Fallece madre de Imelda Virgen

  • La señora Mary Rodríguez murió hoy por complicaciones de cáncer. Foto: Archivo
Katia Diéguez/mural

Guadalajara, México (08 diciembre 2018).- La señora Mary Rodríguez, madre de Imelda Virgen quien fue asesinada el 29 de septiembre de 2012, y que se convirtió en el primer caso de feminicidio reconocido en el Estado, murió hoy por complicaciones de cáncer.

Su muerte representa un caso más de aquellos familiares que aún esperan justicia para las mujeres asesinadas, y que a causa de los largos procedimientos legales, pierden la vida antes de ganar la batalla.

“El caso de la señora Mary, es el caso de muchas mamás y papás que mueren sin haber obtenido justicia para sus hijas”, comentó Guadalupe Ramos, integrante del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem), quienes acompañaron el caso.

Imelda, quien era profesora de la Universidad de Guadalajara, fue asesinada por personas que presuntamente contrató su ex esposo Gilberto Enrique Vázquez Cortés.

Desde el 2012 la familia lucha por que se castigue a los responsables, pero se han topado con trabas legales y complicaciones como en marzo de este año que acusaron retrasos en la audiencia de ratificación porque los abogados de la defensa no se presentan.

“(Doña Mary) se murió esperando una sentencia definitiva para el hombre que le abrió la puerta de su casa, que le permitió ingresar a la familia para que fuera el esposo de su hija.

“Se murió esperando que la justicia en Jalisco pudiera dictar una sentencia que contemplara una reparación integral del daño causado, es decir, no sólo su yerno le privó de la vida a su hija, sino de la posibilidad de que su familia disfrutara de una mujer buena, profesora de la Universidad de Guadalajara, activista por las derechos de los animales, ambientalista. Sobre todo, una buena hija y una buena hermana”, agregó Ramos.

El 6 de abril del 2017, el Juzgado Décimo penal declaró el caso de Imelda Virgen como feminicidio y dictó 50 años de prisión para el ex esposo y dos de los delincuentes por los delitos de parricidio y violación; a la tercera asesina se le dieron 28 años sólo por parricidio.

Para la familia fue un paso hacia la justicia, pero no el final, hasta la fecha continúan con trámites legales tras la apelación de los sentenciados.

“Le agradecemos a doña Mary su lucha y le decimos que no descansaremos hasta obtener Justicia para Imelda Virgen y Justicia para todas”, concluyó Ramos.

Anuncios