Violan norma en reforestación

  • Los árboles colocados tras la construcción de las estaciones del Macrobús no reponen la masa forestal que tenía la Calzada antes de la obra Foto: Fernanda Carapia
Fernanda Carapia/mural

Guadalajara, México (22 julio 2018).- El desarrollo sí está peleado con el medio ambiente, al menos en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Miles de árboles son sacrificados para dar paso a sistemas de transporte con la promesa de las autoridades de reponer los ejemplares que son retirados o mueren en el proceso constructivo.

Sin embargo, las reforestaciones se hacen violando la Norma Estatal Ambiental 01 que menciona que al derribo de un árbol, se debe reponer la masa forestal.

“A fin de reponer el sujeto forestal retirado, el número de ejemplares a plantar deberá ser equivalente en biomasa y servicios ambientales prestados por aquél”, se lee en el criterio 5.10.5 de la norma.

Esto, explicó Miguel Magaña Virgen, jefe del Departamento de Ciencias Ambientales del CUCBA, se traduce a que por cada árbol retirado debe poner otro de igual tamaño o bien, la cantidad de ramas que éste tenía.

Un ejemplo es la Calzada Independencia. En 2008, mil 5 árboles fueron sacrificados para dar paso, principalmente, a las estaciones del Macrobús.

Según el Sistema de Tren Eléctrico Urbano, se entregaron 11 mil 20 árboles para la reforestación del área y aunque el número de ejemplares nuevos fue mayor a los retirados, el beneficio ambiental no fue el mismo.

“Había árboles grandes, la sombra daba hasta acá, había un chingo de árboles, fregones, pero los quitaron, ahora no da nada de sombra”, refirió Javier Trejo, quien desde hace 15 años tiene un negocio en la Calzada, justo frente a la estación Huentitán.

En este tramo hay huellas de la poda de ejemplares, pues en un recorrido realizado por MURAL se encontraron cinco tocones que, según la norma 01, debieron ser retirados y triturados en el lugar.

En el proceso de reforestación, se plantaron en la Calzada ejemplares de poca talla y fuste y la reforestación no ha sido pareja en todo el corredor, pues hay tramos donde la carencia de arbolado es notable.

Un punto es en San Patricio, donde hay apenas 47 ejemplares, de los cuales, el 50 por ciento miden menos de 3 metros y tienen poco follaje.

Entre la estación Circunvalación y la Monte Olivete la cobertura forestal es deficiente, inclusive hay 43 ejemplares plantados de menos de un metro de altura y prácticamente sin hojas.

En otros puntos, como entre San Juan de Dios y La Paz, se plantó vegetación de ornato como los magueyes.

Magaña Virgen refirió que este tipo de reforestaciones no cuentan con el cuidado necesario por lo que el 80 por ciento se pierden.

Ante la falta de arbolado, agregó el especialista, la Calzada se convirtió en una isla de calor, donde la cantidad de vehículos es elevada y la masa forestal, mínima.

Anuncios