Queda a deber plan en Ávila Camacho

  • 1
    La ciclovía de Avenida Ávila Camacho no está segregada en ningún punto, además de que falta vegetación propuesta en los planes virtuales. Foto: Carlos Ibarra
Fernanda Carapia

Guadalajara, México (02 diciembre 2018).- En la expectativa contra la realidad, la avenida Ávila Camacho dejó mucho que desear.

La promesa fue hacer una vialidad incluyente donde convivieran peatones, ciclistas y automovilistas, incluso hasta se proyectó una arteria verde con ciclovía segregada y amplias banquetas.

Pero el trabajo final ni siquiera alcanzó para la segregación del camino ciclista. El bajo puente de la Línea 3, en el tramo de Zapopan, no es verde y los muros sirven para pintar graffiti, además de que las banquetas no fueron ampliadas.

Elton Osorio, del Colectivo Bicicleta Blanca, lamentó que pese al compromiso de garantizar un entorno amable para la movilidad, no se haya hecho una vialidad así.

“Se presentó como un ícono de la distribución de la movilidad, que hubiera el espacio peatonal, el sendero ciclista, el espacio para transporte público y el espacio para los carros, que hubiera una transformación del entorno urbano y en los renders así se puso, pero se terminó entregando una obra inconclusa”, destacó.

“Quedó muy distante a lo que se comprometió a realizar, por eso no queríamos un trayecto elevado, (…) genera una sensación de inseguridad, de abandono, es horrible a la vista, no es amable con las personas porque se sigue priorizando al vehículo”.

Elton Osorio
Integrante de Bicicleta Blanca

El 25 de noviembre, el Gobernador Aristóteles Sandoval, y el Alcalde de Zapopan, Pablo Lemus, entregaron los trabajos de rehabilitación de la Avenida Ávila Camacho, pero la vialidad dista mucho del proyecto.

Osorio aseguró que la obra no favorece la movilidad no motorizada y pese a que sí se puso una ciclovía, ésta no es segregada, lo cual es indispensable en una vialidad de este tipo.

En un recorrido, se constató que, ante la falta de artículos divisorios, los vehículos, tanto particulares como de transporte público, así como las motocicletas, invaden la ciclovía.
El activista agregó que otro faltante es la señalética sobre límites de velocidad, preferencia de paso al ciclista y peatón, entre otros.

Aunado a esto, en el tramo de Zapopan, es decir, de Américas a Patria, no hay vegetación y el bajo puente luce desierto; en territorio tapatío, de Patria a La Normal, ya se inició con la reforestación con arbolado de tamaño pequeño y plantas de ornato.

Osorio mencionó que terminar este corredor de manera adecuada es un pendiente que quedará para la siguiente Administración y exigirán que se termine.

“Va a ser una vía muy transitada, es una vía que tiene estaciones de MiBici, pero no va a tener infraestructura ciclista”.

Anuncios