Piden protocolos en la UdeG contra acoso

  • 1
    La comunidad universitaria externó su apoyo a quienes han denunciado acoso. Foto: Tania Casillas
  • 1
    Las estudiantes terminaron la protesta quemando una fotografía de Hernández Casillas y gritando “vamos a acabar con rectoría patriarcal”. Foto: Tania Casillas
Tania Casillas/Mural

Guadalajara, México (30 mayo 2018).- Mientras era acosada dentro de las instalaciones del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) se sentía sola; hoy, cuando fue a ratificar su denuncia al Centro de Justicia para las Mujeres (CJM), Tanya Méndez estuvo acompañada de cerca de 100 alumnos y maestros.

Antes de presentar a los testigos de su denuncia en contra del Coordinador de Antropología, Horacio Hernández Casillas, la maestra de la UdeG platicó con las personas que acudieron a la cita para acompañarla. Lloró al verlas y cuando le reiteraron que no estaba sola.

También acudió Nohemí, una alumna del CUCSH que había guardado el anonimato bajo el nombre de Cynthia, pero decidió presentarse ante medios de comunicación.

Ambas mujeres coincidieron en que, al margen de su denuncia penal, la casa de estudios a la que pertenecen debería establecer protocolos para atender las denuncias de acoso sexual.

“A nosotras, como víctimas, no hay nada que nos proteja, no hay nadie que nos proteja, no hay nadie, no dentro de la Universidad”, lamentó Tanya.

“Que se abra esto en las asambleas, que de verdad pues, las autoridades lo tomen en cuenta, que eso es un parteaguas, esto era de tiempo, una cuestión de tiempo y es algo que siempre ha estado y existido”, abundó.

“Nosotros estamos pidiendo que se haga un comité de ética dentro de la Universidad, que se haga un observatorio, que se haga un espacio de denuncia segura porque no es posible que la Universidad no pueda tener estos espacios”, completó Nohemí.

Por otro lado, jóvenes miembros del Colectivo Feministas Autónomas del CUCSH, leyeron un comunicado donde repudiaron la violencia de género dentro de las aulas.

“No vamos a permitir más acoso y hostigamiento hacia las estudiantes, profesoras y personal que se ve vulnerado ante la posición de poder de quienes usan el espacio colectivo de nuestra casa de estudios para ejercer violencia”, enfatizaron.

Por su parte, Elsa Stettner, madre de una ex alumna de la carrera de Antropología, denunció que su hija abandonó su espacio en la UdeG debido al trato con el profesor Horacio.

Las estudiantes terminaron la protesta quemando una fotografía de Hernández Casillas y gritando “vamos a acabar con rectoría patriarcal”.

 

Anuncios