COMUNICADO EN CONTRA DEL DESALOJO EN LA NORMAL E IMPOSICIÓN DE BELENES

Publicado: enero 18, 2019 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:,

 

Cerrar

Te gusta esta página · 15 h

COMUNICADO EN CONTRA DEL DESALOJO EN LA NORMAL E IMPOSICIÓN DE BELENES

Nos pronunciamos en contra de la imposición del cambio de sede a belenes, y denunciamos dicha medida como estrategia para la desarticulación de la lucha estudiantil y el aislamiento político que provocara mantener rutinas en las periferias; Se nos va la vida cruzando los extremos de una ciudad a la que ni siquiera tenemos acce Ver más

Existiendo y resistiendo.

Nos pronunciamos en contra de la imposición del cambio de sede a belenes, y denunciamos dicha medida como estrategia para la desarticulación de la lucha estudiantil y el aislamiento político que provocara mantener rutinas en las periferias; Se nos va la vida cruzando los extremos de una ciudad a la que ni siquiera tenemos acceso, estudiantxs de últimos semestres pasarán más horas trasladándose que en las aulas, al escaso tiempo que disponíamos por nuestra situación precaria como estudiantxs y trabajadorxs, se suma la perdida en transporte y el aumento en la tarifa, es necesario remarcar que no estamos defendiendo un inmueble ni la edificación de una institución, sino las relaciones que se generan en el espacio, las vidas y las rutinas que permiten habitarlo, así como el punto estratégico que su ubicación representa para la organización autónoma.

La ubicación estratégica del CUCSH la Normal se potencializa con la construcción de la línea 3 y la inversión que se ha vertido en la zona de manera tripartita (universidad de Guadalajara, gobierno de Jalisco y sector privado), el proceso de privatización que impregna a nuestra universidad nunca había sido tan claro y cínico como ahora, es grotesca la inclinación por elitizar un espacio y servicio público mientras aumentan lxs rechazadxs, las desapariciones y los homicidios; la construcción del distrito cultural (DC) y el centro cultural universitario (CCU) son la muestra del ambicioso propósito corporativista que se oculta bajo la fachada educativa, los cientos de millones invertidos en la industria multimedia y de entretenimiento son una negación de las problemáticas que como sociedad nos atraviesan.

Es lamentable la urgencia con que la propia universidad pidió al ayuntamiento modificar el uso de suelo para su desarrollo orientado al transporte (DOT), mientras que tardo 4 años en solicitar las mínimas medidas viales que garantizaran la vida y seguridad de las y los estudiantes que nos vimos afectadxs con la construcción de la L3, ahora que finalmente concluyen dichas obras y se dispara la plusvalía, imponen el traslado forzado de nuestra sede; no es casual que los sucesos de inseguridad y accidentes viales sucedieran solo en CUCSH Y CUCEI, centros temáticos que llegaron a derrumbar parte de sus instalaciones para ceder territorio a la construcción de estaciones, la muerte de nuestrxs compañerxs Alberto Pérez, Angélica Saldivar y Bárbara Guerrero pesara en sus conciencias.

Aun cuando vemos la mudanza de equipos en cajas, y exigimos por todos los medios la socialización del proyecto, directivos y administrativos no hacen más que censurarnos y mofarse bajo el argumento de “ventajas en las múltiples rutas de camión”, entregar viaducto Belenes no es hacernos un favor, ellos finalmente están desalojando una zona estratégica de mucho mayor valor, desplazar la división de político-sociales y simultáneamente concluir la obra es una inversión más para su mega proyecto, la estrategia empleada por la UDG va más allá de la desinformación, implica desde el nulo mantenimiento en las instalaciones de la Normal para la alienación de compañerxs que cegados bajo el deseo colectivo de progreso, anhelan en belenes las condiciones que en la Normal les fueron negadas, hasta el acuerdo implícito con la delincuencia de la zona para aumentar la intromisión del estado en su tarea de “limpieza social” y así forzar el desplazamiento, dichas medidas las señalamos como políticas de blanqueamiento y despojo.

El carácter temático del CUCSH lo convierte en un espacio politizado, idóneo para la organización y gestación de luchas sociales: asambleas, foros, conversatorios, talleres, y demás proyectos autónomos y autogestivos han encontrado morada en las instalaciones de nuestro centro, que por décadas ha sido testigo de la solidaridad y articulación entre generaciones y sectores explotados, conectando luchas que no se limitan al gremio estudiantil, entre ellas la feminista, obrera, racial, bélica, ecológica, sexual, industrial, entre otras; aislar el centro temático de SOCIALES Y HUMANIDADES en la periferia tendrá repercusiones que se harán sentir en todo el estado, pasar a la pasividad no es opción, la guerra que nos atraviesa exige nuestra participación activa, es imperativo descentralizar la organización y sembrar rebeldías en cada espacio que habitemos sin ceder el espacio que le pertenece al pueblo organizado.

Todo megaproyecto se construye sobre el despojo, ceder La Normal es consentir la amnesia y mercantilización de un espacio público e histórico, convocamos a permanecer solidarixs con las vecinas de la zona, que a pesar de sufrir directamente en sus hogares las afectaciones por las obras, no fueron consultadas para la modificación de planes parciales ni licencias para megaproyectos; con las locatarias y vendedores ambulantes que por décadas han sostenido negocios familiares y que después de soportar el cierre de calles y escasas ventas se verán rebasados con el arribo de franquicias e inversión extranjera; con el espacio público que tras ser mercantilizado se volverá inaccesible para la mayoría; con el resguardo de la memoria histórica en los espacios, para sobrevivir a la huella del progreso; con las personas en situación de calle que serán criminalizadas bajo una política de “higiene social”; con lxs estudiantxs que ante jornadas insostenibles no podrán concluir su educación; con el espacio que todas y todos hemos habitado y que nos pertenece: nuestro Centro Universitario De Ciencias Sociales y Humanidades sede La Normal.

No malinterpreten nuestro escrito, esto no es una despedida, ni un desistimiento de nuestro centro universitario, estamos convencidas de que un espacio son sus personas, por ello hacemos un llamado a fortalecer las relaciones y vínculos que en pasillos y jardines se formaron, a reapropiarnos del espacio que nos están arrebatando, esta es una invitación al sabotaje de todo proyecto que reproduzca las brechas de desigualdad y despoje a lxs pobladores y usuarixs originales, es un compromiso de mantener presente la memoria que habita en cada espacio, un llamado en defensa del territorio que habitamos, a convertir cada espacio geográfico en un sembradío de resistencias y rebeldías.

Acordonar al centro especializado en ciencias SOCIALES Y HUMANIDADES en un complejo comercial y de ENTRETEN (ER) IMIENTO, además de la ridícula contradicción que representa, es la estrategia para disolver el pensamiento crítico y privatizar la educación; La colectiva autónoma de derecho le dice a Padilla, representación porril, directivos, administrativos y estudiantxs alienadxs ¡VAYANSE USTEDES! ¡NOSOTRXS NO ABANDONAREMOS LA NORMAL! Nuestra educación no depende de lo alto de un edificio, ni de pasto sintético, ni de una ventana polarizada.

¡ESTUDIANTXS, VECINXS Y COMERCIANTXS NO CEDEMOS AL DESPOJO!
¡LA ORGANIZACIÓN AUTÓNOMA SE QUEDA EN LA NORMAL!
¡PADILLA VETE TÚ A BELENES!

Colectiva Autónoma de Derecho

https://drive.google.com/…/1EXRQnFeVNyCwMdD0j3urDX68U…/view…

Anuncios

Los comentarios están cerrados.