Acusan poca igualdad entre comerciantes

La lideresa de los Artesanos Unidos en Jalisco, reclama que el retiro que el ayuntamiento tapatío realizó a los comerciantes que no contaban con permiso, ubicados en el Paseo Degollado, es injusto.

Alrededor de 17 comerciantes con permiso vencido del grupo de Sandra tuvieron que levantarse
Alrededor de 17 comerciantes con permiso vencido del grupo de Sandra tuvieron que levantarse (Perla Gómez)

La lideresa de los Artesanos Unidos en Jalisco, reclama que el retiro que el ayuntamiento tapatío realizó esta semana a los comerciantes que no contaban con permiso, ubicados en el Paseo Degollado, es injusto. Sandra Espinoza denuncia además que al grupo que representa no se le da el mismo trato como a otros de comerciantes que venden en el municipio.

Alrededor de 17 comerciantes con permiso vencido del grupo de Sandra tuvieron que levantarse luego de que el director de Inspección y Vigilancia, Felipe de Jesús León llegara a su espacio acompañado de otros inspectores para advertir que quien no tuviera permiso no podría vender; esto levantó sospechismo en Sandra, pues afirma que en dos años no se les había molestado por este motivo.

“El ayuntamiento lo sabía (que algunos comerciantes trabajaban sin permiso), entonces era como una tolerancia que nos daba (…) a mí nunca se me dijo que no podíamos trabajar sin permiso, jamás nos molestaron desde abril del 2016, hasta este 3 de mayo”, señala.

Comenta que aunque ese mismo día algunos de los afectados fueron a pagar su permiso, se cayó el sistema, por lo que no todos pudieron reinstalarse.

La lideresa reclama falta de igualdad para su grupo y el resto de los que hay en Guadalajara, a quienes, afirma, no se les molesta por trabajar sin permiso o se les otorgan mejores espacios con mayor flujo de personas, como al de Artesanos Urbanos de Guadalajara, liderado por el peruano Crescencio Cortés Espericueta, a quien acusó de estar protegido por el gobierno municipal.

Por estas razones, la lideresa comenta que el grupo acudió el viernes a levantar una denuncia en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, y al palacio municipal, donde les dijeron que este lunes serían atendidos por el alcalde Enrique Ibarra.

“¿Qué es lo que estamos exigiendo? Que se nos haga justicia, que se nos trate igual que a todos”, pide la mujer.

Los comerciantes que sí se quedaron en el paseo apoyan a Sandra, y esperan que en los próximos días sus compañeros puedan volver a la venta, pues lamentan, ellos “viven al día”.

MC

 

Anuncios