Suspenden obra en San Rafael,pero nadie quedó conforme

Un estudio técnico establecía allí hace un año la primera zona de recuperación ambiental, pero Zapopan propuso un área protegida que no ha sido declarada.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

Finalmente, el Ayuntamiento de Guadalajara procedió a hacer válida la suspensión decretada por el Juzgado Primero de Distrito en Materia Administrativa en el Estado de Jalisco, en resolución del 17 de julio de 2018, “notificado a esta autoridad el pasado viernes 20 de julio”, en el marco del juicio de amparo 198/2018.

A las 13:45 horas del pasado lunes 23 de julio, “el Gobierno de Guadalajara procedió a suspender la obra ubicada en la avenida Historiadores números 3180 y 3182, colonia San Rafael, en Guadalajara […] reiteramos que esta administración ha cumplido y seguirá cumpliendo con las resoluciones de orden judicial”, señaló el escueto comunicado emitido por la dirección de comunicación social.

Los vecinos quejosos, por medio de su vocera, Gabriela Cervantes, señalaron ayer: “en respuesta al comunicado de prensa del ayuntamiento de Guadalajara, les comentamos que la suspensión de la obra es una simulación ya que solo se puso un sello en la puerta de la calle Manuel M Ponce 595 y en las puertas de Historiadores 3180 y 3280 que es donde está la oficina de preventa y estacionamiento y es donde entra y sale maquinaria, no fue clausuradas y los vecinos de Jardines de la Paz seguimos observando la entrada y salida de trabajadores y vehículos dentro del predio”.

Por lo cual “requerimos que el ayuntamiento cumpla en su totalidad la suspensión clausurado las puertas que les marca la suspensión que son las de Historiadores y no cuentan con ningún sello de clausura”.

Grupo San Carlos, que es el que realiza el proyecto de nueve torres en el antiguo club Chivas San Rafael, aclaró a MILENIO JALISCO escuetamente: “La empresa cuenta con una suspensión de un tribunal para evitar la clausura que es anterior a la orden que está cumplimentado el municipio, y la cual no fue valorada adecuadamente por la juez en el amparo de los quejosos […]”.

Sin embargo, “Gran San Rafael es un proyecto de vivienda vertical totalmente alineado con las políticas y visión de ciudad que apuesta por un desarrollo urbano ordenado, además de que ha cumplido estrictamente con toda la normatividad vigente. Grupo San Carlos es una empresa tapatía responsable que en 53 años ha demostrado con hechos su interés en el desarrollo ordenado de Guadalajara. El objetivo del proyecto es proporcionar una solución de vivienda a precio justo en una zona donde ya no hay espacio para vivienda horizontal asequible, con la finalidad que los habitantes de la zona puedan seguir viviendo cerca de sus familiares y donde les gusta vivir, cercanos a los servicios, equipamiento y transporte”. Niegan afectar al acuífero y al loro de corona lila, en peligro de extinción, pues “no se va a remover un solo árbol”.

Anuncios