Causa cambio climático desigualdades en Jalisco

Publicado: enero 16, 2019 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:

SECO. Según el estudio, para 2039, en la mayoría del terreno de Jalisco, disminuirán entre 40 y 50 por ciento las lluvias. (Foto: Alfonso Hernández)

Modificaciones significativas en las temperaturas, aumentos o disminuciones en la cantidad de precipitaciones, una ocurrencia cada vez más frecuente de desastres hidrometeorológicos o importantes subidas en el nivel del mar, son sólo algunas de las afectaciones que, según ha demostrado un amplio número de estudios científicos, están asociadas al cambio climático producido por la actividad humana.

No obstante, más allá de tratarse de un tema meramente ecológico, estas circunstancias tienen implicaciones negativas en la calidad de vida de los habitantes de Jalisco y México, y continuarán haciéndolo durante las siguientes décadas.

Según se desprende del apartado dedicado al cambio climático del estudio titulado Desigualdades en México 2018, realizado por El Colegio de México, actualmente la relación entre pobreza y vulnerabilidad climática ya pueden ser observadas en la entidad, al igual que en muchos otros puntos del territorio nacional.

POBREZA Y LLUVIA

El estudio demuestra la existencia de una estrecha relación entre el porcentaje de pobreza municipal (utilizando datos de 2015 del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, Coneval) y el número de días con precipitaciones extremas registradas en las mismas localidades entre 2005 y 2014 (según información obtenida del Climate Computing Project, un software de manejo de datos climatológicos desarrollado por las Naciones Unidas).

“Se observa que una gran proporción de los municipios con pobreza alta estuvieron expuestos a un mayor número de días con precipitaciones intensas. De hecho, mientras los municipios con menor pobreza experimentaron, en promedio, 16 días de lluvias extremas, los de la categoría más pobre tuvieron 26 días”, detalla la investigación.

Según un mapa incluido en el documento, esta ligación puede observarse en un gran número de municipios jaliscienses, principalmente (mas no exclusivamente) de las regiones Sur, Costa Sur y Sierra de Amula. Entre estos se cuentan, por mencionar algunos, Atenguillo, Ayutla, Casimiro Castillo, Cuautitlán de García Barragán, Ejutla, El Grullo, El Limón, San Sebastián del Oeste, Talpa de Allende, Tomatlán, Tuxcacuesco, Unión de Tula y Villa Purificación.

Esto, no obstante, es sólo la punta del iceberg. El estudio expone que, además de la situación económica, factores como el género, la etnia o la edad resultan determinantes del grado de afectación sufrido por una persona ante desastres naturales.

FUTURO SIN FUTURO

En el texto se detalla que alrededor de 20 por ciento de los 2 mil 456 municipios del país presentan indicadores de vulnerabilidad altos o muy altos ante el cambio climático debido a su distribución territorial. La gran mayoría de éstos se concentran en estados del sur y el sureste, particularmente Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Veracruz y Tabasco.

No obstante, si a escala global no se logra reducir la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), ni Jalisco ni ningún otro territorio estará exento de sufrir daños climáticos significativos.

En realidad, los habitantes de la entidad ya los comienzan a notar. De acuerdo con los resultados de la Consulta de Percepción Ciudadana del Programa Estatal de Acción ante el Cambio Climático (PEACC), 88.5 por ciento de los jaliscienses cree que el clima en sus municipios ha cambiado. La mayoría considera que hace más calor y que llueve menos.

Entre los 125 municipios del estado, 13 de ellos se consideran como más susceptibles a padecer efectos como variabilidad climática y fenómenos naturales extremos. Según el PEACC estos son: Atotonilco el Alto, Cabo Corrientes, Cuautitlán de García Barragán, Degollado, Jocotepec, La Barca, Mezquitic, Poncitlán, San Sebastián del Oeste, Tomatlán, Tototlán, Zapotitlán de Vadillo y Zapotlán del Rey.

El PEACC incluye proyecciones de cómo podrían cambiar las condiciones climáticas de la entidad en dos temporalidades distintas: el futuro cercano (que abarca hasta 2039) y el futuro lejano (que comprende al último cuarto de este siglo).

