Pintan las calles con los colores LGBT

por Daniela Rodriguez/ntrguadalajara.com

DIVERSIÓN. Las calles por donde avanzó el contingente se convirtieron en una fiesta. (Foto: Grisel Pajarito)

Más de 10 mil personas de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) salieron ayer a las calles de la ciudad para exigir que se les respete en el Guadalajara Pride 2018.

Desde antes de las 14 horas, los asistentes se dieron cita en la Glorieta La Minerva para terminar la decoración de los carros alegóricos y autobuses en los que se transportarían, tiempo que los vendedores ambulantes aprovecharon para hacer de las suyas con la venta de banderas, coronas, gorras y otros accesorios.

Organizaciones defensoras de los derechos, grandes empresas, bares y otros negocios apoyaron la causa.

Poco después de las 14 horas, el contingente comenzó a avanzar. La escolta fue un grupo de bailarines. El acto de inicio fue la entrega del lábaro patrio a la abanderada de la escolta.

La música y el baile fueron parte del recorrido. Las calles se convirtieron en una fiesta total y los asistentes aprovecharon para lucir sus mejores pasos de baile y atuendos.

Verónica, una de las asistentes y quien ya tiene más de cinco años de asistir a desfiles como el Guadalajara Pride,  sobresalió por su glamuroso atuendo: vestido largo de encaje en tonos rosas, un peinado reluciente, maquillaje de noche, tacones y un perfume seductor.

“Tengo cinco años de estar en esto para exigir el matrimonio igualitario, que nos respeten y todo eso. Siempre me preparo un mes antes, pues decido que es lo que voy a usar; todos los años procuro tener algo diferente” contó a este medio mientras caminaba orgullosa entre la gente.

Además de las peticiones en pro del matrimonio igualitario, este año también se exigió que exista una ley de identidad de género en el estado.

Con el apoyo de 10 personas, Patricia Campos levantó ayer carteles con la foto de Jesús Flores: su hijo desaparecido desde hace tres años y por quien ha tomado la decisión de salir a las calles año con año.

“Mi hijo desapareció hace tres años con otro compañero cuando salieron a dar un show a San Cristóbal, desde ahí no sé nada. Yo le prometí venir a apoyar a su comunidad como él lo hacía, por eso he venido año con año como símbolo de su desaparición y así será hasta que lo encuentre”, expresó.

El contingente culminó su recorrido en Plaza Liberación, lugar donde Carina Velasco, directora del Guadalajara Pride, informó que habría un show con música.

“Tengo cinco años de estar en esto para exigir el matrimonio igualitario, que nos respeten y todo eso. Siempre me preparo un mes antes, pues decido que es lo que voy a usar”
Verónica, asistente a la marcha

FV/I

 

Anuncios