Persiste la deuda con los pueblos indígenas

Piden garantías para trabajar y acceso a la educación en el área metropolitana de Guadalajara.
Elsa Martha Gutiérrez/milenio

Representantes de pueblos indígenas migrantes y de Jalisco que residen en la Área Metropolitana de Guadalajara, Jalisco exigen que autoridades estatales y municipales los visibilicen.

Hoy en día siguen sin acceder a servicios de la salud y prevención, vivienda y educación. Tampoco hay política para la conservación de la lengua.

Ante la indiferencia gubernamental, piden espacios de representación popular y ocupar cargos administrativos, sobre todo, suplican cese la discriminación que sufren.

Esperanza Pérez Ruiz, representante de la cultura purépecha denunció que en la escuela primaria que se ubica en Mariano Otero y Guadalupe en Zapopan los padres de familia pusieron a los niños indígenas a lavar los baños para darles acceso al plantel.

“A mí me dio coraje, y fui a la escuela y le platiqué a la directora que eso no se debería hacer, e incluso le dije que si quería que pagábamos una cuota, pero no era el trato”, dijo.

Entonces, “nuestra exigencia es empezar a tener visibilidad en los cargos, creemos que de esa manera podemos ir resolviendo nuestros problemas de usos y costumbres”, dijo por su parte Francisco Acevedo Olea, representante de los indígenas mixtecos radicados en Guadalajara y que se estima, son alrededor de mil.

Foro “Hacia la construcción de la agenda legislativa, de participación social y política para los pueblos indígenas de Jalisco (Elsa Martha Gutiérrez)

Al participar en el foro “Hacia la construcción de la agenda legislativa, de participación social y política para los pueblos indígenas de Jalisco, con la inclusión de indígenas residentes”, la presidente del Consejo Consultivo del Instituto Nacional de Mujeres (Inmujeres), Rosa Rojas Paredes, calificó como “una miseria” la política indigenista que existe en México.

Pidió mayor actuación de las organizaciones civiles porque urge y se requiere “una política activa y combativa que ponga en el centro de la atención la demanda de este sector de la población”.

Si no hay unión y un programa de lucha entre todos los grupos étnicos “no se podrá avanzar y menos exigirle al gobierno saliente y entrante” cubra sus necesidades básicas.

Mientras, el representante de los wixaritari, Mateo Mijares Zavala, dijo que siguen siendo presionados por autoridades para no permitirles vender su mercancía.

Lo mismo expresó la purépecha: “es muy difícil que estemos exponiendo nuestras artesanías, cuando nos dicen que somos migrantes, porque más que nada somos mexicanos, no somos de otros lados cuando nos dicen que somos migrantes”.

Ante eso, consideraron que los municipios deben crear unidades interculturales. “No secretarias, sino unidades especializadas que atiendan la población”, expusieron.

“Muchas de las veces sí hay instituciones que manejen programas pero no saben la necesidad real que existe en cada una de las etnias”, expresó el líder de los indígenas mixtecos radicados en la zona metropolitana de Guadalajara.

De acuerdo con investigadores de la UdeG en zonas urbanas viven alrededor de 102 mil indígenas de varias etnias y culturas. Residen en 19 colonias. Principalmente en la Ferrocarril, Polanquito, Constancio Hernández, Miramar, Las brisas, Santa María del Pueblito, entre otras.
Expertos aseguran que urge que se difundan sus derechos, además de una nueva legislación que los reconozca y visibilice.

Recordar que en febrero pasado, la ex diputada Fela Pelayo promovió una nueva Ley indígena en el Estado de Jalisco, sin embargo no existió acuerdo entre los grupos parlamentarios.

Esta sería la tercera Legislatura que fracasa en su intento por cristalizar una ley que regule a los pueblos indígenas. La única vez que prosperó fue durante la administración de Emilio González Márquez, pero la vetó.
Los indígenas solo quieren una mejor calidad de vida y que les reconozcan sus derechos “sin discriminación”.

SRN

Anuncios