¿Es posible destruir más a Guadalajara?

 

 

El martes 17 y el jueves 19 de julio del 2018, de las 7 a las 8.30 de la noche, los interesados por el rescate, defensa y conservación patrimonial de la zona metropolitana de Guadalajara están citados a dos mesas de trabajo que con entrada libre se desarrollarán en el auditorio del Museo Regional de Guadalajara (Liceo 60) coordinadas por el grupo Crítica y Memoria a través de Alejandro Canales y Juan José Doñán.

Estudio de un caso: la antigua Alameda, hoy parque Morelos

En la primera de estas fechas se hablará de la suerte corrida por la primera área verde que tuvo Guadalajara desde los últimos años del siglo XVIII: su alameda, ámbito de arbolado abundante para el solaz y la recreación familiar de los citadinos, pero que hoy, desconectada de estos y convertida en Parque Morelos, luego de sufrir mutilaciones caprichosas y lesivas a lo que inicialmente fue –algunas tan recientes como son el frustrado proyecto de las Villas Panamericanas o la de la Ciudad Creativa Digital, que ocupará el sitio donde antes estuvo el convento femenino más grande de América, el de Santa María de Gracia– o la destrucción de la parte oriente de la vieja Guadalajara consumada por el gobierno de Flavio Romero de Velasco cuando se construyó la así llamada Plaza Tapatía, que no pasó de ser un gran estacionamiento y sobre él una explanada tachonada de edificios vacíos o medianamente utilizados.
De todo ello hablarán Cuauhtémoc de Regil, perito del Instituto Nacional de Antropología e Historia; Bernardo Jiménez Domínguez, profesor investigador del Centro de Estudios Urbanos y Juan Palomar Verea, arquitecto que ha sido Director de Planeación Urbana de Guadalajara y de Zapopan; los moderará Luis Manuel Ochoa, arquitecto, director del estudio de arquitectura JAPI, dedicado a servirse de la memoria histórica “para crear espacios conscientes a su entorno”.

La gentrificación en Guadalajara y el proyecto de Ciudad Creativa Digital

Por otra parte el jueves 19 de julio, en el mismo lugar y horario, de las 7 a las 8.30 de la noche, se hablará del proceso de gentrificación de la capital de Jalisco, esto es, de la transformación de los espacios urbanos en declive construyendo en ellos edificaciones de mayor altura a las preexistentes para viviendas o locales de usos comerciales o de servicios. La gentrificación empuja a los residentes tradicionales de un barrio a emigrar a las periferias y a ser ser reemplazados por miembros de clases sociales con más capacidad económica pero sin arraigo en la zona, de modo que junto con los cambios en la conformación demográfica y social de un vecindario la gentrificación también abarca las secuelas, en términos de poder adquisitivo, derivadas del desplazamiento de un estrato social inferior por otro superior.
Tal ello hablará en segunda vuelta el doctor Bernardo Jiménez Domínguez, y el respetado periodista Rubén Martín, muy comprometido en la defensa del patrimonio natural, moderándolos el antropólogo Rafael Sandoval.

“La gentrificación es un proceso engañoso: inicia con un discurso ‘ciudadanista’, de recuperación del espacio público, pero en realidad termina siendo una apropiación de la urbe para beneficio de intereses privados y de gobierno”, declaró hace poco el investigador tapatío Horacio Espinosa Zepeda, que abundó: “así, el nuevo proyecto de ciudad, sin ambulantes, tianguistas y clases populares en ciertas zonas busca “la utopía de la ciudad espectacular”, una urbe que se muestra como un skyline continuo”. Lo cual así será mientras no se impulse lo contrario, y eso proponen estas mesas.

Anuncios