Paran la extracción de arena en Temacapulín

DOBLE PROBLEMA. El río afectado por esta actividad es también el que se pretende encausar a la Presa El Zapotillo. (Foto: Archivo)

La extracción de arena del lecho del río Verde en Temacapulin cuya movilización en vehículos pesados causó enfrentamientos con los vecinos fue suspendida por los daños ambientales acreditados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), sin embargo, no se trata de una acción definitiva.

Si bien la extracción del material pétreo se lleva a cabo en la zona desde hace alrededor de 20 años, el conflicto con la comunidad escaló en febrero cuando un grupo de mujeres impidió el tránsito de los camiones de carga por el pueblo, reclamando un alto a la actividad que había trastocado de manera importante el cauce y generado riesgos con los peatones que caminan por las calles.

Debido a esto, en abril la diputada federal Candelaria Ochoa Ávalos presentó una denuncia ante la Profepa que derivó en una visita de inspección donde se acreditaron importantes cambios de relieve, por lo que el ente federal suspendió las actividades, que si bien se respaldan con una concesión otorgada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), ésta entró a revisión.

“Ya ahorita los areneros están absolutamente parados, se demostró a través de esta acción que hicieron las mujeres de Temacapulín (protesta en febrero) que no estaba actuando bien Conagua (Comisión Nacional del Agua) ni el ayuntamiento de Cañadas de Obregón; por supuesto que había irregularidades y corrupción por ambas instituciones y los areneros en relación a las concesiones, por eso se puso una demanda en la Profepa y actualmente la concesión está parada”, comentó María González Valencia, activista del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (Imdec).

“Hay una serie de recomendaciones que están pendientes, sobre todo de rehabilitación de parte de los areneros por la destrucción que hay en el río, eso sí no ha iniciado, pero por ahora se demostró que las concesiones eran irregulares y que el Municipio debió haber impedido algunos permisos y no lo hizo, pero afortunadamente ya está tranquilo. Entendemos que los areneros no se van a quedar con los brazos cruzados, pero la irregularidad de las concesiones permitió que la Profepa rápidamente clausurara los trabajos”.

De acuerdo con habitantes de Temacapulín, anteriormente el lecho del río Verde era un lugar de esparcimiento donde acudían a comer o caminar; sin embargo, la extracción de arena que se exacerbó los últimos cuatro años causaron socavones en el camino, rompimiento de raíces de ahuehuetes y otros cambios que volvieron el lugar riesgoso, además de que los trabajadores van acompañados de perros guardianes.

Se trata del mismo río que aguas abajo se pretende embalsar en la Presa El Zapotillo.

AUMENTO. La extracción de tierra se realiza desde hace 20 años en la zona, pero en los últimos tiempos ha incrementado.
________________

FRASE

“Ya ahorita los areneros están absolutamente parados, se demostró a través de esta acción que hicieron las mujeres de Temacapulín que no estaba actuando bien Conagua ni el ayuntamiento de Cañadas de Obregón”
María González Valencia, activista del Imdec

JJ/I

Anuncios