En términos llanos se espera que, en el peor de los casos, en el futuro lejano puntos de Jalisco como Tequila, Amatitán, San Cristóbal de la Barranca, Magdalena, Hostotipaquillo, Jilotlán de Dolores y Santa María del Oro, puedan registrar temperaturas de hasta 42 grados centígrados; mientras que, a 2039, en la mayor parte del estado la caída de lluvias disminuirá entre 40 y 50 por ciento, siendo específicamente el municipio de Ojuelos de Jalisco el que reciba menores precipitaciones.

DIVERSOS SECTORES, CON AFECTACIONES

Según el estudio de El Colegio de México, que recoge hallazgos de múltiples autores, en territorios con estas características los perjuicios sociales de manifestarán en múltiples sectores.

“Los cambios en el clima preocupan por sus efectos en la productividad agrícola y, consecuentemente, en los precios de alimentos (…) ya que casi la mitad de la producción depende de riego de temporal, y porque la mayor variabilidad afectará los cultivos tanto de maíz como de frijol (…) Un descenso en la precipitación supondría amenazas más graves a sistemas hídricos que se encuentran bajo presión hoy en día, exacerbando la vulnerabilidad en términos de acceso y calidad de agua. Estos efectos negativos afectarán múltiples áreas, desde la agricultura y la seguridad alimentaria hasta la infraestructura de energía y la salud”, se expone.

De igual forma, el PEACC estima que, a lo largo del siglo, en las costas de Jalisco se registrará un incremento del nivel del mar de entre 1 y 2 metros, situación que provocaría “la destrucción de playas, barreras naturales y deltas, afectando principalmente a la infraestructura turística de Puerto Vallarta y Costalegre”.

PREVISIÓN. Para este siglo se espera un incremento del nivel del mar de entre 1 y 2 metros en las costas jaliscienses. Los principales afectados serían Puerto Vallarta y Costalegre.
_______________

Pobres y mujeres, los más afectados

Si bien las circunstancias anteriores pegarán sin distingo a regiones de todo el planeta, la inseguridad alimentaria, la pérdida de tierras y propiedades, la vulnerabilidad económica o el deterioro de la salud no se sufrirán por todos en la misma magnitud.

La investigación del Colegio de México afirma que las personas pobres resultan más afectadas por tres motivos: suelen estar más expuestas a los riesgos, sus pérdidas relativas son mayores y pueden tener efectos de mayor duración y cuentan con menos recursos para sortearlos y lograr adaptarse a las circunstancias.

El género, afirma el informe, se erige como otro componente de desigualdad ante el cambio climático debido a cuestiones como que las mujeres cuentan con una mayor dificultad para acceder a capital financiero que les permita recuperarse después de un desastre o a que, tras un evento de esta índole, las labores de cuidado que les son asignadas suelen incrementarse, viéndose orilladas a satisfacer las necesidades de alimentación, vestido y vivienda para menores y adultos mayores a la par de atender su salud física y emocional.

“Es impostergable que se discuta la redistribución social del riesgo, es decir, de mecanismos colectivos de protección para que afrontemos estos riesgos y reduzcamos las brechas de adaptación”, concluye el apartado de cambio climático del informe. Darío Pereira

______________

FRASE

“Los cambios en el clima preocupan por sus efectos en la productividad agrícola y, consecuentemente, en los precios de alimentos”
Extracto del estudio del Colegio de México

Municipios susceptibles a fenómenos extremos

  •  Atotonilco el Alto
  •  Cabo Corrientes
  •  Cuautitlán de García Barragán
  •  Degollado
  •  Jocotepec
  •  La Barca
  •  Mezquitic
  •  Poncitlán
  •  San Sebastián del Oeste
  •  Tomatlán
  •  Tototlán
  •  Zapotitlán de Vadillo
  •  Zapotlán del Rey.

No es una cantidad menor

Por su distribución territorial, 20 por ciento de los 2 mil 456 municipios del país cuentan con indicadores de vulnerabilidad altos o muy altos ante el cambio climático

JJ/I

Anuncios

Los comentarios están cerrados.