Abuelitos envejecen sin seguridad social y con maltratos

En Jalisco se estima que hay alrededor de 680 mil personas mayores de 60 años, pero no todos ellos viven con las condiciones adecuadas

Sin seguridad social, sin familia, maltratados, con pocas facultades mentales en algunos casos, abandonados en la calle o hasta con explotación laboral, así llegan muchos de los abuelitos de México. Foto: Cuartoscuro

Víctor Ramírez/El occidental

Sin seguridad social, sin familia, maltratados, con pocas facultades mentales en algunos casos, abandonados en la calle o hasta con explotación laboral, así llegan muchos de los abuelitos de México y de Jalisco a su día, el próximo 28 de agosto, pero también llegan con la insensibilidad de gran parte de la sociedad que se niega a envejecer, a tal grado que prefieren evadir esa realidad y con pocas políticas públicas para atender este aspecto.

En Jalisco se estima que hay alrededor de 680 mil personas mayores de 60 años, pero no todos ellos viven con las condiciones adecuadas tanto de higiene, salud, alimentación, recursos financieros o simplemente son abandonados, de ellos sólo poco más de 108 mil están inscritos a algunos de los programas sociales, el resto no se sabe cómo logran sobrevivir.

Según los datos de la página Mide Jalisco, de la Secretaría de Planeación, el 14.8 de las personas mayores de 60 años o retiradas de la vida laboral no están afiliados a un sistema de seguridad, ni siquiera al Seguro Popular, de ahí que no puedan atenderse las enfermedades características de la edad, pero también hay otro factor que es necesario considerar y que son las discapacidades que puedan padecer ya sea física o mental.

En este sentido las políticas públicas buscan tener acciones concretas para el año 2030, fecha en la que la pirámide poblacional comenzará a cambiar y en donde habrá mayor cantidad de personas encaminadas a superar los 60 años, de ahí la importancia de la campaña emprendida desde el ITESO cuyo propósito es la sensibilización de la sociedad en general con el lema “Los años cuentan”.

La responsable de este proyecto, Daniela Gloss, explicó que los tapatíos tienen poca sensibilidad cuando no hay cercanía con el tema y se tienen “ciertos prejuicios o estereotipos en el trato de las personas mayores y eso se debe a que en la actualidad tenemos país joven y no hay una cultura del envejecimiento como tal y eso se refuerza con el tipo de cultura publicitaria que promueve la juventud en lugar de la vejez”.

En el caso de los jóvenes de entre 25 a 35 años, indicó que es una edad fundamental y en el estudio se descubrió que hay desapego a los problemas que aquejan a los adultos mayores, pero son las edad en “donde comenzamos a cuidar a nuestros padres con situaciones más graves”, es decir de repente les llega la necesidad de enfrentar este tema con los familiares.

En este contexto la idea generalizada de que los adultos mayores o ancianos se vuelven de nueva cuenta como unos niños, pero de repente se olvida que estas personas tuvieron ya una vida muy larga y se olvidan de darles un buen trato en general.

El Hospital Geriátrico, una realidad

Si todo sale como se planeó el próximo 15 de septiembre el gobernador Aristóteles Sandoval entregará las obras del hospital geriátrico, instalaciones que fueron una promesa de campaña del presidente Enrique Peña y del actual gobernador, con lo que se busca preparar a la entidad para atender a los adultos mayores de hoy y de mañana, lo que hace falta ahora es una mayor cantidad de médicos especializados en temas de los adulto mayores.

En estas instalaciones que tuvieron un costo de 317 millones de pesos se pretende atender a por lo menos 183 mil 714 adultos mayores y con estas instalaciones Jalisco se coloca a la vanguardia en un nuevo modelo de atención para los adultos mayores, y atiende los llamados de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con estrategias y planes de acción mundiales para adaptar el sistema de salud a las necesidades de la población adulta.

Anuncios