Ejidatarios controlarán el estacionamiento del Aeropuerto hasta que se resuelva el pago de sus tierras

Fotografía: Georgina García Solís

Guadalajara, Jalisco.

Los Ejidatarios de El Zapote continuarán controlando el estacionamiento del Aeropuerto Internacional de Guadalajara Miguel Hidalgo, de forma indefinida y hasta que se resuelva el pago de sus tierras por parte de un juez que ya recibió la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que emita la sentencia definitiva sobre el caso, informó Nicolás Vega, vocero del Ejido, en entrevista para Señal Informativa.

“Por tiempo indefinido. Ahí va a estar el Ejido hasta que lo considere pertinente y sí queremos una respuesta, porque han violado sistemáticamente nuestros derechos. El estado de derecho es para todos. A los señores ahora sí les urge para hacer la segunda pista, pero mientras no resolvamos el tema uno, jamás vamos a venderles medio centímetro para la segunda pista (…) que los señores paren todas las obras que están haciendo dentro del aeropuerto y reparen los daños que le han hecho al Ejido con la destrucción de sus terrenos”.

Agregó que los avalúos serios que se han hecho sobre sus tierras, indican que el pago superaría los dos mil 600 millones de pesos.

Nicolás Vega especuló sobre posibles sobornos al juez que debe resolver el caso, pues argumenta que ha acudido a prácticas dilatorias como enviar el caso a la Suprema Corte.

El vocero del Ejido El Zapote comentó que buscan establecer comunicación con el gobierno entrante de Andrés Manuel López Obrador, pero aún no han tenido respuesta.

Además, señaló que se han interpuesto denuncias por despojo ante la intervención de la Fuerza Única para desalojarlos cuando ocuparon un terreno aledaño al Aeropuerto, que administra el Grupo Aeroportuario del Pacífico.

“Esperamos ahora que con las nuevas autoridades haya un cambio, que no haya tanta impunidad, como cuando hubo el 30 de marzo, donde se metieron con toda la Fuerza Única, la Fiscalía, promovidos por el GAP a quitar nuestras tierras, a robárnoslas, a despojarnos. Eso es un delito penal y el Ejido está poniendo las demandas pertinentes (…) Los señores fueron y nos sacaron arbitrariamente”.

Anuncios