Pide mejor atención hacia feminicidios

Publicado: enero 13, 2019 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:

  • En diciembre pasado, la Segob decretó la Alerta de Violencia de Género en Jalisco Foto: Jonathan Bañuelos
Katia Diéguez/Mural

Guadalajara, México (13 enero 2019).- Ya pasaron casi dos años del asesinato de su hija y, además de no lograr justicia, Nancy Arias ve fallas en el trato que se le da a las víctimas de un feminicidio.

Desde 2017 recibe un apoyo para cuidar a sus nietos -tienen 1 año, 10 meses y 2 años, 11 meses respectivamente- como beneficiaria del Programa de Apoyo Económico para las Hijas e Hijos de Víctimas de Feminicidio o Parricidio.

Sin embargo, considera que éste es insuficiente -3 mil pesos bimestrales por cada menor de edad-; adicionalmente, aseguró que ha recibido malos tratos de parte de la autoridad para intentar conseguir la custodia.

En marzo de 2017, su hija Alondra fue asesinada presuntamente por su pareja, Giovani Vázquez, y desde entonces cuida de los nietos; un mes después, el entonces Fiscal estatal, Eduardo Almaguer, le prometió que le entregaría al asesino y la auxiliaría con la custodia.

Pero el proceso legal continúa, lamentó Arias, e incluso afirmó que se ha topado con funcionarios poco empáticos y teme que el padre intente quitárselos o que no pueda inscribirlos a la escuela.

“(Me dijeron) que por la situación se iba a dar más rápido el proceso de custodia, pero cuando voy a Procuraduría Social me dicen que tengo que buscar al fulano (el presunto asesino) para hacerle llegar la demanda, ¿cómo quiere que lo busque si está prófugo y si los de la Fiscalía no lo han encontrado? Son insensibles”, sentenció.

A problemas similares se ha enfrentado Sandra N, quien reservó su apellido, y que tras el asesinato de su hija ha peleado por la custodia de sus cuatro nietos en lo cual invierte tiempo y dinero en los trayectos, en las citas jurídicas y el desgaste emocional por no recibir ayuda.

“No nada más es lo legal, son muchos gastos económicos de transportación (), apenas está en proceso la custodia de mis nietos. Las autoridades en nada nos apoyan”, explicó la mujer.

El problema, según Alejandra Cartagena, abogada del Comité de América Latina y El Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem), es que el Programa no se coordina con otras instancias y el personal no está capacitado.

“El Programa no es suficiente porque no es un programa transversal. El tema de desaparecidos y feminicidios ha sido un tema del que no se ha hablado de manera clara por parte del gobernador y las nuevas instancias”, comentó.

Arias y Cartagena coinciden con que los casos no son atendidos si no se les da visibilidad y presión mediática.

“Yo soy mamá, abuela y papá, y yo soy la que genera todos los gastos y para mí es bien difícil; con la atención que recibe uno, ya ni ganas”, reprochó Arias.

En su experiencia, consideró que al programa le hace falta ofrecer seguro médico a todos los niños huérfanos por feminicidio, para que puedan atenderse en el IMSS o alguna institución pública, y así asegurar la atención de su salud.

MURAL publicó el 17 de noviembre pasado que en lo que iba de 2018 se habían registrado 197 homicidios de mujeres, rompiendo el récord de 140 de 2017. Sólo 52 se reconocieron como feminicidios, el primer requisito para que familiares de las víctimas accedan al apoyo.

Hora de publicación: 00:00 hrs.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.