Conflicto en Honda lleva a cárcel a líder

Publicado: enero 18, 2019 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:,

TRAS LAS REJAS. Solorio Alcalá fue llevado al penal de Puente Grande. (Foto: Humberto Muñiz)

La lucha por los derechos sindicales en Honda condujo a uno de los líderes de la resistencia, José Luis Solorio Alcalá, del Sindicato de Trabajadores Unidos de Honda de México (STUHM), a su detención e internamiento en Puente Grande, tras un proceso que le sigue la armadora de autos de capital japonés.

El movimiento de libre asociación ha convertido el caso en un dolor de cabeza de las autoridades laborales, pues lo común es que en las empresas los sindicatos oficiales sean reconocidos por el patrón y las autoridades, sin disidencias, y se acepten sin protestar las condiciones de trabajo. Pero la armadora Honda ha sido un caso distinto. El movimiento disidente brota en 2008 y debió organizarse de forma clandestina ante las denuncias de que eran hostigados por la empresa y el sindicato oficial, ligado a la Central de Trabajadores de México (CTM).

La disputa por la titularidad motivó que la fábrica acosara a trabajadores y despidiera al grueso de los que fundaron el STUHM. El conflicto no está resuelto al día de hoy, cuando coexisten los dos gremios.

La historia ha sido accidentada. El caso de la detención de hace dos días se remonta a 2011, cuando “durante el proceso de organización del sindicato, Solorio fue despedido cuando los descubrieron (por parte de la empresa); por lo que se demandó ante la junta federal la reinstalación; en ese juicio la empresa presentó documentos con firmas falsas de Solorio, así que ordenó la junta que un perito determinará si eran de él o no; al revisar el expediente de la detención se identifica que la empresa Honda lo acuso de falsedad en declaración por negar que las firmas que aparecen en los documentos de prueba que exhibió en el juicio eran de él. Los abogados que están revisando el expediente en el reclusorio no se explican por qué está él ahí”, señaló la dirigencia disidente en un comunicado.

Ayer, alrededor de las 14 horas, terminó la audiencia y se fijó una fianza de 11 mil pesos que fue cubierta en la tarde, por lo que el detenido saldría a más tardar a la medianoche. El juez clarificó que la denunciante es la empresa Honda de México.

“En realidad es un asunto político, incluso los abogados de misma penal de Puente Grande no se explican la rapidez de la actuación de los policías y que por ese ‘delito’ haya ido a parar hasta la penal (…) la empresa y el otro sindicato, siguen tratando de desarticular al STUHM”, comentó a NTR el activista Raúl Muñoz, simpatizante del movimiento sindicalista y trabajador jubilado.

JJ/I

Anuncios

Los comentarios están cerrados.