Mezcala e Itzicán denuncian epidemia de insuficiencia renal, esperan que Tribunal del Agua falle a su favor

Fuente: Reporte de análisis de datos de la calidad del agua del lago de Chapala

Guadalajara, Jalisco.

San Pedro Itzicán es un poblado de 10 mil habitantes al pie del lago de Chapala, en el municipio de Poncitlán. De acuerdo a relatos de sus habitantes, junto con las cocas de Mezcala y Agua Caliente, los antiguos pobladores de San Pedro impidieron que su territorio fuera conquistado por los españoles hace cinco siglos.

Sin embargo, hoy, como si fuera la peste, las tres comunidades viven el brote de una enfermedad que inhabilita, postra y mata sin avisar quién será el siguiente.

Alonso Loza Loza, coca de 27 años originario de San Pedro Itzicán trabajaba en los invernaderos de Poncitlán hasta que hace dos años su piel morena se volvió amarillenta y el agotamiento lo postró en la cama. Una familiar, quien prefirió omitir su nombre, explicó en entrevista con #44Lab lo que ocurrió con Alonso.

“Le dio anemia y ya después le hicieron estudios y ya le dijeron que sus dos riñones le dejaron de funcionar. De un 100 por ciento le funcionan un seis porciento o sea, casi nada. Su única opción, nos dijeron desde un principio, es el trasplante y pues ahorita está en lo último, lo del trasplante”.

Aunque este jornalero agrícola es atendido en el Hospital Civil de Guadalajara, su familia ha tenido múltiples gastos en diálisis, material de curación y traslados. Hasta el día de hoy, no se ha encontrado la causa de la enfermedad de Alonso.

El integrante del consejo comunal de San Pedro Itzicán, Jaime González González, explicó en entrevista que casos como el de Alonso se cuentan por montones en la comunidad, donde la semana pasada enterraron a tres jóvenes de menos de 22 años, quienes fallecieron a consecuencia de problemas renales.

“Ahorita están yendo como de 42 a 45 enfermos –renales-. Sale un viaje de ida y otro de regreso todos los días. Día con día los llevan. Lunes llevan una parte, martes, miércoles. Los que llevan el lunes los vuelven llevar el miércoles y los vuelven a llevar el viernes”, narró González González.

-Sustancias nocivas en el lago de Chapala-

Este lunes en el ITESO, inició audiencias públicas el Tribunal Latinoamericano del Agua, instancia internacional autónoma e independiente que tiene como objetivo resolver controversias medioambientales.

El primer caso tratado lo expusieron el comisariado de bienes comunales de Mezcala y pobladores de San Pedro Itzicán, quienes demandaron que el poder ejecutivo, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), el Gobierno de Jalisco, la Comisión Estatal del Agua (CEA), la Secretaría de Salud Jalisco y el municipio de Poncitlán no garantizan el derecho al agua sana de los pobladores de la ribera de Chapala.

Sobre el caso, en entrevista con #44Lab, la investigadora del ITESO, Ana Macías Ascanio, habló de los hallazgos de la investigación Reporte de análisis de datos de la calidad del agua del lago de Chapala, en la que académicos del departamento de matemáticas y física compararon los registros de la CONAGUA respecto a la presencia de sustancias contaminantes en el lago y las cantidades máximas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre noviembre del 2012 y febrero del 2018, en las 33 estaciones de monitoreo de calidad del agua que la CONAGUA tiene instaladas en diferentes puntos del lago, de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana (NOM) 127-SSA1-1994, no se rebasó la cantidad de arsénico permitida; sin embargo, si se consultan los parámetros de la OMS, 73% de las estaciones registraron exceso de presencia de arsénico: 0.01 miligramos por litro.

Fuente: Reporte de análisis de datos de la calidad del agua del lago de Chapala

Macías Ascanio explicó que, respecto al arsénico, la NOM 127 es más laxa que lo que recomienda la OMS.

(16:32) La Organización Mundial de la Salud establece un límite, o sea, para que el agua sea potable, debe de tener, máximo, 0.01 miligramos por litro de arsénico. La norma 127 dice que es 0.025. Para el Estado Mexicano podemos tomar poquito más arsénico sin que nos haga daño, ¿no? Esa es como la idea (16:53)

Otra de las sustancias que exceden los niveles recomendados por la OMS son los coliformes fecales, que producen enfermedades intestinales. La investigadora del ITESO explicó que los datos que encontraron ponen en evidencia que la población de la ribera de Chapala está expuesta a este contaminante.

“Para la Organización Mundial de la Salud y la –norma- 127, las dos dicen ‘no tiene que tener nada’. (25:20) El límite de la 127 y de la OMS está aquí –en el 0-, aquí está el promedio y aquí está el valor mínimo. Y la línea roja es lo que dice la 001, que debería de tener las descargas residuales. O sea, las estaciones del lago de Chapala, en promedio, tienen más coliformes fecales que las descargas mismas que se deben de hacer a cuerpos de aguas nacionales”. 

Fuente: Reporte de análisis de datos de la calidad del agua del lago de Chapala

Sobre una de las primeras acciones para reducir los contaminantes en el lago más grande de México, Macías Ascanio dijo que cada industria que vierte sus desechos al rio Lerma –que abastece de agua al lago de Chapala- debe tener una planta tratadora de agua particular, ajustada a sus propios procesos; y cada municipio debe procurar que su planta de aguas residuales sea eficiente. Exhortó a la CONAGUA a auditarlas.

– “No hay problema grave en lago de Chapala”: CONAGUA-

Como único representante de los acusados en el caso de la rivera de Chapala, en la audiencia del Tribunal Latinoamericano del Agua, el lunes, estuvo el director general del organismo de cuenca Lerma-Santiago-Pacífico, Jorge Malagón Díaz, quien reconoció que las plantas tratadoras de agua que operan en el río Lerma no funcionan en óptimas condiciones.

Además, señaló que el tramo donde más contaminantes se vierten al Lerma es en Salamanca, Guanajuato, lugar donde opera una refinería de PEMEX.

Sin embargo, el funcionario federal desestimó las denuncias de la comunidad coca de Mezcala y San Pedro Itzicán y aseguró que la contaminación en el lago de Chapala no es un problema grave.

“No existe ahorita un problema grave de contaminación en el lago. Existen problemas puntuales que hay que atender y que hay que revisar. Pero, como cuerpo de agua, ese es susceptible de usarlo para fines de uso público-urbano, previa la potabilización que se da y que, repito, se garantiza química, físicamente y bacteriológicamente, sea un agua de total calidad”.

-Tribunal Latinoamericano del Agua resolverá el viernes-

La sentencia sobre la posible violación del derecho humano al agua, saneamiento y un medio ambiente sano en la rivera del lago de Chapala por el Tribunal Latinoamericano del Agua será este viernes en el ITESO.

Aunque las decisiones de la doceava edición del Tribunal no son vinculantes, en la inauguración, la jueza Patricia Ávila destacó que funcionan como un llamado de atención a las autoridades y a los actores involucrados “que estén violentando derechos humanos o agraviando a la sociedad, o afectando el entorno ambiental”.

Anuncios