Entre el enojo y la impotencia

  • 1
    La construcción de la segunda etapa del fraccionamiento está en marcha, lo que ha causado agrietamientos en algunas casas Foto: Carlos Ibarra
  • 1
    Ante las fallas en casas y de servicios, vecinos han colocado lonas donde advierten las carencias a posibles nuevos compradores Foto: Carlos Ibarra
  • 1
    Las viviendas están valoradas entre 980 mil y un millón 100 mil pesos, de acuerdo con cotización hecha por MURAL Foto: Carlos Ibarra
  • La construcción de la segunda etapa del fraccionamiento está en marcha, lo que ha causado agrietamientos en algunas casas Foto: Carlos Ibarra
Julio Cárdenas/mural

Guadalajara, México (04 septiembre 2018).- Entre el enojo y la impotencia viven los habitantes del fraccionamiento Residencial Pontevedra de Tlajomulco de Zúñiga.

Vecinos acusan que la constructora Homex no se hace cargo de los servicios básicos que le competen al no haber cumplido con el trámite de entrega recepción con el Municipio.

Además de daños estructurales que asocian con trabajos de urbanización.

“Me gustaría el apoyo del Ayuntamiento porque es desesperante estar viviendo de esa manera, nosotros vivimos muy temerosos precisamente de que se nos vayan a cuartear las casas, no vaya a pasar nada y otra vez, a pesar de que hayamos levantado la voz, nadie pueda ayudarnos”, señaló Enrique García Henestroza, representante vecinal.

“Ve cualquier cosa de peligro, que estemos levantado la voz y se va, dejándonos con toda la responsabilidad, ya se ha ido dos veces, no se hace cargo absolutamente de nada (la constructora) y nosotros nos hacemos cargo de los gastos”.

Viviendas como la de Alma Sánchez, ubicada en la Calle Paseo Valiño tienen cuarteaduras que surgieron con la construcción de la segunda etapa del fraccionamiento así como por la perforación de un pozo de agua a cargo de otra constructora.

“Nuestro pozo no tiene el sistema completo para su funcionamiento, es manual, no tiene transformador, está con un cablecito a un poste”, dijo.

Por otro lado, sigue sin cumplirse el compromiso de rembolsar al condominio un millón 200 mil pesos en obra por concepto de los servicios no prestados, según firmó en noviembre de 2016 el director de la firma, Jaime Robles Félix, como se asentó en una minuta en poder de MURAL elaborado por el Ayuntamiento.

“Es un desastre el desarrollo urbano, la vigilancia de las autoridades nula, los efectos para inhibir estas ilegalidades no tienen un efecto y cada quien jala por su lado, deberá haber algún acuerdo ahí subterráneo en donde unos hacen lo que quieren, otros hacen como que no ven y los que sufrimos todas esas cuestiones somos los vecinos”, dijo Roberto Gallardo Gómez, ex presidente del coto Valiño del fraccionamiento y uno de los firmantes de la minuta.

Al respecto, el secretario del Municipio, Julián Cerda Jiménez, señaló que durante esta semana tendrán una reunión con vecinos para explorar una solución.

“Si detectamos que la urbanización no se concluye en tiempo y forma pues ir a ejecutar las fianzas por las obras de urbanización, esa es la tarea que le tocaría al Municipio para poder concluir con las mismas y poder entrar nosotros a la prestación de servicios”, aseveró.

Anuncios