Construirán casa para migrantes

A fin de año se habilitarán los primeros dos, de un proyecto de 30 departamentos.Será de larga estancia y podrán vivir con sus familias.
Víctor Hugo Ornelas/milenio

La próxima navidad tendrá un motivo extra de celebración para la Casa del Migrante y el Refugiado, administrada por la parroquia del Refugio en Tlaquepaque, pues estarán en condiciones de ofrecer un espacio a para familias de migrantes que han logrado su permanencia en calidad de refugiados, esto a través de un conjunto habitacional cuya primera piedra fue colocada la tarde de este viernes.

El complejo, que llevará el nombre de El Refugio Hábitat, consiste en un desarrollo de 30 viviendas que además contará con áreas recreativas, huertos urbanos y granja de peces, lo que les permitirá a sus ocupantes generar sustento, además de un esquema mediante el cual puedan elaborar algunos productos y comercializarlos ellos mismos para obtener un ingreso.

Cada una de los departamentos que se habilitarán en este lugar requiere una inversión aproximada de 180 millones pesos, recursos que se obtienen mediante caridad, no solo donativo económico sino también en especie, según explicó el padre Alberto Ruíz, director de la Casa del Migrante, “esperamos poder sumar más bendiciones de personas que se quieran sumar regalando una casa completa o un saco de cemento, un ladrillo, así lo vamos a hacer”.

Este lugar recibirá a familias completas de refugiados y les permitirá tener una estancia de acuerdo a sus necesidades y mientras logran una estabilidad económica que les permita rentar o adquirir una vivienda por cuenta propia, lo que generará un gasto de operación que se sostendrá con aportaciones, pues los inquilinos solo se encargarán del pago de los servicios públicos, “hemos estado trabajando con diferentes asociaciones civiles, con corporativa de fundaciones y creemos que los gastos operativos serán aproximadamente dos millones de pesos”.

En la ceremonia de colocación de la primera piedra estuvo presente el cardenal Francisco Robles Ortega, que destacó que la situación actual obliga a que las labores humanitarias vayan más allá, “el flujo (de migrantes) es más intenso y la necesidad se incrementa por lo que en la misma medida se debe también incrementar la capacidad de atender a estos grupos”, señaló.

MC

Anuncios