‘Estrenan’ con daño obra en El Refugio

  • Faltan bolardos en la esquina de Mezquitan y Joaquín Ángulo a poco tiempo de que fueron colocados han desaparecido Foto: Maricarmen Galindo
Julio Cárdenas/Mural

Guadalajara, México (12 junio 2018).- Todavía no la terminan y ya fue dañada la obra de renovación de Calle Mezquitán, en pleno Centro de Guadalajara.

Se trata de un proyecto ejecutado por el Ayuntamiento tapatío con una inversión de 11 millones de pesos que consiste en la colocación de concreto hidráulico, con banquetas ampliadas al nivel de la calle y esquinas de accesibilidad universal.

La intervención se realiza desde el Parque El Refugio hasta Avenida Hidalgo, es decir, 500 metros.

Sin embargo, los bolardos de metal que recientemente fueron instalados en el cruce de Joaquín Angulo, Garibaldi y Reforma ya fueron destruidos y otros más, doblados.

“A mí se me hizo ideal, esa es una zona vieja, es Centro Histórico, entonces todo lo moderno nos va a beneficiar, van a cambiar el tipo de luminarias por luminarias nuevas, ya pusieron concreto hidráulico, las banquetas las ampliaron”, comentó Enrique Sosa, comerciante de la zona.

“(Pero) la gente no tiene la cultura del respeto, por ejemplo, vamos viendo los bolardos, de por sí son frágiles, pero son solamente para delimitar las áreas, los golpea un vehículo y los rompe”.

Además, el adoquín blando que se colocó en la banqueta también está siendo dañado por automovilistas que no respetan la delimitación, sin autoridad que ponga orden.

“Se están metiendo vehículos en áreas que no les corresponde; yo le hice el reporte a una señorita que trabaja en estacionómetros y me dijo que ellos van a actuar hasta que les entreguen la obra, que yo quisiera que lo hicieran ya”, agregó Enrique.

La impresión de los vecinos es que será una obra que se entregará con desperfectos y se tiene la inquietud que después ya no se le dé mantenimiento.

“Los vecinos, cuando menos de esta cuadra, sí estamos de acuerdo en cuidar lo que ya hicieron, que bastante mejoramos, pero también sería importante quién se va a encargar del mantenimiento”, señaló Leticia Aguilera, otra habitante de la zona.

Por su parte, el presidente del Consejo Social del Santuario I, Salvador Cacho, aseveró que la constructora está obligada a entregar la obra sin desperfectos.

Además, solicitó al Ayuntamiento la instalación de reductores de velocidad en la zona, pues ha habido accidentes viales.

Según el Municipio, la rehabilitación de la calle forma parte de la renovación del Parque El Refugio que comenzó a mediados de marzo con una inversión de 15.4 millones de pesos. Se prevé terminarla la próxima semana para abrir a la circulación.

 

Anuncios