Colecta pro Tarahumara se alista para ser entregada

Publicado: diciembre 13, 2018 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:

Toneladas de cobijas, ropa y alimentos que entregaron los tapatíos están siendo empacadas para ser llevadas a Sisogichi, en la sierra de Chihuahua.
Manuel Baeza/Milenio

Más de mil 200 cobijas, cuatro toneladas de ropa, 18 mil kilos de alimentos no perecederos y muchos otros artículos se alistan para ser enviados a la sierra de Chihuahua gracias a la generosidad de miles de tapatíos que aportaron para que los indígenas tarahumaras puedan afrontar el próximo invierno.

Las oficinas de un negocio ubicado en el cruce de las avenidas Rubén Darío y Montevideo, en la colonia Providencia, lucen a reventar por los artículos donados. Allí, al frente de una decena de mujeres y hombres, Javier Cañedo Mesinas coordina el trabajo de seleccionar, empacar y organizar paquetes de cobijas, costales de ropa, y cajas con productos alimenticios que se recibieron. Todo lo recaudado se subirá a un tráiler para que el fin de semana pueda ser llevado a su destino.

Javier Cañedo es modesto. No quiere que el esfuerzo de miles de personas se atribuya a su persona. Empresario de muchos años, el hombre al frente de la operación reconoce que orquestó la campaña de colecta, pero que el apoyo a entregar es aportación de todos los tapatíos que participaron, y eso es lo que importa.

La idea de hacer la colecta nació a raíz de un error suyo: viajar a Zacatecas sin tomar precauciones sobre el estado del tiempo. Explica que por un asunto de negocios llegó a la capital zacatecana y se encontró con que el frío era terrible, y él no llevaba ropa adecuada para cubrirse. “Tuve frío en la calle; en el hotel no había agua caliente porque se congeló la tubería”, explica. Y fue entonces cuando pensó que tener frío ese día había sido un error que se podía remediar comprando un buen abrigo o chamarra, pero que hay muchas personas en México que no tienen recursos para sobrellevar las bajas temperaturas de manera adecuada.

Fue cuando decidió ponerse en contacto con el sacerdote Héctor Fernández Martínez, párroco de la comunidad Sisoguichi, en la sierra Tarahumara, un poblado indígena de escasos recursos que en invierno sufre muy bajas temperaturas. Los habitantes de Sisoguichi, que se dedican principalmente a la fabricación de muebles de madera y de artesanías, serán quienes reciban el apoyo.

El último reto de la campaña de acopio es reunir el dinero suficiente para la renta del tráiler que viajará a Chihuahua a entregar las toneladas aportadas por los tapatíos, algo que se esperaba lograr pronto gracias a la generosidad de los ciudadanos.

Cabe señalar que una campaña de acopio “espejo” a la hecha en Guadalajara, se realizó en la Ciudad de México. Allí, las donaciones de los capitalinos fueron recibidas en casa de la señora Coral Mesina Canet, quien ofreció su domicilio para ese fin. Lo recolectado en la Ciudad de México también se entregará en Chihuahua, pero el viaje será en un tráiler diferente.

SRN

Anuncios

Los comentarios están cerrados.