Recuerdan con misa a desaparecidos

 

Justicia. Familiares de desaparecidos comentaron que no se le podía dejar a dios lo que hizo el hombre. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Las familias de desaparecidos en El Salto arrancaron el año con una misa especial para ellos. Durante la ceremonia el sacerdote Rogelio Gutiérrez Arellano les aconsejó la guía espiritual y el perdón para tener una mejor calidad de vida.

Reconoció que esta tragedia es dolorosisíma, y que es peor que la muerte porque los familiares no saben qué hacer.

“Mucho dolor, mucho sufrimiento, mucha desesperación, mucha angustia, mucha depresión, incertidumbre”, afirmó el sacerdote.

En la homilía les ofreció consuelo con consejos para evitar la culpa, garantizar el perdón, evitar el odio y encontrar la paz.

Sin embargo, integrantes del colectivo Por Amor a Ellxs lo consideraron insuficiente porque el dolor no se va cuando no se sabe quién es el responsable de la desaparición.

“El cura te aconseja que no te aferres, que no te eches las culpas, porque realmente no es tu culpa, pero tú sabes que perdonar es muy difícil, ¿perdonas a quién?, mientras no sepas quién se lo llevó, ¿a quién perdonas?”, expusieron.

Los miembros de este colectivo comentaron que no se le podía dejar a dios lo que hizo el hombre porque él no los va a buscar y no se los va a entregar.

“Tú si no te mueves cómo lo vas a encontrar. Las familias tienen que buscar, tienen que tocar puertas, tienen que insistirle al gobierno que haga su trabajo, su trabajo es buscar y que haya la impartición de justicia que se debe de hacer”, comentaron.

El colectivo comentó que deben involucrarse en la búsqueda y siempre exigir a las autoridades que los busquen porque es su responsabilidad y pueden encontrarlos con vida.

Insistieron que deben buscarlos a todos, aún si fueran delincuentes porque una vez que ya los encuentren, las familias decidirán si los dejan en la cárcel o buscan un abogado.

Admitieron que hay un rezago desde 2008, y el nuevo titular de la fiscalía especializada de desaparecidos debe combatirlo, pero sin recursos será insuficiente.

El sacerdote les recordó que la tristeza crea cáncer y la amargura da diabetes, y lo mejor es evitar que tengan estas enfermedades.

“Día a día enfréntalo con valentía, con aguante, con coraje, día a día resiste lo más que puedas, pero nunca te rindas, ni un día te rindas, que ninguno de ustedes se enfermen con esto”, recomendó.

da/i

Anuncios