Acusan anomalías en Bugambilias

  • En 2012, José Juan de los Santos Escobedo tomó posesión de los terrenos arbolados en el ingreso de Bugambilias; se colocó malla. Foto: Jonathan Compton
Jonathan Compton/Mural

Guadalajara, México (22 noviembre 2018).- El conflicto por el bosque urbano de Ciudad Bugambilias empieza desde su adquisición.

Según vecinos, la compra fue ilegal; mientras que quien se ostenta como propietario, José Juan de los Santos Escobedo, asegura que la operación se hizo debidamente.

Desde 2013, la asociación de colonos interpuso una denuncia ante la Fiscalía estatal por la apropiación irregular de los predios, que fueron comunes durante más de 40 años, según la averiguación previa 2330/2013.

Esto, porque supuestamente la compra se habría hecho con documentos ilegales.

Entre 2009 y 2010 se efectuaron asambleas generales del Ejido de Santa Ana Tepetitlán para autorizar la venta de los terrenos arbolados, que desde 1976 nunca fueron cedidos oficialmente al Ayuntamiento.

La operación fue autorizada por los comuneros a favor de José Juan de los Santos Escobedo, quien hasta 2012 tomó posesión de los lotes y se colocaron mallas para delimitarlos.

Tras la defensa legal que iniciaron los vecinos para recuperar las fracciones boscosas -de más de 32 mil metros-, recurrieron ante la Dirección de Asuntos Agrarios del Gobierno estatal para que verificara la validez del acto.

El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses practicó un dictamen pericial grafoscópico, en el cual determinó que hay 16 firmas de 130 registradas en las actas ejidales con discrepancias o faltantes, de acuerdo con el oficio IJCF/03511/2013/12CE/DC/0.

Por ello, la dependencia estatal interpuso el juicio 274/2013 ante el Tribunal Agrario; éste permanece congelado.

También se había solicitado al Ministerio Público el aseguramiento de los inmuebles, por ser posiblemente objeto de un delito, y nunca se ejecutó.

La investigación por presunta falsificación de documentos, simulación de actos y los que resulten tampoco presenta avances.

“Estas áreas pertenecen a Bugambilias y la Ciudad porque los títulos de propiedad adolecen de legitimidad, deben ser declarados nulos porque su origen es fraudulento”, expresó Salvador Romero, de la Comisión de Defensa del Bosque Urbano.

De Los Santos, por su parte, sostiene que los terrenos fueron adquiridos debidamente y están avalados por el Registro Agrario Nacional, además de estar inscritos en el Registro Público de la Propiedad y el Catastro Municipal; también ha demostrado la legal propiedad en tribunales.

El Magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa recién ordenó que le concedan al dueño el uso de suelo comercial para los inmuebles, aunque Zapopan y los vecinos promoverán un Amparo colectivo para evitar cualquier construcción.

Anuncios