Abre lluvia zanja sobre banqueta

  • 1
    Otro problema es que en la acera de enfrente tampoco hay banqueta. Foto: Fernanda Carapia
Fernanda Carapia/Mural

Guadalajara, México (08 noviembre 2018).- Lo que la lluvia se llevó: el tramo de una banqueta en la Calle Colegio Militar, en El Fortín, en Zapopan.

La acera era de terracería, pero con las tormentas del temporal, el material fue arrastrado e incluso se socavó el terreno.

“Se fue haciendo la zanja, el agua venía con mucha fuerza de allá arriba y arrastraba la tierra hasta que quedó así”, comentó Roberta, quien atiende un negocio cerca del punto.

Atravesar ese tramo, que inicia en el cruce con General Nicolás Bravo, representa una carrera de obstáculos, ya que los peatones deben “brincar” de un lado a otro para evitar caer en el socavón.

“Sí está peligroso, quedan espacios angostos y la gente no cabe, tenemos que ir en fila, me ha tocado ver a personas con carriolas que de plano tienen que levantar el carrito para caminar”, expresó Isabella, estudiante de la Prepa 20 y quien todos los días recorre el punto.
Bajarse al arroyo vehicular para transitar el tamo es jugarse un volado con la muerte, ya que la vialidad es angosta -un carril por sentido- y es frecuente que pasen camiones de transporte público y de carga.

“Si por la banqueta se siente que pasan bien cerquita, bajarse de plano que no se puede, los camiones pasan bien pegaditos y rápido”, señaló Juan David Rodríguez, vecino de la zona.
Otro problema es que en la acera de enfrente tampoco hay banqueta.

Por la noche, el peligro aumenta. El alumbrado en Colegio Militar es deficiente y continuamente se descomponen las luminarias dejando completamente a oscuras este tramo.

“Me tocó ver a una señora que se cayó, no vio el hoyo, iba confiada y se cayó, no le pasó nada, sólo el golpe”, refirió Herminia González, habitante de la zona.
De acuerdo con los vecinos, ya se hizo el reporte al Ayuntamiento de Zapopan, pero nadie ha acudido para hacer una revisión y reparar la banqueta.

“Nosotros somos los que le hemos puesto ramas y otras cosas para que la gente vea, para rellenar y que no sea tan peligroso”, agregó González.

Anuncios