Llevan sonrisas a los pequeños

Publicado: noviembre 13, 2018 de GDL en Información Jalisco
Etiquetas:

  • 1
    Hacen voluntarios talleres y shows para 654 menores de edad migrantes. Foto: Jorge Rangel
  • 1
    El prestidigitador llegó por invitación del Padre José Antonio Aceves, promotor vocacional del Seminario Diocesano de Guadalajara, quien no dudó un momento en jugar, saltar y bailar con los pequeños. Foto: Jorge Rangel
Jonathan Bañuelos/mural

Guadalajara, México (13 noviembre 2018).- Por un momento olvidaron el cansancio del viaje y lo que dejaron en El Salvador u Honduras. Fueron niños otra vez.

Entre el trajín de la Caravana Migrante, niños y niñas disfrutaron de momentos de distracción, diversión y aprendizaje, gracias a grupos voluntarios que llegaron ayer al Auditorio Benito Juárez.

Uno de ellos fue de miembros de la Universidad de Guadalajara (UdeG), quienes colocaron mesas pequeñas para que los menores pudieran leer y colorear libros; también les entregaron pelotas y aros para jugar.

Coco Martínez, integrante del grupo de Promoción de la Lectura “Letras para Volar” de la UdeG, consideró que el espacio sirve para que los niños puedan gozar de su infancia.
De acuerdo con las cifras del Ejecutivo estatal, 654 menores de edad ingresaron ayer al albergue.

Los voluntarios también pusieron a prueba las habilidades de los migrantes más pequeños para saltar la cuerda y completar bebeleches que dibujaron en el piso; después vino el show de magia a cargo del Mago Alexander.

El prestidigitador llegó por invitación del Padre José Antonio Aceves, promotor vocacional del Seminario Diocesano de Guadalajara, quien no dudó un momento en jugar, saltar y bailar con los pequeños.

El también conocido como “Padre Mago Toño”, compartió que decidieron acudir al albergue para brindarles a los niños un rato de felicidad, estado de ánimo que lograron contagiar también a los adultos que se reunieron a ver el espectáculo.

La explanada del foro del auditorio fungió como centro de diversión para otro grupo de niños y niñas que jugaron al boliche con pinos y bolas de plástico.

“Son niños y deben tener un espacio para que lo sean. Van a tener un momento en el que salgan de aquí y tengan que viajar, pero es bueno para ellos que en su mente quede este recuerdo”, concluyó Martínez.

El Padre “Mago Toño” presentó un show para los niños, que también significó un rato de entretenimiento para sus padres.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.