PRONUNCIAMIENTO FRENTE A LA “ESTRATEGIA INTEGRAL DE RECUPERACIÓN DEL RÍO SANTIAGO” PRESENTADO POR EL NUEVO GOBIERNO DE JALISCO

Publicado: diciembre 10, 2018 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:,
Un Salto de Vida A.C.

Dada la visita de Enrique Alfaro y su gabinete para presentar la propuesta de “saneamiento integral del río Santiago” el día 7 de diciembre en Juanacatlán, Jalisco, queremos acotar varios puntos que creemos necesarios para clarificar públicamente nuestro sentir al respecto.

1.- Es indispensable aclarar que, aunque nuestra presencia en el evento público parece incongruente e inconsistente con lo que hemos planteado en los últimos años, ha habido una discusión amplia al interior de nuestro colectivo. Nosotros nos presentamos en plan de escucha y fue improvisado el protagonismo que adquirió nuestra compañera Graciela González a petición de varios secretarios y el mismo gobernador. Nosotros no conocíamos el proyecto que se presentó ni sabíamos de su existencia. Aceptamos hacer uso de la voz y eso es todo. Para evitar malinterpretaciones, aclaramos que no hemos sido cooptados, que no buscamos ningún puesto, que no somos cercanos a las altas esferas políticas, ni nada de lo que se nos pueda señalar sin pruebas ni fundamentos.

2.- Nunca ha habido una cerrazón de parte nuestra a la interlocución con el Estado, pero sí a la simulación de los anteriores intentos por llamarnos a participar en mesas y programas que nada tenían que ver con el saneamiento integral y la mejora de nuestra calidad de vida. Evaluamos que se abren puertas y posibilidades en esta transición, pero no quiere decir que suscribimos sus propuestas ni que legitimamos a un partido o un gobierno. No es un hecho menor que el saneamiento del río Santiago lo considere el nuevo gobierno como su política prioritaria. Hacemos lo que creemos necesario para mantener un canal de diálogo con quienes, para bien o para mal, toman las decisiones trascendentales, no sólo con nuestro colectivo sino con nuestros pueblos. Nuestra postura no cambiará, seremos críticos y no esperaremos sentados a que nos resuelvan la situación, pero no podemos descartar que son necesarias decisiones de Estado para que se resuelva una problemática de esta magnitud.

3.- Nosotros no somos representantes de los pueblos del río, nadie nos ha elegido hasta ahora ni nos hemos autonombrado. Asimismo, nadie nos representa, ni un partido, ni un gobierno, ni una ONG, ni ningún individuo ajeno a nuestra colectividad. Desconocemos cualquier voz que hable en nuestro nombre y el de nuestras comunidades sin consultarlas antes. Hablamos desde nuestra experiencia organizativa y como afectados directos. Seguiremos convocando a la organización popular para hacer contrapeso a las decisiones de Estado que no vayan en consonancia con lo que han nombrado “saneamiento integral”, como ya lo hemos manifestado en diversos medios. Seguimos apostando a la organización entre los pueblos, a las alternativas de vida y a las relaciones sociales ajenas al ejercicio del poder sobre otros. Exigiremos que seamos los pueblos quienes tengamos la interlocución directamente con las secretarías y el gobernador, sin intermediarios, sin quienes han encontrado un modo de vivir a partir de nuestra desgracia.

4.- Consideramos que para que nombren “saneamiento integral” a esta política, tiene que cambiar la lógica detrás de los proyectos concretos. Las inversiones en plantas de tratamiento y colectores siguen siendo soluciones de final de tubería. Es indispensable que cada municipio trate sus aguas, pero son pocos los que tienen recursos y capacidades para hacerlo en cada localidad, ni siquiera en sus cabeceras municipales. No es casualidad que casi la mitad de las plantas de Jalisco estén fuera de operación y esto no cambiará si no se transita a tecnologías de bajo costo con la misma eficiencia, lo que no representa gran negocio, pero sí una alternativa viable para municipios sin presupuesto. El río es un ser vivo, con su propia dinámica, donde debe considerarse la restauración de su cauce, su caudal y su rivera. Una política que se centre en nuevos proyectos hidráulicos no puede ser llamada integral.

5.- Reconoceremos aciertos, pero señalaremos críticamente la ausencia de elementos sustantivos. El tomar en consideración las descargas agropecuarias y el uso de plaguicidas es algo relevante en la propuesta que se presentó, pero la ausencia en medidas en contra de las descargas industriales y los procesos productivos contaminantes que se concentran en nuestro municipio y en la cuenca de El Ahogado, son fundamentales para comenzar a hablar de la recuperación del río y de la salud de nuestros pueblos. Esta cuenca debe tener atención de emergencia y no una simulación como lo fue el POFA. Es insuficiente que se triplique el presupuesto de PROEPA si el nuevo gobierno estatal no procura los convenios necesarios con la federación para hacer frente a la contaminación industrial. También exigimos a todas las fracciones parlamentarias a nivel estatal y federal que se pronuncien a favor del robustecimiento de las normas oficiales de descargas. Si de verdad existe voluntad, esto debe promoverse por iniciativa del nuevo gobierno de Jalisco.

6.- Como plantearon en el proyecto, será necesaria la renovación de los centros de salud de los 17 municipios contemplados en el proyecto, sin embargo, habrá la necesidad de que existan varias unidades para la atención especializada de manera inmediata. Además de un estudio epidemiológico longitudinal que determine la relación en largo plazo de la contaminación y la salud, se deben promover estudios de salud preventiva para focalizar la atención en las poblaciones más vulnerables en cuanto a insuficiencia renal y otras enfermedades crónico degenerativas.

7.- Otro ausente en la propuesta es la política de disposición de residuos. Con respecto a los basureros Los Laureles, Picachos y Hassar’s, grandes aportadores de contaminación por su vertido de lixiviados a través de arroyos y mantos freáticos, urgen sus clausuras definitivas para migrar a un modelo diferente de disposición de residuos.

8.- El que hayamos aceptado entablar un diálogo no quiere decir que vayamos a silenciarnos ante lo que el gobierno del estado no atienda con la urgencia con la que se ha comprometido en nuestro caso. No somos ingenuos, sabemos de las limitaciones institucionales y normativas, además y, sobre todo, de los poderes económicos, que no permitirán que se resuelvan nuestros problemas de fondo. Seguiremos denunciando las injusticias y caminando junto con los pueblos que sigan padeciendo el olvido y la perpetuidad de sus problemas.

El Salto, Jalisco a 9 de diciembre de 2018

Anuncios

Los comentarios están cerrados.