Tienden la mano a pacientes indígenas

  • 1
    En esta asociación civil atienden en promedio a 60 huicholes que padecen alguna enfermedad; ahí mismo tienen un taller para elaborar artesanías Foto: Renee Pérez
  • 1
    María del Rocío Echevarría Ortiz (der.) es la fundadora de la Casa de Salud Huichol; en la foto la acompaña Jesucita López Foto: Renee Pérez
Jonathan Bañuelos/mural

Guadalajara, México (20 agosto 2018).- Aunque en ocasiones María del Rocío Echevarría Ortiz y el grupo de personas que atiende en su asociación civil se ven en situaciones “dificilísimas”, siempre encuentran la manera de superar los obstáculos.

Dedicación y amor por lo que hace son, quizá, lo que le ha permitido operar durante 35 años la Casa de Salud Huichol, en la Colonia Zoquipan de Zapopan, sitio donde recibe a indígenas wixaritari que padecen alguna enfermedad.

Aunque los cerca de 60 usuarios que atiende en promedio al mes siempre están sonriendo y haciendo tareas en la asociación, señaló Echevarría Ortiz, sufren de insuficiencia renal, algún tipo de cáncer o padecimientos delicados.

Relató que, como enfermera egresada de la Universidad de Guadalajara, hace 47 años viajó a San Andrés Cohamiata a realizar sus prácticas profesionales y fue tal su admiración por la comunidad wixaritari, que decidió ayudarlos desde la Ciudad.

“Para mí es muy bonito, siento muy dentro de mí que me eligieron a una encomienda muy bonita, que soy elegida y cumplo exitosamente. Trabajamos en armonía, todos nos estamos riendo siempre, tenemos la esperanza de la vida”, comentó.

La fundadora de la Casa de Salud Huichol mencionó que entre sus actividades diarias está buscar alianzas con miembros de la sociedad civil, instituciones públicas y personas que estén interesadas en ayudarlos

Una de las formas de hacerlo es comprando una de las artesanías que los mismos miembros de la asociación realizan y se exponen, de 10:30 a 14:00 horas, de lunes a sábado, en una sala de la casa.

Pero una de las actividades predilectas de Rocío es conservar el huerto que tienen con 32 plantas, que además de cumplir con funciones medicinales, sirven como ingredientes para cocinar, como yerbabuena, sábila, epazote, tomillo y romero.

“Hacemos el secado de la moringa y les damos a nuestros donantes, y capacitamos a la gente porque este árbol te cura de todo. A mí me gusta mucho la herbolaria porque pienso que es para mí un deber que estemos juntos en esta creación tan hermosa que Dios nos dio”, subrayó.

Abrazando a sus usuarios, llamándoles “mi amor”, Rocío demuestra que aún tiene muchas más fuerzas para entregar porque, como dijo, se siente “a todísimo dar”.

Para apoyarlos
Si le interesa dar un donativo o ponerse en contacto con este organismo, puede hacerlo en:

Directamente en su domicilio, en Calle Beatriz Hernández 1354, Colonia Zoquipan, en Zapopan.
Llamando al teléfono 3126-7674.
Depositando a la cuenta 4010348506 del banco HSBC, a nombre de Asociación para la Investigación, Capacitación y Asistencia Wixaritari.

Hora de publicación: 00:00 hrs.
Anuncios