Libramiento de Vallarta, amenaza para la selva

SEGÚN ACTIVISTA. La sierra debe protegerse por todo lo que implica Puerto Vallarta. (Foto: Humberto Muñiz)

La lentitud con que se conforma el área de protección hidrológica estatal en la sierra del Cuale juega en contra de los intereses ambientales, pero a favor de los inmobiliarios: el propio gobierno que promueve la reserva, ha manifestado el interés en realizar el proyecto de 32 kilómetros del libramiento, que pasaría sobre superficie de selva, para conectar al aeropuerto de la ciudad hacia la carretera federal 200, que recorre toda la llamada Costalegre.

De hecho, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez había planteado la prioridad de hacer la obra, pero los ambientalistas “respiraron” al saber que la nula asignación de recursos federales permite un poco de respiro para consolidar la reserva ecológica y convencer a la autoridad de que hay opciones que no alteran de forma tan severa el macizo forestal, un patrimonio paisajístico del puerto.

“Esa sierra se debe proteger por todo lo que implica Puerto Vallarta y también por los aprovechamientos forestales, no en el ánimo de prohibir, sino de ordenar y planear el uso del territorio de manera sustentable”, advirtió la activista Juanita Delgado.

“El tema del libramiento al gobierno del estado le interesa mucho; me consultaron para ver qué opinión tenía, y puedo decir que no he visto una opinión técnica y de desarrollo que justifique esa obra; sí beneficiaría a la Costalegre, pero a Puerto Vallarta nos va a traer muchos problemas, desde el punto de vista económico, porque nos va a convertir en un destino de paso,  la gente no se va a quedar aquí; pero si pensamos en el desarrollo de Costalegre,  existen mejores propuestas”, aseveró el académico del Centro Universitario de la Costa (CUCosta) Jorge Téllez López.

“Yo lo he hablado con distintos actores, entre ellos gente que puede tomar decisiones, diputados, presidentes municipales, de que los que les conviene a Costalegre en materia de infraestructura carretera es una ruta de la ciudad de Guadalajara, pasando por Talpa y Tomatlán, eso ayuda a esa parte de la costa y no perjudica a Vallarta; si se habilita ese camino a acceder al mercado que se busca, de la capital del estado; pero si el caso es construir el libramiento, yo también les he dicho que se puede hacer una obra de menor impacto más pegada a la ciudad y que incluso sería panorámica, y de este modo protegemos los bienes naturales”, añadió.

El investigador pone en relieve que si se pretende el acceso de turismo de alto poder adquisitivo, es más sensato moverlo por aire y no afectar la zona de la bahía.

Otro investigador universitario es Alfredo César Dachary, quien señaló: “En estos últimos años, en Puerto Vallarta se han venido repitiendo por diferentes ayuntamientos una serie de errores que nunca fueron reparados, y al poco tiempo fueron olvidados, pero que son hitos que están marcando el desarrollo de Puerto Vallarta como ciudad en proceso de expansión con base a la industria del turismo. Ajustes de los planes de desarrollo urbano no suficientemente consultados y menos acordados, que han generado amparos y juicios, y autorizaciones de desarrollos en la montaña, como los que se pueden ver al llegar al Centro de la ciudad, a grandes edificaciones que han afectado claramente la densidad de carga en todas sus dimensiones; las calles saturadas que generan contaminación por los autos y camiones, contaminación acústica y visual, entre otras”, dice en un artículo publicado en su blog personal (http://alfredocesardachary.com).

“Estos errores se van sumando y ahora aparece uno nuevo mayor que viene siendo planteado desde varios años atrás, y que consiste en comenzar a fraccionar parte de la montaña, que es el referente paisajístico base de este destino, ya que entre el pueblito mexicano que está muy alterado y las playas de la costa de la ciudad que son poco competitivas, vamos dejando a Puerto Vallarta sin grandes referentes naturales, que fueron la base de su éxito inicial”, añadió.

El Proyecto

  • La longitud del libramiento es de 32.8 kilómetros
  • Se pretende un tránsito promedio de 6 mil 877 automóviles diarios
  • La velocidad promedio es de 110 kilómetros por hora

Fuente: MIA del proyecto

JJ/I

Anuncios