Revisar descargas llevaría 123 años

Publicado: diciembre 10, 2018 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:

 

FALLA. El plan de saneamiento para el río Santiago del gobierno alfarista no contempla a poblaciones afectadas, lamenta Cindy McCulligh. (Foto: Jorge Alberto Mendoza)

Al ritmo actual con el que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) visita a las industrias, inspeccionar la totalidad de descargas de las concesionarias de Jalisco le llevaría 123 años, estimó la científica y postdoctorante de la Universidad Autónoma de Zacatecas Cindy McCulligh, quien aseguró que para conseguir un saneamiento real del río Santiago se debe contar obligatoriamente con un incremento en las capacidades de esta dependencia federal para regular los vertidos, ya que sólo ésta tiene atribuciones sobre los giros que más contaminan.

“Lo que yo he hecho es ver cuántas concesiones de extracción de aguas superficiales, subterráneas, permisos de descarga, hay en el Registro Público de Derechos de Agua, el Recta, y son alrededor de 40 mil, entonces cada año la Conagua pública una versión pública de sus visitas de inspección. Analizando en Jalisco cuál es el promedio de 2010 a 2015 de inspecciones, tardaría 123 años (en revisar a todas)”, explicó en entrevista.

“Yo lo he llamado la corrupción institucionalizada, porque la Comisión Nacional del Agua ha normalizado la contaminación y la impunidad”, añadió.

La investigadora de origen canadiense con más de 10 años de estudios en el Santiago abordó el plan de saneamiento de este río que anunció el viernes el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, y enfatizó que debe estar fuertemente vinculado con la Federación y con los sectores sociales afectados e involucrados para dar resultados.

“Lo que se anunció el viernes es muy insuficiente y bastante decepcionante, (…) (pues) ellos lo consideran un plan integral o un plan completo cuando, primero, no se consultó a las poblaciones y organizaciones más impactadas por la contaminación del río Santiago, no se buscó tampoco a especialistas en el tema que pudieran de forma constructiva aportar a un plan que pudiera abonar a una restauración de la vida en el río. La falta de consulta me pareció muy grave”, dijo.

“Se requiere de un plan con seriedad que siente a los tres niveles de gobierno, no necesitamos héroes salvadores del río en lo individual, el gobierno del estado, necesitamos que los tres niveles de gobierno participen junto con la sociedad civil y realmente el estado cumpla su función con un nivel de apertura”.

Si bien la investigadora celebró que el nuevo gobierno de Jalisco se interese en atender la degradación ambiental del río, consideró engañoso el mensaje de aumentar las capacidades de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) debido a que, en el tema específico de la contaminación al cauce, sus atribuciones son mínimas.

“(Enrique Alfaro) mencionó la importancia de la vigilancia, pero incrementar el presupuesto y número de inspectores de la Proepa no es suficiente porque uno perfectamente sabe que ellos no tienen la facultad de estar vigilando las descargas de las industrias a un cauce federal, entonces si no hay una implicación de las autoridades federales, en este caso de la Conagua o de la Profepa, esas industrias van a seguir vertiendo con impunidad y con unos niveles de inspección ínfimos”, agregó.

DATO

El plan de intervención del nuevo gobierno estatal al río Santiago contempla una inversión de 3 mil 418 millones de pesos, de los cuales sólo la mitad están asegurados y provendrán del estado, pues el resto dependen de la Federación y no están asegurados. Las obras planeadas son plantas de tratamiento, colectores, renovación de hospitales, retiro de lirio, entre otras

JJ/I

Anuncios

Los comentarios están cerrados.