Tapatíos gastan casi medio salario en transporte público

Publicado: diciembre 18, 2018 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:

Aumento pegará más a los que ganan menos: Académico

El incremento se realiza con base en ciertos criterios que no contemplan las tendencias de movilidad del ancho de la población; urge considerar sus necesidades y ser realistas con el alza a la tarifa: Roberto Ulises Estrada

Por Rafael Hernández Guízar/pagina24Jalisco

Aunque se quiera decir por parte de las autoridades que es manejable el incremento del precio del transporte público, en realidad constituye un golpe “durísimo” a la ciudadanía/Foto: Archivo Página 24

Aunque se quiera decir por parte de las autoridades que es manejable el incremento del precio del transporte público, en realidad constituye un golpe “durísimo” a la ciudadanía/Foto: Archivo Página 24

Actualmente, en Jalisco la ciudadanía gasta alrededor de 48 por ciento de su salario en el transporte público, por lo cual el aumento a 9.50 por cada viaje será un golpe del que difícilmente podrían reponerse los más menesterosos, aseguró un investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

En entrevista con Página 24, Roberto Ulises Estrada, académico de la casa de estudios, indicó que pese a que se quiera decir por parte de las autoridades que es manejable el incremento del precio del transporte público, en realidad constituye un golpe “durísimo” a la ciudadanía, pues a partir del presente mes de diciembre los que menos ganan –el grueso de la población– invierte casi la mitad de lo que ganan tan sólo en moverse de sus casas a sus trabajos y de regreso.

“Hay un factor de transbordo de 1.4, es decir que intercambia la gente su movilidad cotidiana; por la demanda del transporte público, el costo que se paga de la tarifa no es recíproco con el servicio que se recibe; en ese sentido, hay otro dato muy importante donde se demuestra que 19.3 por ciento de los ingresos de las familias es destinados al transporte público. Lo preocupante es que le viene a pegar a los deciles más bajos  de la población, es decir que representa casi el 48 por ciento, sólo para moverse”.

Agregó que el sistema de transporte que le corresponde esencialmente al gobierno estatal, ha caído en manos principalmente de tres empresas: “25 por ciento es la Alianza de Camioneros, 40 por ciento en la Paraestatal Sistecozome y el 8 por ciento Servicios y Transportes, entre estas tres tienen un mercado  oligopólico, y atienden el 78 por ciento de la demanda aunque actualmente hay alrededor de 19 empresas y ahora hay un área de oportunidad con el sector con el modelo ruta-empresa, que hemos escuchado tanto”.

Y es que a decir de este académico, la problemática principal radica en que aunque el ciudadano no esté conforme con lo que soporta, no puede hacer nada más que pagar los incrementos autorizados por las autoridades, ya que de no hacerlo no podría moverse a su trabajo, escuela o centros de recreación y regresar a sus viviendas.

“Ya el Área Metropolitana de Guadalajara se alcanzó los 5 millones de habitantes y hace tiempo que no se realiza un estudio de origen y destino, es necesario hacer uno para tener el conocimiento y saber cuál es el comportamiento de la participación modal; en el último se contabilizaban 9.7 millones de viajes al día, hace 11 años de esto, y a esto si le aplicamos una tasa de crecimiento se aproxima a los 10 millones de viajes al día; de estos, tan sólo el 30 por ciento se realizan en transporte público, otro 30 por ciento en transporte particular y el resto en desplazamientos caminando, el 10 por ciento es en otros como bicicleta o motocicleta”.

Finalmente, indicó que la información que hay al momento de las mismas autoridades para saber el comportamiento de la ciudadanía en torno a los viajes está desactualizado, y que por ello es urgente que se hagan dos cosas: primero, que se realice un estudio para conocer la información real en torno a cómo se transportan las personas, y segundo un análisis a conciencia del precio y la capacidad de pago del usuario.

Los comentarios están cerrados.