Morir por una decisión simple

Morir por una decisión simple | La Crónica de Hoy - Jalisco

ELECCIONES. Un claro ejemplo son las elecciones donde los partidos políticos han evitado que las mujeres ocupen espacios públicos. Especial

Una decisión tan simple como comprarse una falda, un celular o terminar con una relación sentimental pudieron ser la causa de la mayoría de los feminicidios ocurridos de 1997 a la fecha, advirtió Guadalupe Ramos Ponce, investigadora de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y representante del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem), al participar en la videoconferencia “Violencia de género y feminicidio”, organizada por la licenciatura en Seguridad Ciudadana de UDGVirtual.

Ramos Ponce señaló el hecho para ejemplificar la vulnerabilidad de las mujeres que pueden ser asesinadas por causas tan simples remarcando que de acuerdo a sus propios registros, dichas agresiones ocurren cuando se ha decidido terminar una relación o simplemente, no iniciarla.

La investigadora de la UdeG, quien habló de la necesidad de implementar reales políticas públicas que den resultados cuantificables al momento de evaluarse, recordó que esto puede darse en todos los sentidos, por ejemplo, “celebramos el 10 de mayo, se promueve esta idea de que la maternidad está unida indisolublemente al ser mujer, y eso es violencia también, porque las niñas crecen pensando en que su destino es ser mamá y es su realización como mujer, pero no debe ser así. Son ideas que hay que desentramar, de construir”, agregó.

TEMPORADA ELECTORAL CONTRA LA MUJER

Para la experta en derechos de la mujer, un ejemplo de que la violencia sigue ocurriendo, es la temporada electoral, en la que los partidos han evitado que las mujeres ocupen espacios. “Entonces  cuando las mujeres incursionamos y llegamos  al espacio  público, la respuesta es violencia, es la respuesta a la participación de las mujeres”.

Por ello, dijo que para que los esfuerzos por disminuir la violencia contra las mujeres den verdaderos resultados, deben ir acompañados de políticas públicas, y remarcó que una acción necesaria y en lo que todos podemos contribuir, es en la de construcción de lo que socialmente se establece sobre lo que significa ser niña, ser mujer y de lo que es el amor romántico.

 

Anuncios