LaBase, un proyecto que exige ser replicado

Publicado: enero 6, 2019 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:

El cambio. LaBase era un parque abandonado, con una planta de agua abandonada donde se presentaban situaciones negativas para el entorno social. (Foto: Especial)

Tlajomulco demanda una política seria de reinserción urbana para decenas de miles de sus moradores que habitan las grandes ciudades perdidas, como Hacienda Santa Fe, Chulavista o Silos, advierte la activista social y ex presidente del Consejo de Participación Ciudadana de Tlajomulco, Tania Vázquez.

Una de las generadoras de la experiencia comunitaria de LaBase (Laboratorio de Arquitectura Social Estratégica) en el clúster 21 de Hacienda Santa Fe, pone en relieve la necesidad de que los gobiernos trabajen sobre esa línea, en busca de remontar los graves problemas de marginación, pobreza y violencia que se padecen en la zona.

“Este es un tema de mucha segregación social, de situaciones como las casas abandonadas. Esto (LaBase) era un parque abandonado, con una planta de agua abandonada, que a mí me tocó conocer en su momento, llena de agua podrida, donde venía la gente a drogarse, a hacer situaciones negativas para el entorno social, y los niños no podían salir a jugar, o se podían exponer a una situación de violencia. Nos preguntamos entonces qué debía pasar para volver a tejer o a construir este tejido social, y se trataba de recuperar el espacio público, que la gente lo sintiera suyo, pudiera venir y saber que era de todos y podía haber algo bueno para ellos”.

Al tener un gran cascarón de concreto para una planta de tratamiento, el reto de qué hacer era enorme. “Este no es el único esfuerzo que emerge desde abajo; se repararon canchitas de futbol, se pusieron aparatos de gimnasia en los parques, se acondicionaron bosquecitos urbanos dentro de fraccionamientos, se dotó de material para laboratorio para una preparatoria, equipo de cómputo para una escuela. Pero una obra como LaBase, no la hicimos en ningún otro lugar; no era mucho el presupuesto, y lo que alienta es que la nueva administración va a dar el doble de recursos, y entonces se trata de replicar esta excelente experiencia, porque de ser un espacio de delincuentes, ahora es un lugar donde los niños vienen a tomar clases de pintura, clases de fotografía, ya se hicieron unas albercadas, y muchísimas actividades que ayudan a  los niños a tener la esperanza de que se puede aspirar a algo mejor en su vida”.

La activista pide no hacer cuentas alegres. LaBase arrancó en 2016, y requiere de más años para que “la gente de alrededor empiece a percibir que hay más por lo que puede hacer, por su entorno, por su ciudad, ya con más conocimiento de lo que hay”; la idea es que se disemine la experiencia y crezca el número de ciudadanos organizados para resolver sus mayores rezagos.

da/i

Anuncios

Los comentarios están cerrados.