Marchan para exigir respeto a sus derechos

  • 1
    De acuerdo con cálculos de elementos de Protección Civil de Guadalajara, asistieron a la marcha cerca de 2 mil personas. Foto: Jonathan Bañuelos
  • 1
    La marcha contó con la presencia de personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ), grupo encabezado por el primer visitador general Eduardo Sosa Márquez. Foto: Jonathan Bañuelos
Jonathan Bañuelos/Mural

Guadalajara, México (09 junio 2018).- Al grito de “No que no, sí que sí, ya volvimos a salir” y “La calle es nuestra, y esta es la muestra”, ciudadanos y activistas formaron parte de la Marcha del Orgullo GDL 2018.

Bajo la premisa de exigir respeto a sus derechos humanos y hacer un llamado a los Poderes Ejecutivo y Legislativo para que garanticen un Estado apegado al respeto y la igualdad, los colectivos tomaron las calles de Guadalajara.

Alrededor de las 15:00 horas, el contingente partió de las inmediaciones de la Glorieta La Minerva; tomaron un tramo de López Mateos para continuar por Avenida Hidalgo rumbo a Plaza Liberación.

Contrario a la amplia cantidad de asistentes, carros alegóricos, vestuarios exuberantes, y el ambiente de carnaval que se vivió la semana pasada con el Guadalajara Pride, esta marcha estuvo más apegada a la protesta social.

Los asistentes, ciudadanos y miembros de organizaciones y asociaciones civiles defensoras de los derechos humanos de la población Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual e Intersexual (LGBTI) gritaron consignas para hacerse escuchar.

“Esta marcha no es de fiesta, es de lucha y de protesta” y “Yo soy trans, yo soy gay, yo soy lesbiana, yo soy bisexual y la familia: ¡no discrimina!” fueron algunos de los cánticos que entonaron distintos grupos a lo largo del recorrido.

Uno de los objetivos de la marcha fue exigir que en Jalisco exista una ley de identidad de género que proteja social y jurídicamente a la comunidad trans del Estado, informó Sebastián Guerrero, miembro de la asociación Impulso Trans.

“Año con año estamos saliendo a las dos marchas para exigir esta ley. porque finalmente la población trans existe, vive aquí en Jalisco y está presente”.

Agregó que con esta ley, las personas trans podrían alinear sus documentos oficiales de acuerdo a su identidad, situación que se puede traducir a mejores oportunidades escolares y de empleo.

En la marcha también estuvo la ciudadana Cinthia Morales, quien llevó a su hija Escarlet de 4 años de edad, para fomentar en ella el respeto por las personas, y educarla bajo un esquema fuera de prejuicios y discriminación.

“Que crezca con valores, que tiene que aceptar a las personas como son. Que vea que no se tiene que quedar con lo que está acostumbrada; que no haya ese tabú contra los homosexuales, las lesbianas. Tenemos familiares así y no nos gusta que sean discriminados o que los miren feo”.

La marcha contó con la presencia de personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ), grupo encabezado por el primer visitador general Eduardo Sosa Márquez.

De acuerdo con cálculos de elementos de Protección Civil de Guadalajara, asistieron a la marcha cerca de 2 mil personas.

 

Anuncios