Desbloquean escuelas, pero no las elecciones

Planeación. Hubo adecuaciones curriculares para solucionar el atraso con el ciclo escolar, asegura el secretario estatal de Educación. (Foto: Especial)

Después de más de un mes, 3 mil estudiantes wixaritari podrían regresar este lunes a clases. Así lo acordó la asamblea de San Sebastián Teponahuaxtlán, que también determinó que podrán reabrirse 35 casas y centros de salud, los cuales habían sido cerrados como una señal de protesta por la falta de atención de las autoridades para que se cumplan las sentencias que ganaron sobre restitución de tierras.

También se determinó que se mantendrán cerrados los accesos a las 35 comunidades, por lo que todavía no podrán ingresar los candidatos ni representantes de partidos políticos para hacer campaña, ni tampoco las autoridades electorales para los trabajos previos a los comicios del 1 de julio.

De mantenerse esta parte de la protesta, no votarán más de 7 mil indígenas.

El anuncio de la reapertura de los planteles escolares lo hizo la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ). A través de un comunicado de prensa, informó que “después de varias semanas de permanecer cerradas las escuelas y centros de salud de las comunidades wixaritari de San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan, el día de ayer, en asamblea extraordinaria realizada en Bajío del Tule, las autoridades tradicionales y agrarias determinaron su reapertura a partir de este lunes 18 de junio”.

La CEDHJ aseguró que continuará con el acompañamiento a la comunidad indígena en las cuatro casetas de vigilancia que se instalaron el 30 de abril “como medida de exigencia para hacer cumplir la ejecución de las sentencias que ordenan la restitución de tierras”. También confirma que esta protesta se mantiene “hasta constatar avances efectivos en el cumplimiento de sus demandas de acceso a la justicia”.

Esta decisión se toma una semana después de que las autoridades tradicionales se reunieron en la Ciudad de México con la responsable para el diálogo con los pueblos indígenas de la Secretaría de Gobernación, Rosa María Nava Acuña, y con el subsecretario de Gobernación, Manuel Cadena Morales. En ese encuentro se acordó que a partir de este 25 de junio comenzarán a entregarse los recursos para indemnizar al primer bloque de ganaderos, que así entregarán las tierras invadidas en Huajimic, en una primera etapa de 922 hectáreas.

Ese territorio representa apenas 10 por ciento del total del territorio en disputa y sobre el cual las autoridades judiciales ya fallaron a favor de las comunidades wixaritari.

Según habían informado las autoridades estatales, la suspensión de clases en 36 escuelas de todos los niveles afectó a 3 mil 293 estudiantes.

Lo que quieren

La principal exigencia por parte de las comunidades wixaritari es para que se ejecuten las sentencias que les fueron favorables a través de 45 procesos judiciales, en las que se reconoce su derecho sobre alrededor de 10 mil hectáreas en Huajimic. Para que esto suceda, el gobierno federal tendría que indemnizar a ganaderos de Nayarit que invadieron esas tierras.

A pesar de diferentes reuniones que se han celebrado con autoridades federales y de Nayarit y Jalisco, no se ha podido ejecutar ninguna de las sentencias, por lo que las autoridades wixárikas decidieron endurecer las medidas de protesta con el cierre de escuelas, centros y casas de salud, así como la instalación de retenes para impedir el acceso a candidatos, representantes de partidos y autoridades electorales.

El 5 de junio se llevó a cabo una asamblea en uno de los ingresos a Huajimic, en la que estuvieron presentes autoridades estatales y federales. La comunidad esperaba que se les entregara el acuerdo por escrito del pago de indemnizaciones, por lo que al no ver posibilidades de llegar a acuerdos, se instalaron en asamblea permanente, lo que implicaba que los funcionarios públicos no podían retirarse.

El gobierno del estado negó que los funcionarios estuvieran retenidos, pero enviaron patrullas para sacarlos de la zona, lo que fue posible ya por la noche.

Las autoridades tradicionales de San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan, en Mezquitic y Tuxpan de Bolaños, no han aclarado de qué depende que se permita el paso para el ingreso de autoridades electorales. El presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, Guillermo Alcaraz Cross, había declarado que el bloqueo impediría la instalación de 13 casillas, con el impedimento para votar a 7 mil 593 ciudadanos. Las autoridades electorales incluso han planteado la posibilidad de instalar los centros de votación fuera del área restringida por la comunidad wixárika.

Recuperarán ciclo escolar

La secretaría estatal de Educación buscará rescatar el ciclo escolar para los más de 3 mil estudiantes de comunidades wixaritari que estuvieron durante más de un mes sin asistir a clases, confirmó ayer el titular de la dependencia, Francisco Ayón López.

Después que se anunciara que a partir de hoy se reabrirán los 35 planteles que se mantuvieron cerrados como protesta, Francisco Ayón dijo a este diario que “la Dirección de Educación Indígena y la Dirección de Telesecundaria, en coordinación con supervisores, directivos y docentes, tienen identificados los aprendizajes claves y actividades para lograr la conclusión del ciclo escolar”.

El funcionario agregó que durante el periodo que se mantuvo la suspensión de clases, “los docentes elaboraron sus planeaciones con adecuaciones curriculares para atender de manera estratégica a sus alumnos”.

Ayón López afirmó que las indicaciones son para que se oriente y se fijen actividades de retroalimentación entre alumnos y profesores.

La suspensión de clases afectó a 3 mil 293 alumnos de diferentes niveles educativos. Sonia Serrano Íñiguez

NÚMERO

  • 3 mil 293 estudiantes se quedaron sin clases durante el cierre
  • 35 comunidades mantienen cerrados sus accesos para candidatos y elecciones

JJ/I

 

Anuncios