Ellas actúan ante hartazgo

  • 1
    Luego de hablar acerca de sus motivos, las mujeres practicaron formas de alejar a alguien que se acerca demasiado sin su consentimiento. Foto: Tania Casillas
  • 1
    El taller tendrá una duración de tres meses y será impartido por Fernanda Macedo Córdoba. Foto: Tania Casillas
Tania Casillas/Mural

Guadalajara, México (20 mayo 2018).- Llegaron con tenis y ropa cómoda, pero antes de practicar técnicas de autodefensa, las ocho mujeres explicaron por qué acudieron a aprender hapkido al Centro Social Ruptura.

“Es algo muy cansado, es un hartazgo el hecho de no poder ir libre por casi ningún lugar”, lamentó Esmeralda cuando fue su turno de hablar.

“Uno ya no puede andar en la calle a gusto, incluso vistiendo como a uno le gustaría o sintiéndose como a uno le gustaría”, compartió Astrid.

Nataly, quién antes vivía en Mascota, experimenta ganas de querer salir, pero también el miedo a que la vayan a atacar o a desaparecer.

El taller tendrá una duración de tres meses y será impartido por Fernanda Macedo Córdoba. Comenzó ayer y tiene la finalidad de enseñar a las mujeres a defenderse en caso de una agresión.

Sol, originaria de Argentina, lamentó la violencia en la zona metropolitana.

“Vivo en Guadalajara (desde) hace tres años, este es mi cuarto año y he notado el cambio muy fuerte que ha tenido la Ciudad en cuanto a la violencia, está un poquito bastante más visible que antes”, dijo.

“Creo que las chicas somos vulnerables en todo el mundo, pero estamos en un foco de peligro aquí, entonces, qué bueno que nos podamos reunir y que aprendamos estas técnicas de defendernos porque a veces no podemos estar juntas”.

Por su parte, Magda recalcó que también busca aprender técnicas para defender a otras mujeres.

“Hasta poder ayudar a alguien más y (que) no seamos parte de una sociedad tan cerrada”, consideró.

Luego de hablar acerca de sus motivos, las mujeres practicaron formas de alejar a alguien que se acerca demasiado sin su consentimiento.

Fernanda, la instructora, adelantó que las mujeres saldrían moreteadas, pero era importante practicar como si un extraño las agarrara a la fuerza para poder reaccionar en una situación real.

 

Anuncios