Advierten vecinos sobre paro de obras

 por Violeta Meléndez/ntrguadalajara.com

(Foto: Especial)

Una vez que los vecinos de Arboledas Sur obtengan una suspensión definitiva que esperan de un juzgado en contra del proyecto municipal en el parque de la zona, prevén detener las obras incluso con cadenas humanas como protesta al cambio de uso de suelo que se autorizó en una parte del área verde que se pretende entregar para la construcción de viviendas, mientras el resto sería rehabilitado como parque público.

La vecina Teresa Encinas reclamó el convenio que autorizó Enrique Alfaro Ramírez, alcalde de Guadalajara con licencia y candidato a gobernador, donde entrega 60 por ciento de las 7.9 hectáreas de un área verde pública ubicada en dicha colonia a la empresa Desarrollos Inmobiliarios de 10, con posibilidad de que construya vivienda, a cambio de que la firma invierta 24 millones de pesos en lo que resta del espacio público. Ante ello, dijo que ya hay en el parque obras de mampostería que impedirán en cuanto obtengan el amparo definitivo.

“¿Cuándo hicieron un estudio de impacto al suelo, de impacto ambiental? En el expediente no viene ningún tipo de estudio, nosotros sabemos que a un metro sacas agua, ellos van a hacer 650 departamentos y claro, cuando se derrumben ahí andan inventando sismos que no existen, es el suelo”, dijo la vecina. “En enero nos dieron un paro provisional y paramos los trabajos dos meses y medio, al día de hoy se está metiendo otra demanda definitiva”.

“La inmobiliaria le va a dar mantenimiento a esa área verde y le va invertir 24 millones porque va ser para ellos, para los departamentos. El 2 de mayo se tuvo una junta con Derechos Humanos y ahí se dijo que llegó a un convenio con el Municipio donde nomás terminaban el mamposteo e iban a parar hasta que tuvieran los permisos hidrológicos de la Conagua; al siguiente día amaneció más personal y se dedicaron a poner lo eléctrico”.

La vecina declaró que las 7.9 hectáreas de área verde con que actualmente cuentan han sido reforestadas por los propios colonos desde hace más de 30 años y ahora supone un área que les provee de servicios ambientales, además de que hay un arroyo y flujo de agua subterráneo que volvería inviable la construcción de viviendas.

Respecto a la entrega de 60 por ciento del terreno a una constructora, el Municipio ha asegurado que se trató de la mejor opción debido a que así garantizan que la empresa, que demandaba todo el terreno, se quede sólo con una parte y equipe el resto para un uso público.

__________________

FRASE

“¿Cuándo hicieron un estudio de impacto al suelo, de impacto ambiental? En el expediente no viene ningún tipo de estudio, nosotros sabemos que a un metro sacas agua”
Teresa Encinas, vecina

 

Anuncios