Casi 50 personas de El Salto fallecen en lo que va del año por daño renal

Tres féretros con una botella de agua pestilente extraída del Río Santiago reposaban afuera de Palacio de Gobierno.

Se trataba de otra manifestación de los activistas y defensores que por años, han dedicado su compromiso a exhibir la crisis de salud en los municipios de El Salto, Juanacatlán y ahora la ribera de Cajititlán y Chapala, a causa de la contaminación del agua en la zona industrial que inicia en Tlajomulco.

A 9 años de la macrorrecomendación y 10 de la muerte del niño Miguel Ángel a causa de arsénico después de caer en las aguas del río, Raúl Muñoz del Comité de Defensa del Río Santiago, dio a conocer los números que siguen enlutando a los pueblos.

Raúl Muñoz junto a Enrique Lira y Elías Cárdenas de Cajititlán han documentado estudios técnicos, respuestas oficiales y haciendo un escrutinio de la responsabilidad de la crisis tienen claro lo que de inmediato el próximo gobernador de Jalisco debe atender y que este, Sandoval Díaz no hizo.

En los recientes 10 años sus cuentas reconocen a 863 personas que han muerto por daño renal y cáncer a causa del agua contaminada y en general el ambiente dañado.

La protesta esperó el arribo del magisterio en marcha por el 15 de mayo.

 

Anuncios