Piden que no desaparezca Instituto Jalisciense de las Mujeres

Activistas recaban firmas. Señalan que el mecanismo no puede ser absorbido por una secretaría, pues perderá autonomía y recursos.
Maricarmen Rello/milenio

Organismos civiles se pronunciaron este lunes en contra de la desaparición del Instituto Jalisciense de las Mujeres (IJM), y solicitaron al gobernador electo Enrique Alfaro escuchar los argumentos para que no sea absorbido por la Secretaría de la Igualdad Sustantiva que proyecta crear en su administración.

A través de Parité, Observatorio Político de las Mujeres, se han recabado alrededor de 400 firmas de activistas, académicas, políticas e incluso de titulares de institutos de las mujeres en otros estados del país, que suscriben la carta que sustenta la demanda.

Guadalupe Ramos Ponce, coordinadora en Jalisco de Cladem AC, expuso en conferencia de prensa que en el documento se le pide al futuro mandatario “el compromiso para que no fusione al IJM en ninguna secretaría y por el contrario lo fortalezca mayores recursos presupuestales y la designación como titular de perfil comprometido con la causa de los derechos humanos de las mujeres”, quien garantice desarrollar políticas públicas “para el adelanto de las mujeres desde el Instituto”.

La investigadora destacó que desaparecer el IJM contraviene un mandato internacional que deviene de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing en 1995, el cual insta a los Estados a contar con mecanismos institucionales (o sea institutos autónomos) para el adelanto de las mujeres.

Por otra parte, con la desaparición del Instituto se perdería el acceso a presupuestos federales que están etiquetados exclusivamente a estos mecanismos y no a secretarías de estado. “Si se fusiona con otra secretaría, desaparecerían”, sostuvo.

Asimismo, se solicitó la conformación “de un gabinete paritario que incluya los mejores perfiles de mujeres”, pues de los primeros 24 cargos de alto nivel que anunció, apenas siete están asignados a mujeres, señaló.

Socorro Arce, coordinadora de Parité. Cuestionó el argumento dado por el futuro mandatario estatal de que eligió a los mejores perfiles de funcionarios sin importar el sexo, el cual dijo “denosta a las mujeres jaliscienses. ¿No son lo suficientemente capaces para ser convocadas?”.

Socorro Arce recordó que a nivel nacional el futuro gabinete está integrado por ocho mujeres y nueve hombres. Y explicó que “la paridad genera las condiciones para el avance hacia una sociedad más justa, incluyente y democrática”, un tema previsto en la ley desde 2014. La demanda es que las mujeres sean consideradas para estar en espacios de toma de decisión en todos los niveles de gobierno, y no subordinadas.

INVISIBLES

Guadalupe Ramos Ponce destacó que “lo que no se nombra no existe” y al borrar el nombre del Instituto Jalisciense de las Mujeres, se invisibiliza a este grupo de población. Aunque el IJM tiene mucho por hacer, enumeró que entre sus principales contribuciones está la contribución a generar toda la normatividad (leyes, reglamentos y protocolos) a favor de mujeres; así como al quehacer de los Centros de Justicia.

Rosa María González, también coordinadora de Parité añadió que además en dicha secretaría se atenderá a los llamados “grupos vulnerables”, una etiqueta que no se comparte, porque las mujeres no requieren de una visión asistencialista, sino ser reconocidas como sujetas plenas de derechos.

La carta estará abierta toda esta semana para quienes deseen adherirse y firmar esta demanda.

MC

Anuncios