sólo se señalaba la manera como se conforma el nombre propio. Asimismo, lo instaron a que ejerciera sus facultades constitucionales y realizara la interpretación de las normas para aplicar aquella que más favoreciera a la solicitud, aplicando el principio pro persona establecido en el artículo 1 de la Constitución General de la República, sin embargo, éste se negó rotundamente a registrar a la bebé tal como la madre y el padre lo solicitaban, y calificó dicha solicitud como “totalmente improcedente”.

Por tal motivo, la pareja con el acompañamiento legal del CEPAD, demandó al funcionario público de Guadalajara ante un Juez de Distrito en materia Civil, debido a las violaciones a diversos derechos humanos y constitucionales como consecuencia de su negativa de registrar a su pequeña hija tal como lo deseaban, y decidió que prevaleciera una costumbre que denota prácticas discriminatorias en contra de la mujer, ya que el establecer el apellido paterno en primer lugar, además de implicar un trato desigual hacia las mujeres, fortalece la estigmatización de los roles sociales en los que la madre tiene un valor menor que el padre. Contraviniendo así, lo establecido en el artículo 4 de la Constitución, que señala que “el varón y la mujer son iguales ante la ley”, así como el artículo 16 de la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW) y otros instrumentos internacionales de derechos humanos.

Como resultado de la acción de protección de derechos humanos y constitucionales, el pasado 20 de diciembre de 2016, Juan Alberto Ramírez Díaz, Secretario y encargado del despacho del Juzgado Quinto de Distrito en materia Civil resolvió otorgar el Amparo y la Protección de la Justicia Federal a la pareja y a su bebé, para efecto de que lleve a cabo el registro de nacimiento en el orden solicitado, es decir, en primer lugar el apellido materno de la madre y luego, el apellido materno del padre.

El 12 de enero de 2017, por acuerdo judicial la trascendental sentencia ha causado ejecutoria, por lo que el Oficial de Registro Civil de Guadalajara, Jalisco, y encargado del Departamento de Registro de Nacimientos de la Oficialía número 1, José Enrique Bañuelos Pérez, deberá llevar el registro de la bebé con los apellidos maternos de la madre y luego del padre, tal como lo solicitaron hace medio año. Dicha resolución deberá ser cumplida a cabalidad por el funcionario municipal en el término de tres días a partir de que sea notificado por el Juzgado Quinto de Distrito.

La anterior resolución judicial sienta un importante precedente para efecto de que las autoridades del Registro Civil, como cualquier otra y de cualquier nivel se abstengan a “incurrir en todo acto o práctica de discriminación contra la mujer y velar porque las autoridades e instituciones públicas actúen de conformidad con esta obligación”1 ya que el negarle a la madre la posibilidad de que su apellido vaya en primer lugar, constituye un acto discriminatorio contra la mujer.

Guadalajara, Jalisco a 13 de enero de 2017

1Naciones Unidas. (1979). “Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer”. Suscrita por México en 1980, ratificada en 1981. Fecha de entrada en vigor: 3 de septiembre de 1981.