WWF llama a proteger humedales

Laguna de Zapotlán. Los cuerpos de agua dan albergue a gran cantidad de aves migratorias y son elementales para el sustento de asentamientos humanos, afirman expertos (Foto: Grisel Pajarito)

El Fondo Mundial para la Conservación de la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) hizo un llamado a los gobiernos del mundo, incluido el de México, a proteger los humedales ya que albergan 40 por ciento de las especies de vertebrados.

La convocatoria se da en el contexto de la consulta pública del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, que tiene como una de sus opciones situarse en el ex lago de Texcoco, a sólo 1.5 kilómetros del humedal vivo Nabor Carrillo, que alberga hasta 200 mil aves.

“Los humedales (ríos y arrecifes, marismas y manglares, pantanos y pastos marinos) son subvalorados e ignorados. Y así continúan secándose, cavándose y pavimentándose”, señaló el WWF.

“Los humedales son nuestros sistemas de soporte vital; sin embargo, se están degradando y destruyendo a una velocidad aterradora, y con ellos nuestras esperanzas de un futuro sostenible. La Convención Ramsar sigue como nuestra mayor esperanza para proteger estos recursos invaluables y todos los beneficios que brindan a las comunidades y ciudades, economías y ecosistemas”, agregó.

Actualmente México cuenta con 41 sitios Ramsar, que supone una política pública aplicable para cuerpos de agua ricos en servicios ambientales, que dan albergue a gran cantidad de aves migratorias y son elementales para el sustento de asentamientos humanos, como el Lago de Chapala, la Laguna de Sayula y Zapotlán, por mencionar sólo algunas de Jalisco.

“Más de mil millones de personas, entre ellas comunidades indígenas de todo el mundo, dependen de los humedales para su sustento. Son fundamentales para los esfuerzos globales de mitigación y adaptación al cambio climático, ya que almacenan grandes cantidades de carbono, mientras que las llanuras de inundación y los manglares saludables ayudan a proteger a las ciudades de inundaciones extremas y huracanes”, señaló la WWF.

“El mundo ha perdido 35 por ciento de sus humedales en los últimos 45 años, y la tasa de pérdida solo ha ido en aumento desde 2000. El Informe Planeta Vivo 2016 de WWF muestra que la biodiversidad de agua dulce ha disminuido en más de 80 por ciento durante un período similar”.

En el caso del posible aeropuerto en Texcoco, expertos han alertado por el riesgo en que se pondría al humedal Nabor Carrillo por la presión que haría sobre el ecosistema, por lo que piden socializar este alto impacto para frenar el proyecto.

JJ/I

Anuncios