Gobieno debe pagar daños en Alcalde Barranquitas

Es inaceptable que se desentiendan: Alfonso Hernández Barrón

El presidente de Derechos Humanos Jalisco acudió a la zona de las inundaciones, en las inmediaciones de la L3, donde los vecinos perdieron todo por la subida de agua; prometió que pagaría los peritajes y asesoría jurídica para que las autoridades respondan por las afectaciones

Por Rafael Hernández Guízar/pagina24Jalisco

Por cierto que mientras dábamos el recorrido, constatamos las grietas en techos y muros de las casas, a lo que se agrega un fétido olor a drenaje, heces fecales en la tierra que se volatiza con el aire y una plaga enorme de moscos que no permiten siquiera estar cinco minutos en la calle.

Por cierto que mientras dábamos el recorrido, constatamos las grietas en techos y muros de las casas, a lo que se agrega un fétido olor a drenaje, heces fecales en la tierra que se volatiza con el aire y una plaga enorme de moscos que no permiten siquiera estar cinco minutos en la calle.

Alfonso Hernández Barrón, el ombudsman jalisciense, se comprometió ayer a financiar con recursos propios los peritajes que demuestren el daño a sus viviendas y la asesoría jurídica necesaria para reclamar al gobierno federal las afectaciones por los daños causados a los vecinos da la colonia Alcalde Barranquitas.

Al dar un recorrido por la zona de mayor afectación, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) resaltó que es inaceptable que el gobierno de la República y el gobierno estatal hayan sido omisos ante los daños que se han causado en las casas de los vecinos de esta ciudad capital; y es que desde el inicio de la construcción de la línea 3 del tren ligero los vecinos de la zona advirtieron de daños en sus fincas, algo que nunca fue atendido por las autoridades.

Hernández Barrón indicó que a estas personas se les debe de restituir por el gobierno estatal todo lo que se ha afectado que no se resume al pago económico; aseveró que hoy en día se privilegian las construcciones y desarrollos sin tomar en consideración el daño que pueden traer a los habitantes de las comunidades, tal es el caso de esta colonia en donde agua de drenaje con residuos sanitarios llegó casi a los dos metros de altura, echando a perder sus pertenencias.

Al momento, las autoridades sólo han pagado 75 mil pesos a algunos de los afectados, lo cual no cubre el total de sus pérdidas, pues hay quienes no sólo se quedaron sin sala, comedor, aparatos electrodomésticos o documentos, perdieron también sus automóviles y otras pertenencias, lo cual a muchos les ha dejado incluso sin la posibilidad de trabajar y de ahí, se han incrementado sus deudas.

El compromiso de Alfonso Hernández ante este reportero y los vecinos fue primero, pagar al 100 por ciento los peritajes necesarios para la reclamación patrimonial, seguido de la asesoría jurídica y con todas las gestiones necesarias ante las autoridades para que los daños no vayan a más.

“Salud Jalisco sigue sin venir a vernos”

Tras la visita del ombdusman, Celia, una de las vecinas de la zona, indicó que sus casas están en riesgo inminente y que al momento, desde el ayuntamiento tapatío se ha permitido “perniciosamente” una actitud “egoísta”, ya que “no piensan en nosotros, ahorita ya con estos daños nos afectaron y los beneficiados son otros, los que van a usar el tren, pero al final de cuentas a nosotros quién nos va a pagar todo, porque no sólo es que nos arreglen la casa o que nos la paguen, nosotros teníamos un proyecto de vida que ya no va a ser el mismo porque nunca nos pidieron nuestra opinión”, lamentó.

Por cierto que mientras dábamos el recorrido, constatamos las grietas en techos y muros de las casas, a lo que se agrega un fétido olor a drenaje, heces fecales en la tierra que se volatiza con el aire y una plaga enorme de moscos que no permiten siquiera estar cinco minutos en la calle.

Por cierto que mientras dábamos el recorrido, constatamos las grietas en techos y muros de las casas, a lo que se agrega un fétido olor a drenaje, heces fecales en la tierra que se volatiza con el aire y una plaga enorme de moscos que no permiten siquiera estar cinco minutos en la calle.

“El problema ahorita ya no sólo es por la casa, es también por las infecciones que no se están atendiendo, hay muchos moscos y al rato vamos a estar todos enfermos de dengue, y no han venido dela Secretaría de Salud. Aquí hay gente muy creyente y a Aristóteles ya le decimos Moisés porque trajo las siete plagas, la peor de todas es la de sus achichincles que no trabajan por nosotros, y ya de ahí pues la peste que todos los días respiramos, puro olor a caño, también los mosquitos y el miedo de que nos inundemos y así siguen”.

Por cierto que mientras dábamos el recorrido, constatamos las grietas en techos y muros de las casas, a lo que se agrega un fétido olor a drenaje, heces fecales en la tierra que se volatiza con el aire y una plaga enorme de moscos que no permiten siquiera estar cinco minutos en la calle.

Anuncios