Acusan olvido de la autoridad

  • Casas y autos sufrieron afectaciones en Atemajac del Valle. Foto: Maricarmen Galindo
Jonathan Bañuelos/mural

Guadalajara, México (02 septiembre 2018).- El agua se metió a su casa “a placer”, la ayuda que pidieron no llegó y las pérdidas materiales fueron fulminantes.

Sin apoyo por parte de las autoridades Municipales se quedaron los vecinos de Atemajac del Valle, en Zapopan, tras la tormenta de la madrugada del jueves que provocó que se desbordara el canal de Avenida Patria.

De acuerdo con testimonios de los afectados de esta colonia que viven sobre dicha vialidad, llamaron a la Unidad Municipal de Protección Civil y Bomberos de Zapopan, pero nunca acudieron a prestar apoyo para sacar el agua y el lodo de sus casas.

Con escobas, recogedores, mangueras, cubetas y lo que tuvieron a su alcance limpiaron lo que describen como un pantano.

Estaban dormidos cuando la tormenta azotó la Ciudad, y aunque intentaron contener el agua que se metía por debajo de sus puertas, la fuerza de la corriente los superó.

“Nos pusimos a levantar todo lo que pudimos del piso para que no se mojara, de los cuartos, el comedor, la cocina. Muy pocas cosas se salvaron y después de dos horas y media el agua empezó a bajar”, narró Ángel Martín González Chávez.

Ante tal situación tuvieron que tirar colchones, muebles y ropa y desaguar con sus propias manos el agua sucia.

“No vino nadie. Marcamos a bomberos y dijeron ‘sí ahorita llegan’, pero nunca llegaron, estuvimos marque y marque los vecinos. Una vez pasaron los bomberos y se nos quedaron viendo y se fueron”.

Aunque en otros temporales el canal se había desbordado, nunca con la magnitud que lo hizo en esta ocasión, recordó Marco Antonio Delgado, quien aseguró el agua sucia entró a su casa “a placer”.

Televisiones, refrigerador, lavadora, estéreos, camas, sillones, entre otros muebles quedaron inservibles.

“De hecho tengo un taxi y estuvo meneándose y casi se lo lleva la corriente, pero se salvó. Se inundó, pero sí prende y todo”.

Dijo que por oídas de los vecinos supo que el Ayuntamiento habría ayudado, pero sólo en los negocios cercanos al Tren Ligero, pero de las viviendas se olvidaron.

A tres días del suceso, aseguraron los vecinos, que viven a escasos metros del canal, no se han acercado autoridades a tenderles la mano.

Además, MURAL pudo constatar que el arroyo vehicular y banqueta de Avenida Patria, entre Calzada Federalismo y la Calle Zaragoza aún tenían lodo.

Anuncios