Busca justicia para ellas en Facebook

  • La página de Sandra cuenta con más de 125 mil seguidores. Foto: Especial
Daniel Gaspar/Mural

Jalisco, México (05 mayo 2018).- “Los Machos nos matan en México” es una página en Facebook que busca reflejar los daños que deja un feminicidio en los familiares de la víctima y de paso difundir las fotos de los responsables para tratar de capturarlos.

La página la creó Sandra Soto en marzo de 2017 y ya tiene 125 mil 705 seguidores de todo el País.

Sandra abrió el sitio luego de que su hermana, Serimar Soto, de 21 años, falleció en un hospital tras ser atropellada presuntamente por su prometido Jorge “N”, el 28 de enero de 2017, en Torreón, Coahuila.

Ella difundió el caso con la foto de Jorge hasta que el 9 de agosto de 2017 -día en que sería la boda de Serimar y Jorge-una persona le avisó que Jorge se escondía en una casa en Parral, Chihuahua y tenía un puesto de hamburguesas.

Sandra avisó a la Fiscalía y él fue detenido.

La mujer aseguró que en su sitio asesora a las víctimas que la contactan sobre sus derechos y a qué instancias deben de acudir.

También difunde fotos explícitas sobre homicidios de mujeres para facilitar que sus familiares puedan encontrarlas si es que están desaparecidas e información para prevenir la violencia de género.

A diferencia de las autoridades, Sandra comparte las fotos de los sospechosos de feminicidio, pues dice que mientras ellos no estén enfrentando un proceso, no se viola el principio de inocencia del Sistema Acusatorio Adversarial.

“Si él es un ciudadano normal que se está tratando de localizar porque es el presunto responsable de esta tragedia, entonces ¿cómo lo vamos a buscar si no mostramos su rostro?”, explicó.

Entre las publicaciones que ha hecho se encuentra el caso de Diana Laura Arias, quien fue asesinada el 29 de abril, en la Colonia San Andrés en Guadalajara, presuntamente por su pareja.

Aunque Sandra es criticada por personas que la acusan de exponer como culpables a hombres sin saber si lo son, ella asegura que confía en que los familiares de las víctimas conocen el contexto de violencia y la clase de relación que tenían.

“En mi caso yo te puedo decir, Jorge asesinó a mi hermana, aunque la Ley lo pueda dejar absuelto”, ejemplificó Sandra.

Para ella es importante seguir publicando los casos aunque sean viejos, porque el dolor y los daños en las familias de las víctimas permanecen.

 

Anuncios