Colegiado concede suspensión a favor de parque de Arboledas

Los vecinos que se oponen a la entrega de 60% del parque tuvieron ayer roces con la policía.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. http://www.agustindelcastillo.com/

La comunidad indígena de Santa María Tequepexpan intervino en el conflicto por la propiedad de un parque público en la colonia Arboledas Sur, en Guadalajara, donde el ayuntamiento local ha entregado a una inmobiliaria 60 por ciento de un predio de 7.9 hectáreas aludiendo imposibilidad jurídica de recuperarlo. Los comuneros obtuvieron una suspensión de plano de un tribunal colegiado, que evita, por el momento, que culmine la entrega a los particulares del área verde.

Esto emana del juicio de amparo 1545/2018, que en un auto del 28 de mayo pasado, el Juzgado Tercero de Distrito le negó la suspensión, por lo que la comunidad interpuso queja, que bajo el número 185/2018, se tramitó ante el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa, “hoy (ayer) se resolvió en sesión un acuerdo en el sentido de revocar el acuerdo previo del juez tercero de distrito, el efecto que determinan es que ponen fin al incidente de suspensión y conceden la suspensión de plano”, señaló el representante de los quejosos, Pedro León Corrales, del Instituto de Derecho Ambiental (Idea).

Una de las pruebas valoradas por los magistrados fue la constancia de avecindados y posesionarios sobre los predios Agua de Coyotes, Arboledas del Sur y cerro de Santa María, es decir, habría indicios de que se trata de superficie de la comunidad indígena, y como tal, de acuerdo al artículo 27 constitucional, es “inalienable, imprescriptible e inembargable”, por lo que en su caso, no opera ni siquiera la prescripción (usucapión).

“ El Primer Tribunal Colegiado abordó el tema completo y el sentido es considerar fundada la queja, revocar el acuerdo dejar sin efectos el incidente y conceder la suspensión de plano (…) el Ayuntamiento de Guadalajara rindió informe previo y dice que no ha ordenado ningún acto pero tiene fuerza pública obstruyendo la presencia de avecindados, posesionarios y comuneros y pretendiendo reducir el bosque de Arboledas, es decir, se prepara el terreno para un desarrollo inmobiliario vertical, hoy derribaron pequeños árboles y tienen marcados 200 árboles más para derribo”, añadió el dirigente agrario.

La constancia de posesión y reconocimiento de los vecinos fue emitida por la “comunidad indígena de hecho” (tiene en proceso el procedimiento de titulación) el 15 de mayo de 2018. Allí se apuntan que los vecinos que defienden el área verde están dentro de los bienes comunales: “los terrenos comunales que tienen en posesión los avecindados y posesionarios, son de los predios del Cerro de Santa María y de Agua de Coyotes, con una superficie aproximada de 43 hectáreas y 7 hectáreas respectivamente, cuyas medidas y colindancias se encuentran identificadas en los planos 1 y 2 que se anexan a la presente constancia y forman parte del cuerpo de la misma. Se hace constar igualmente que en el cerro de Santa María se ubica un sitio sagrado de la comunidad y en Agua de Coyotes se ubica el bosque de Arboledas del Sur”.

Además, “tienen el carácter de terrenos imprescriptibles, inembargables y que no pueden enajenarse o venderse, son de uso común y su finalidad es la conservación, protección, restauración, preservación de los recursos naturales que allí existen y la recarga de agua, por lo que se prohíbe su urbanización y solamente se construirá aquella infraestructura que vaya acorde a la finalidad de los cerros aquí establecida”.

Los vecinos de Arboledas del Sur tuvieron roces ayer con la policía tapatía que custodia el lugar.

 

Anuncios