Indígena de origen mixteco recupera a sus tres hijos

Publicado: noviembre 23, 2018 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:

 

(Foto: Archivo | Grisel Pajarito)

Después de cuatro años de haber sido separada de sus hijos, Esperanza Méndez los recuperó. En 2014, el Ministerio Público la desacreditó y le quitó a los menores, además el jurídico del Hogar Cabañas comenzó un juicio de pérdida de la patria potestad, la cual ya fue retirada.

La Red Jalisciense de Derechos Humanos reiteró que Esperanza, de origen mixteco, fue víctima de violaciones como discriminación, segregación racial y actos etnocidas por parte del Ministerio Público y el Hogar Cabañas.

“La Red Jalisciense de Derechos Humanos, A.C. logró hoy un triunfo más en su defensa de los derechos humanos de los indígenas residentes en la Zona Metropolitana de Guadalajara, al obtener de la Junta de Gobierno y de la Dirección del Hogar Cabañas, el pasado 12 de noviembre el desistimiento de la demanda por la pérdida de la patria potestad interpuesta en el Juzgado 1° de lo Familiar, Expediente 2302/2015, en contra de la mixteca Esperanza Méndez Cruz, originaria de Silacayoapan, Oaxaca”, informa la Red.

En 2014, la hija de Esperanza fue víctima de violación por parte de su padre Pedro R., delito por el cual el Ministerio Público retuvo a sus dos hijos restantes y los entregó al Hogar Cabañas, ubicado en Zapopan, sin embargo, Esperanza fue considerada como una “mala madre” y corresponsable de la crisis familiar derivada de la violación sexual de la más pequeña.

“Esperanza denunció a su pareja y acompañó a la policía investigadora a localizar y detener a su pareja, consignado al Juzgado 13° de lo Criminal de Puente Grande, bajo Proceso Penal N° 249/2014-A, derivado de la Averiguación Previa N° 1338/2014, pésimamente integrada”, precisa al Red Jalisciense de los Derechos Humanos en un comunicado.

Fue hasta el 27 de febrero de 2016, cuando un juez federal determinó que Esperanza no incurrió en falta de cuidado, a pesar de que era maltratada siguió viviendo con su pareja y sus menores; cuando la violación fue consumada, denunció a su pareja y atendió en la hospitalización a su hija.

El juez dictó que el Ministerio Público y el Cabañas le quitaron a sus tres hijos, sin tener el menos diálogo con ella.

EH

Anuncios

Los comentarios están cerrados.