Tatei-kie estudia unirse al bloqueo de los comicios

La comunidad vecina de San Sebastián decidirá si unifica acciones para impedir elecciones como protesta a los despojos territoriales nayaritas.

Agustín del Castillo / Guadalajara. MILENIO JALISCO. 

San Andrés Cohamiata (Tatei-kie) observa solidariamente las medidas tomadas por sus vecinos del sur, San Sebastián Teponahuaxtlán (Wuaut+a) y su anexo Tuxpan de Bolaños (Kurixi Manuwe), de suspender el proceso electoral en protesta por la falta de aplicación de la ley en la restitución de más de diez mil hectáreas que han ganado en juicios agrarios en Huajimic. Y si el gobierno nayarita consuma el despojo de su propio territorio, se unirán al bloqueo de los comicios, advirtió el presidente del comisariado de bienes comunales, Claudio Montellano de la Cruz.

“Mientras esté el proceso electoral y no tengamos respuestas favorables, ya agendamos una fecha límite que es el 30 de mayo, si no salen las respuestas que demanda la comunidad, se tomarán las acciones correspondientes y la comunidad estará acordando diversas medidas; una de ellas es cancelar la instalación de las casillas, algo parecido a lo que hace San Sebastián, para así sumarnos dos comunidades y hacer más fuerte la organización, pero también viendo los resultados, porque nosotros ya sacamos ciertos trabajos con los dos gobiernos, para que nos den resultados favorables, pero no vamos a aceptar que no se respete”, dijo, entrevistado en la zona montañosa de Kurixi Manuwe, a donde acudió como testigo de la asamblea wixárika de Wuaut+a, en gesto de amistad.

“Nosotros tenemos agendadas reuniones el siete, el ocho y el nueve de mayo, en San Andrés, para ver todo el procedimiento y preparar la reunión del 30 con los gobiernos y también prever todo lo que nos puede afectar como comunidad; ahora estamos convencidos de que cualquier razón que hagamos la vamos a hacer con todos los cuidados, con todos los procedimientos, no queremos afectar a nadie, no queremos estar en contra de nadie, simplemente exigimos nuestros derechos, por las atenciones que se nos debe de dar”, subrayó.

Al margen de la suspensión del proceso, en el caso de que esto no suceda, la comunidad tiene una advertencia para los candidatos: “no nos vayan a dividir, porque somos un núcleo agrario único; a todos los candidatos que vayan a dar propuestas, les pedimos que no vayan a decir, aquel es aquel y aquel es aquel, porque siempre sueles pasar, van y empiezan a decir, alguien es esto y alguien es lo otro, y provocan divisiones; que vayan con sus propuestas, y hasta ahí, nosotros como autoridades lo vamos a recibir, pero, solo si tenemos buenas respuestas el día 30 de mayo”, insistió.

Tatei-kie, la comunidad wixárika más norteña, denunció que el pasado 18 de abril, el estado nayarita, a través del Congreso local, pretendió “legalizar” la separación de casi 30 mil hectáreas (casi 40 por ciento de su superficie), con 12 poblados, al decretar su inclusión dentro del mapa oficial de esa entidad, pese a que constitucionalmente no tiene facultades para hacerlo. El trasfondo es un interés presuntamente minero que surgió en 2004 y que provocó la ambición de un grupo de comuneros, alrededor de 200 de una asamblea de 1,600, a quienes tanto el gobierno nayarita como los empresarios les habrían hecho promesas.

Esas reformas a la Ley de División Territorial que votó el Congreso de Nayarit, que le permiten recorrer su frontera hacia el este, a costa de Jalisco (como ha sucedido en el último siglo), fueron suspendidas de su promulgación nueve días después, y el estado nayarita aceptó el derecho a la consulta libre e informada de los pueblos indios. Pero será en la sesión de asamblea del 30 de mayo cuando se finiquite el problema, o bien, se defina el enfrentamiento de los intereses territoriales en juego.

SRN

 

Anuncios